GURRUCHAGA FRANCISCO DE (1766 – 1846)

Es necesario aclarar que la nominación de la calle Gurruchaga corresponde a Francisco y no a su hermano José, como lo expresa la ordenanza municipal correspondiente. Si bien fue también fiel a la causa de la emancipación argentina, Francisco sería aquél  que en tarea conjunta con otros patriotas creara la primera escuadra nacional.


Reseña González Arrili: “En vísperas de la batalla del campo de Castañares, los realistas ocupaban  en la ciudad de Salta las casas de los partidarios que los hospedaban y agasajaban, Tristán paraba en la casa de los Costas; sus segundos en la de Aguirre, en la de Ibazeta, San Miguel o Uriburu. Después de la batalla, camino de la Puna,  Belgrano se alojó en lo de los Gurruchaga, más grande que las otras, y de altos”


Los Gurruchaga era ricos, comerciantes con almacén de paños capaces, como lo hicieron de vestir a un regimiento entero, el llamado “escuadrón de Salteños”, el más elegante de los que participó en las operaciones del Perú.
Los dos hijos mozos de aquella familia, José y Francisco, habían ido a estudiar el bachillerato en la Universidad de Granada, Francisco se enroló al estallar la guerra con Inglaterra y con su hermano y otros americanos asistieron al combate de Trafalgar hasta que los “gabachos” lo tomaron preso. Después andaría preparando alzamientos contra el invasor francés hasta que logró escapar en 1808 hacia su tierra”.


Los habitantes tenían una vida apacible y sin sobresaltos, con la única preocupación de que nuevamente apareciera  otra vez algún pirata inglés como los de 1806 y 1807, y el temor a que nuevos  impuestos pudiesen  agregarse a los ya existentes.

España, desde antaño, utilizaba el régimen de corso, tal como lo hacían países de gran poder marítimo como Holanda, Inglaterra y Francia y poseía hacia 1810 una nutrida legislación al respecto.
La  Primera Junta consideraba  que no sólo debían contar con fuerzas terrestres para asegurar el movimiento emancipador sino una escuadra naval armada y tripulada con marinos capacitados para la lucha que se avecinaba.       


En efecto el dominio del Plata era  vital para Buenos Aires, por su dependencia marítima con el exterior,  y apremiante la idea de integrarla.
La tarea parecía quimérica a muchos patriotas por la falta de recursos y hombres capacitados en el dominio del mar.


Al frente de una nueva institución creada a tal efecto “Mesa de Cuenta Y Razón” se nombró a Benito José Goyena, egresado de la Escuela de Náutica, quien demostraría una buena dirección de nuestras primeras escuadras más extraordinaria capacidad logística del área naval.


En una de las sesiones de la Junta, como principal colaborador de Larrea, se comisionó al diputado por Salta, Dr. Francisco de Gurruchaga  de llevar a cabo la  ímproba tarea de organizar la primera escuadra nacional, el que designó a D. Juan Bautista Azopardo el comando del bergantín 25 de Mayo, nave de 18 cañones y más de cien tripulantes que zarpó el 16 de febrero de 1811, con el objetivo de remontar el Paraná para dar apoyo al general Belgrano, entonces en acciones sobre el Paraguay.


“Treinta y cuatro años iba a cumplir el diputado cuando cayó sobre él el peso de aquel destino. Era hombre atrayente y muy culto, conocía el mundo y los hombres, de “elocuencia viril, llena de fuego, de calor y de vida; de palabra suelta y vibrante, tenía la facilidad de comunicar su entusiasmo y de llevar su decisión  y el arrojo a los corazones”dice González Arrili.


Formó parte después de los asambleístas del año XIII y se volvió a su provincia para continuar la brava lucha contra el realista pertinaz.


Desempeñó una misión diplomática en  Chile y posteriormente gobernaría Salta hasta1831. Don Francisco de Gurruchaga que había heredado una gran fortuna tras las guerras que subsiguieron al movimiento emancipador, nada le quedó.


Así mirando las montañas de nieves eternas y  el cercano cerro San Bernardo su vida se apagó a los 81 años, seguramente recordando los aires juveniles en pro de la Patria nueva.

 

Bibliografía:
Yaben J: Biografías argentinas y sudamericanas.
Burzio Humberto en “Campañas navales argentinas” Tomo IV de la Historia Argentina de Levillier. Pág. 1655 y sig.

Gurruchaga. Calle. Topografía:
Corre de E. a O. A la altura de Bv. Rondeau 800.Se le impuso ese nombre por Ord. 25 del año 1920. Con anterioridad se denominó calle Brown.
Recuerda al patriota salteño, contribuyente a la campaña de Belgrano y creador de la primera escuadra naval de nuestra Patria.