GRANDOLI FLODUARDO

En la última década del siglo XIX Rosario ya no tenía el aspecto abigarrado y heterogéneo  que la había caracterizado en sus inicios como ciudad.


La sociedad todavía era cosmopolita y el intercambio comercial seguía siendo la principal actividad, pero la escala  de su desarrollo era otro. Los pioneros del comercio, los artesanos y los navegantes que habían elegido Rosario para vivir,  consideraban que el progreso era el único destino para ellos y sus descendientes y, por añadidura para la ciudad.


El rápido avance capitalista  -sustentado por la corriente inmigratoria que significaba una fuerte fuerza de trabajo y a la vez un ensanche del consumo interno, más la inversión de capitales extranjeros que financiaban las empresas, les demostraba que ese optimismo tenía fundamento.
Así a fines de esa centuria y a principios de la siguiente, para una franja privilegiada  de los habitantes esas metas se habían concretado.


La definitiva  consolidación del comercio, más un sistema portuario-ferroviario les permitía disfrutar de una excelente situación económica que se apreciaba en la erección de verdaderas residencias con amplios jardines y decenas de habitaciones: verdaderos palacios.
Mientras tanto en la periferia se conformaron los primeros barrios de trabajadores, quienes  debían  hacer verdaderos esfuerzos económicos para construir sus viviendas.


Por ello el 1°de febrero de 1895 abrió  sus puertas el Banco Municipal de Rosario por iniciativa de Floduardo Grandoli  (aunque existía un antecedente del 29 de diciembre de 1893).


Este hombre del poder promulgó la Ordenanza “Carta Orgánica  del Banco Municipal de Préstamos (Montepío) y Caja de Ahorros” conteniendo veinticinco artículos  para cumplimentar el objetivo que anunciara en la inauguración de la institución: “Prestar un importante servicio a la clase trabajadora, resguardándola de ser expoliada.”


Con ese advenimiento se daba “un duro golpe a los usureros que lucraban escandalosamente con el contrato de prenda” asevera Juan Alvarez en su Historia de Rosario. Pág. 528.


En honor a la herencia de sus ancestros, el lema de Floduardo Grandoli fue “servir a la ciudad.”- declara Mikielievich en su Diccionario de Rosario.


Aunque la verdadera apertura del Banco Municipal sería el 1° de febrero de 1896.

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

 

Grandoli Floduardo.Calle. Topografía:

Corre de Este a Oeste, desde el 3000 hasta el 3099 y desde el 3400 hasta el 3499 a la altura de Paunero 2900;  Baigorria 2700 (Estación Nuevo Alberdi).

Se le impuso ese nombre por O. 25 del año 1920.

Recuerda a quien fuera jefe político de Rosario, muerto violentamente mientras desempeñaba ese cargo.