GOULD BENJAMIN (1824 – 1896)

Hasta 1864, la mayor parte de los observatorios astronómicos  se encontraban en el hemisferio norte  y por lo tanto no podían dar cuenta  de un gran número de estrellas australes, por lo que el catálogo de éstas era muy pobre. Gould decidió ocuparse de ese  problema.
Nacido en Boston el 27 de setiembre de 1824, se graduó en el “Colegio de Harvard”.


En Cambridge comenzó a publicar el Jornal Astronómico en 1849 hasta 1861.  


En 1865 cuando nuestro Domingo Faustino Sarmiento se desempeñaba  como ministro argentino en Estados Unidos, conoció a Gould, primero graduado  en el “Colegio de Harvard”  y después excelso alumno en  matemática y astronomía con Carl Friedrich Gauss en  Alemania, mientras simultáneamente publicaba con sólo 20 años, 20 artículos sobre observación y movimiento de cometas y asteroides.
Además Gould fue uno de los primeros en el mundo que aplicó la fotografía a los estudios astronómicos, a partir de 1866.


El científico le manifestó sus deseos de viajar a la Argentina  ofreciéndole le sus servicios científicos para realizar estudios estelares del hemisferio sur.


La propuesta encontró favorable acogida  de inmediato pero  la empresa no se llevó a cabo entonces debido a que el presidente de la República, Mitre, debió partir  en 1865, a la guerra que manteníamos con el Paraguay, guerra  que absorbía  totalmente la atención del gobierno argentino.


 Por lo tanto Gould debió posponer su venida  a nuestra Patria, logrando concretarla recién cuando las elecciones celebradas en abril de 1868 consagraron  el binomio  Sarmiento – Alsina.


El científico llegó en 1870 y tuvo que esperar pacientemente la llegada de los aparatos encargados a una firma europea.Mientras tanto, comenzó a simple vista y  con ayuda de un anteojo de teatro a investigar nuestro cielo y el  24 de setiembre de 1871 presentó un mapa del cielo austral.


A mediados de la década de 1870, sus fotos astronómicas, de muy alta calidad, fueron elogiadas en todo el planeta y muchas de ellas premiadas internacionalmente. Además le cabe el honor de ser pionero en determinar longitudes por medios telegráficos, y empleó del cable Atlántico para establecer relaciones de longitud entre Europa y América.

Fecha que sería la inauguración del entonces llamado Observatorio Nacional Argentino (llamado luego Observatorio Astronómico de Córdoba), que contaba con más de 7.000 estrellas registradas que se publicaron en la Uranometría argentina de 1879, su obra mayor, por la cual recibió en 1883 la medalla de oro de la Sociedad Real de Astronomía.


Entre sus trabajos debemos mencionar su Catálogo de Zonas  de 1884, donde dejó registradas 73.448 estrellas cuyas posiciones fueron fijadas con muy buena precisión. De esta manera Gould y el Observatorio de Córdoba subsanaron la deficiencia de los catálogos australes.
Más adelante volvió a publicar tal registro  en 1885, al término de   su función de Director del Observatorio Astronómico de Córdoba (1871 Y 1885).


Regresó a su tierra natal donde falleció el 26  de noviembre de 1896.

Según el astrónomo  Gustav Müller de Potsdam “son los frutos más preciosos de la vida laboriosa de Gould, que inmortalizaron su nombre y le aseguraron  el agradecimiento de los astrónomos de todos los tiempos y de todos los países…”

 

Bibliografía:
Paolantonio Santiago y Minniti Edgardo: Uranometría Argentina. Historia del Observatorio Astronómico Nacional Argentino. Universidad Nacional de Córdoba, 2001.

Gould. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. desde 800 hasta 999, a la altura de calle Eva Perón 3300.
Se le impuso ese nombre por D. 3 del año 1905.
Recuerda al astrónomo estadounidense graduado en Harvard, quien fuera el fundador del primer observatorio astronómico del país. Llegó al país en 1870 convocado por el entonces presidente de la Nación Domingo Faustino Sarmiento.