GONZÁLEZ SABATHIÉ LUIS (1905 – 1957)

Fue médico, científico y docente de enormes méritos y justo renombre, nacional e internacional, pero siendo mucho eso. Es que junto con todo ello, no lo fue todo. Es que el doctor González Sabathié fue un humanista, porque hizo del hombre, con sus complejidades, su centro de interés permanente. En efecto, dedicó su vida a dedicar a cuidar un órgano vital del hombre como es el corazón.

A comienzos del siglo XX el doctor Clemente Alvarez desde el Hospital Rosario (que hoy lleva su nombre) comenzó con las primeras publicaciones cardiológicas en Rosario.

El verdadero nacimiento de la Cardiología lo debemos ubicar en el año 1937, cuando el doctor González Sabathié creó el primer Dispensario Cardiológico que se llamó “Dispensario de la organización de ayuda al cardíaco en el litoral argentino” en la Sala 17 del Hospital del Centenario. Cátedra del Prof. Staffieri.

En la década del 40 al 50 González Sabathié junto a Fernando Gaspary, Víctor Terán, José Severino, César Vidal y otros trabajando en la Sala de cardiología del Hospital Freyre, con una dosis de artistas, de héroes y un poco de santos se propusieron crear una Sociedad de Cardiología en Rosario.

Tardaron cuatro años en cristalizar sus sueños y el 17 de noviembre de 1954 todos ello dieron vida a tal institución científica, cuya presidencia fue ocupada por González Sabathié.

Año en que Rosario construía su Monumento Nacional a la Bandera (el que sería inaugurado en 1957), cuando Rosario Norte era un ferrocarril con un intenso movimiento de pasajeros, cuando el tranvía era el único medio de transporte de la ciudad y cuando las calles céntricas aún estaban abiertas al público ( no existían las peatonales).*

En 1940 la Dirección municipal de Cultura le otorgó el premio “Ciencias médicas y aplicadas a la medicina” por dos producciones “Temas de cardiología” y “Las cardiopatías y el problema médico social”. Asevera Mikielievich: También publicó “La realidad sobre la hipertensión arterial” (Carta para los enfermos).Buenos Aires, 1946 (222 págs.)

Coninuaría así sin descanso investigando sobre las enfermedades del corazón, y viajando con el objetivo de conocer centros científicos de avanzada dentro de su cátedra; así en 1948 concurriría al Tercer Congreso Interamericano de Cardiología, invitado por la Asociación de Cardiología realizado en Chicago, Estados Unidos; trasladándose después a Europa donde visitó el “Hospital de la Pitic de París” y el “Nationa lHeart Institute de Londres”.

Aparte el doctor González Sabathié poseía una vasta cultura fuera de su especialidad, pues le apasionaba la música y la pintura. Tocaba el piano para distenderse e incluso compuso un tango en homenaje al bohemio pintor Froilán Ludueña, de quien era amigo.

En enero de 1957 sufrió un infarto y falleció el 2 de julio de ese año a los 52 años.*

Bibliografía:
La expuesta en el texto.
Garófalo Florencio B: “Historia de la cardiología de Rosario”.

González Sabathié. Cortada. Topografía:
Corre de E. a O. entre las calles Benegas y Navarro, desde la calle Kay a la de González del Solar.
Se le impuso ese nombre por O. 1859 del año 1966.
Recuerda el eminente cardiólogo rosarino de nombre homónimo (1905 - 1957).