FRONDIZI ARTURO (1908-1995)

El 13 de enero de 1958, diez mil sabios peticionaron al mundo en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la no continuidad de las pruebas nucleares.


En febrero, Estados Unidos lanzó desde Cabo Cañaveral el primer satélite artificial, el Explorer I.


El 30 de junio la Universidad de Buenos Aires creó EUDEBA (Editorial Universitaria Argentina).


El 13 de setiembre se promulgó la ley del Estatuto del Docente.


Desde el 1º de mayo de 1958, cuando asumió como presidente, Arturo Frondizi, el enfrentamiento entre los hermanos se hizo público.


Risieri, defensor de la enseñanza pública, laica y gratuita y el otro Silvio había creado en 1950 la primera organización de la Nueva Izquierda.


Arturo Frondizi nació el 28 de octubre de 1908 en Paso de los Libres, provincia de Corrientes.


Fue el decimotercer hijo de Isabella Ércoli de Frondizi y de Giulio Frondizi. Este había aprendido el arte de la albañilería de su padre.


La pareja, poco después de casarse, había llegado al país a comienzos de la década de 1890 provenientes de la ciudad italiana de Gubbio. Giulio logró una posición holgada para su hogar como contratista de obras.


A mediados de los años 1920, Frondizi jugó al fútbol como defensor en las categorías inferiores del Club Almagro.


En alguna ocasión afirmó ser fanático de dicho club. En 1926, sufrió una grave lesión en un brazo, consecuencia de una mala caída.


El periodista Ariel Scher dijo: “Cuando se quebró, preocupó a todos sus compañeros, y en particular a Raúl Colombo, con quien compartiría el afecto, tanto en la política como en el deporte, a lo largo de su existencia”.


En 1923, en compañía de su hermano Silvio y su padre, viajó a la provincia de Buenos Aires. Luego, los hermanos concurrieron al Colegio Nacional Mariano Moreno.
 En 1925, antes de cursar el último año del bachillerato, Arturo intentó ingresar en el Colegio Militar de la Nación, pero fue aplazado.


Durante esos últimos años de bachillerato, dio un vuelco a su vida, empezando a preocuparse más por los estudios, dejó de lado los juegos y deportes.


De esta forma, durante el quinto año, sus notas comenzaron a mejorar. Ya como un estudiante distinguido, empezó a colaborar en el diario estudiantil Estimulen.


Afiliado a la Unión Cívica Radical en los años 1930, Frondizi fue uno de los líderes que renovaron esa fuerza en la década de 1940 al dar origen al Movimiento de Intransigencia y Renovación.


En 1946 fue elegido diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires. En las elecciones de 1951 integró la fórmula presidencial de la UCR como candidato a vicepresidente, junto a Ricardo Balbín, que fue derrotada por la fórmula peronista.


En 1946 fue diputado nacional radical llegando a ser el legislador más respetado por la oposición.


En mayo de ese año, gracias a un pacto convenido con Perón, la fórmula Arturo Frondizi-Alejandro Gómez obtuvo 4.070.000 votos contra 2.550.000 de Balbín, para ocupar el Poder Ejecutivo de la Nación.

Señala Félix Luna en sus “Diálogos con Frondizi” que: “Aunque el presidente contaba con una firme mayoría en el Congreso y la solidaridad de todos los gobiernos provinciales, carecía de base real en los que se dieron en llamar eufemísticamente, “factores de poder”.


Los militares cuestionaban su legitimidad, y coincidían con los nacionalistas respecto a las críticas hacia el “entreguismo” económico, la izquierda acordaba en los mismos puntos, agregándole la ingerencia del clero en las aulas, el campo a su vez, fustigaba al presidente por no haber sido contemplado dentro de suplan de desarrollo inmediato, básicamente industrial y los sindicatos se le enfrentaban por las medidas de ajuste salarial.”


En 1954, editó Petróleo y política, un libro-denuncia sobre la actividad de las empresas petroleras en Argentina, y propuso el monopolio de YPF sobre el sector petrolero.


 El libro se transformaría en un superventas al año siguiente, durante los acalorados debates sobre los contratos petroleros firmados por Juan D. Perón y la Standard Oil de California; gracias a esto, y al logro de la reapertura de la revista “Qué!”, Frondizi se posicionaría en un primer plano de la escena política, dándole más refuerzo a su fama de intelectual y a su perfil izquierdista.


La fiesta duró poco nos dice Lanata: “En 1959 cayeron seriamente los niveles de producción y empleo, especialmente en el nivel industrial, se devaluó el peso, hubo importantes aumentos del costo de vida, se eliminaron los subsidios y controles de precios y aumentaron las tarifas de servicios públicos”.


Dicho año fue caracterizado por la suma incomprensión, cuando grandes sectores populares se sintieron traicionados por un gobierno cuyos planes eran ejecutados por un elenco del que desconfiaban.


En marzo de 1962 fue depuesto y las Fuerzas Armadas se dividieron en Azules y Colorados.


Producido el derrocamiento, la CGT emitió un documento titulado “Por respeto a la voluntad popular y a la Constitución”, en el que proclamaba que el golpe de estado significaba la destrucción de las instituciones básicas de nuestro sistema republicano.


El 18 de abril de 1995, tres años después de haber recibido la condecoración de la Medalla de oro del Ejército Argentino, falleció a los 86 años en el Hospital Italiano de la ciudad de Buenos Aires por causas desconocidas.


Su muerte pasó tan desapercibida, que hasta hoy en día es muy difícil averiguar la causa exacta de ello.


Sus restos fueron inhumados en el cementerio de Olivos. Tres años después de su fallecimiento, en 1998, la fundación Konex premió a la memoria del ex presidente con la condecoración de honor.


El 3 de abril de 2008, a casi cien años de su nacimiento, y estando remodelándose el museo de la Casa Rosada, una empleada notó que faltaban el bastón y la banda presidencial que Frondizi había donado diecisiete años antes al museo.


Nunca se encontraron explicaciones para este hecho, ya que había cuatro cámaras de seguridad alrededor del sector del museo, y para ingresar en él se tenía que dejar la huella digital, pero, aparentemente, no se consiguió avanzar en la investigación de este caso.

frondizi.html

 

 

Bibliografía:
La expuesta en el texto.

Frondizi. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. paralela a Nansen 100.

Recuerda al político argentino, Arturo Frondizi, presidente de la Nación, desde 1958 a 1962. Durante su gestión promovió el desarrollo de la producción y el comercio pero no pudo vencer la ingerencia de otros políticos que lo llevaron a la derrota.

Fue un abogado, periodista, docente y político argentino, que fue elegido presidente de Argentina y gobernó entre el 1 de mayo de 1958 y el 29 de marzo de 1962, cuando fue derrocado por un golpe de Estado militar.