FRANCO RAMÓN


Afirma Francisco N. Núñez: “Más de doscientos mil porteños avistaron la llegada del primer vuelo, comandado por Ramón Franco, que unía España y Argentina.


Había pasado el mediodía cuando ese punto oscuro en el horizonte sobre el río marrón y en dirección a Montevideo se agrandó y la muchedumbre por fin estalló en una ovación sólo sobrepasada por las bombas de estruendo o el vozarrón de los locutores de las broadcasting L. Z. O. Esa emisora de la nación emitía las novedades del viaje no sólo destinadas a los primitivos y escasos receptores, sino también por los altavoces encaramados en los camiones del matutino estacionado desde el día anterior en dos enclaves estratégicos de la avenida Costanera y su balneario municipal: por entonces y por ese medio ,la multitud que esperaba el puñado de españoles corajudos, se enteró que finalmente la llegada sería la mañana siguiente , el 10 de febrero de 1926.


Muchos retornaron frustrados a sus hogares o fueron a seguir las noticias frente a la vitrinas de La Nación (en calle Florida) o las de La Prensa (sobre Avenida de Mayo)...


Buena parte de la multitud pernoctó a la luz de las farolas costera. No querían perder el lugar conquistado y fueron quienes mejor avistaron el Plus Ultra, que picó sobre la costa y la multitud deliró”.


Evolucionó tres veces sobre la ciudad y, a excepción de los hospitales, las viviendas y los negocios estaban vacías.


En la cabina, el empecinado comandante Ramón Franco, un militar de infantería española que, todo un héroe en la guerra de Marruecos, se aferraba a los comandos del hidroavión alemán Dornier Wal armado en Pisa, Italia, cuyos motores ingleses sumarían 61 horas y 44 minutos de vuelo en siete etapas desde la partida del puerto de Palos, diecinueve días antes.


Silvia Pisan agrega: “Los cuatro españoles tripulantes del Plus Ultra fueron héroes. Rara combinación de destinos la que pareció perseguir a estos cuatro hombres, midiendo su coraje entre la vida y la muerte. Entre la pasión que empuja al éxito y desafía el fracaso.. Tres eran militares y uno de ellos marino, aviador naval. Cumplieron lo que soñaban: volaron sobre el océano de costa a costa.”


Ramón Franco, que a poco de regresar a su patria, vio a su hermano Francisco ascender como el general más joven de Europa, - quien después sería “el Generalísimo de España” –


Intentó otro raid en 1938 a New York, más fracasó en el Atlántico de donde fue rescatado. El percance y otras tribulaciones las atribuyó a intrigas que desgranó en su libro Águilas y garras, prohibido por la monarquía .


Se declaró republicano de izquierda, aunque no comunista; se le quitaron los honores y también el grado militar.


Demostró estar con las huestes republicanas, declamó desde las tribunas (donde se accidentó en un acto hecho que se consideraría sospechoso).


Conoció la cárcel desde donde se fugó en un auto que le llevó el mecánico Rada y con el que había querido volver para instalarse en la Argentina.


De golpe hizo un giro político de 360°, le dio un espaldarazo a los republicanos y se alistó en las filas monárquicas de su hermano Francisco.


Un extraño accidente aéreo cerca de Las Baleares acabó con su vida a fines de octubre de 1938.

 

Bibliografía:
Juárez Francisco: “La conquista aérea de América” en diario La Nación. Buenos Aires ; 11 de febrero de 2001.
Pisan Silvia: “Por mi hermano me convertí en un héroe en la escuela”.Art. del mismo diario y misma fecha.

Franco. Cortada . Topografía:
Corre de E. a O. desde1600 hasta 1799 a la altura de Bahía Blanca 400.
Carece de nombre oficial.
Recuerda al aviador español que realizó la insuperable hazaña de unir España y la Argentina en febrero de 1926.

8 de marzo de 1926, el Plus Ultra en Rosario
La tripulación del hidroavión “Plus Ultra”, que días atrás había arribado a Buenos Aires, fue agasajada eufóricamente por la colectividad española de Rosario, convocada por la comisión constituida al efecto por don Angel García (Uno de los fundadores de Tienda La Favorita). Una multitud dio la bienvenida a los aviadores, acomáñándolos desde el aeródromo hasta el palacio municipal, donde fueron recibidos por el intendente Manuel V. Pigneto y el jefe político Juan Cepeda. La plaza 25 de Mayo quedó por completo colmada.
Durante los tres días que permanecieron en la ciudad participaron de banquetes en el Club Español, la Casa de Galicia y el Consulado de España. También se le tributaron homenajes en el Jockey Club y el teatro Colón.
La tripulación estaba liderada por el comandante de infantería Ramón Franco, hermano menor del futuro gobernante de España, el “Generalísimo Francisco Franco, quien murió años más tarde en un accidente de aviación en las islas Baleares.
El hidroavión fue donado por el rey de España a la Argentina y se encuentra en el Museo de Luján.