FOTHERINGHAN IGNACIO HAMILTON (1842 - 1925)

 

En setiembre de 1893 el primer chispazo de revolución radical, tuvo expansión en toda la Nación- según expresara el Dr. Leandro Alem, al caer prisionero en la ciudad de Rosario - donde había establecido su cuartel general.

Preparada la defensa de los poderes constituidos en Córdoba, tomó el mando de la División del centro, el Teniente general Nicolás Levalle, quien tenía como su brazo derecho al valiente general Ignacio H. Fotheringhan, cuyo estado mayor lo componían jefes y oficiales del Ejército de línea y algunos de la Guardia nacional.

Según el historiador Miguel Angel De Marco: "Ignacio Hamilton Fotheringham llegó al país a comienzos de 1865. Había nacido en Southampton, Inglaterra, el 11 de setiembre de 1842, en un hogar cuyo padre en su función de coronel de ingenieros y como veterano de Waterloo había recorrido el mundo y vivido inquietantes experiencias en la escuadra de la India Oriental, obligando a su hijo a incorporarse al cuerpo naval".

El joven con el ímpetu impensado propio de la juventud, provocó un incidente en una mezquita en Bushire al no aceptar descalzarse según la costumbre mahometana, y como consecuencia fue dado de baja de la Armada y vuelto a su tierra natal, donde para entonces vivía exilado de la Confederación Don Juan Manuel de Rosas junto a su hija, con quienes trabó cierta amistad.

Aconsejado por Terrero, esposo de Manuelita Rosas, los Mulhall y los Kenn, decidió viajar al Río de la Plata, y ni bien llegado se dirigió a la célebre estancia de Los Cerrillos. Después pasó a La Carolina y en Baigorria, aunque las faenas rurales no le eran muy satisfactorias.

Al estallar la guerra del Paraguay cambió su destino bruscamente, de pacífico hombre de campo se convirtió en aguerrido hombre de armas, al ser convocado por el general Mitre después de una carta que "el inglesito le hiciera llegar exponiéndole sus antecedentes en la marina".

Iniciada la campaña se largó al campamento de Ensenadita pues no se quería perder el bautismo de fuego de las fuerzas argentinas en Pehuajó, donde la imprudencia del coronel Conesa provocó grandes pérdidas de vida.Peleó en Estero Bellaco, en Tuyutí y en Boquerón, a la que gráficamente - aclara De Marco- tituló un infierno. En Curupaytí, el 22 de setiembre de 1866 prácticamente fue el último amigo que lo abrazó antes de morir.

Regresó al país por la rebelión de Cuyo, hasta que se incorporó al Ejército de Línea, acompañando a su amigo julio A. Roca en la campaña contra los revolucionarios de 1874, donde consiguió los entorchados de general en el fragor de la batalla de Santa Rosa, y como era lógico acompañó a su amigo a la Campaña del Desierto, a tal punto que en la pintura de Blanes se lo halla con su sable al lado del general Levalle, Racedo, Villegas, Winter, Uriburu, Fernández Oro y otros tantos sobresalientes jefes que hubieron logrado el triunfo de tan titánica hazaña.

No era dispuesto a recibir homenajes en vida, y lo demostraría cuando se denominara Paso Fotheringham, por haberlo cruzado en forma riesgosa, al ubicado a 4 km. de la unión del río Neuquén con el Limay, y también cuando el general Victorica dispuso que se nominase a un baluarte en el Chaco, fortín Fotheringham, aunque debió aceptar tales imposiciones.

En 1883 se le asignó la gobernación de esa provincia con sede en Formosa, ascendiendo tres años después a general de brigada, lugar que ocupó hasta 1893.

Como director interino del Arsenal de Guerra finalizó el armado y fabricación de cartuchos máuser.

En 1904 después de 40 años de servicio corridos en las fuerzas armadas, más el agregado de las campañas que sumarían 59 años, se retiró a Río Cuarto, donde vivió hasta su muerte acaecida el 14 de octubre de 1925.

Dejó escrito un valioso aporte para la historia militar de su patria adoptiva, que denominó: "Vida de un soldado o reminiscencias de las fronteras".

 

 

Bibliografía:

De Marco Miguel Angel. Capítulo de su libro. "De los hombres, la Patria y el coraje".

Grassino Luis y Cristina De Lorenzo : "Hombres y hechos en la Historia argentina". Edit. Abril. 1972.

 

Fotheringham. Cotada. Topografía:

Corre de E. a O. entre las calles Biedma y Quintana, desde el pasje Carranza a la calle Entre Ríos .

Se le impuso ese nombre por Decr. 24505 del año 1960.