FONTEZUELAs

En las primeras décadas siglo XVII, se colonizaron las tierras que correspondían al  partido conocido como “Fontezuelas” y “Pergamino”, proviniendo tales designaciones de “Río de las nutrias" y "Dormida” (posada), situado en sus inmediaciones de las tierras que habían sido otorgadas en merced por el rey de España a Romero de Pineda en 1689, que se denominó Pago de los Arroyos. Territorio que con el transcurso del tiempo tomaría el nombre de ciudad de Rosario.


Ese paraje en 1750, ya era conocido como Pergamino y sería posta como consecuencia del tráfico existente con destino a Córdoba, debiéndose  necesario la construcción de un fuerte, a efectos de contener la defensa que los indígenas hacían al avance europeo.


Treinta años después, en 1780, se creó la Vice parroquia y posterior parroquia, para afianzar más la seguridad del “Fuerte de Pergamino”, determinando con ello un buen aumento de habitantes en el “Pago”.


En 1784, esa mayor población posibilita la elevación al rango de Partido.


En 1785 se eligió el primer “Alcalde de Hermandad”; autoridad que traspasó al poder Colonial en 1810.


En abril de 1815, se produjo el “Motín de Fontezuelas”, acción adoptada por los oficiales comandantes del ejército de Buenos Aires, en ruta hacia Santa Fe, con significativos resultados.


Desde el campamento de Fontezuela, que fue llamado “Campamento de la Libertad”, el ejército amotinado emitió una proclama firmada por 46 oficiales, liderados por Álvarez Thomas, Juan Izquierdo, Julián Vega y Eusebio Valdenegro.

fontezuelas.html

El levantamiento tuvo como justificación siguiendo cuatro propósitos:


1.-La protección dada a los españoles europeos, a los que se les asignaba los mejores empleos.


2.-La postergación de militares que habían luchado en los campos de batallas.


3.-La existencia de una administración corrupta.


4.-La promoción de una nueva guerra contra la Banda Oriental, con la cual la mayoría estaba en desacuerdo.


Esas tropas que había enviado Carlos María de Alvear, Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, hacia la provincia de Santa Fe para enfrentarse con las huestes de la Liga de los Pueblos Libres, conformada por la Banda Oriental, Corrientes, Entre Ríos y Córdoba –además de Santa Fe– y liderada por don José Gervasio de Artigas, donde aquella se había hecho fuerte y desafiaba abiertamente al gobierno porteño, se sublevaron en contra del poder de Buenos Aires.


Estas palabras se pronunciaron el 3 de abril de 1815: “Cuando un pueblo valiente, generoso y lleno de virtudes se ve ajado, oprimido y degradado por la pequeña facción de hombres inmorales y corrompidos que en la actualidad componen y son los agentes del gobierno que representa el general Alvear, es un deber sagrado de sus hijos librar a sus hermanos y compatriotas de los horrores que sufren”.


Los contundentes términos transcriptos en el párrafo de inicio tuvieron un efecto rápido y directo, pues provocó la renuncia del Director supremo, el que había sido designado por la Asamblea General Constituyente en enero de ese mismo año, siendo reemplazado por su tío, Gervasio Antonio de Posadas.

 


 

Bibliografía.
López Vicente Fidel:”Historia de la República Argentina…”Tomos II, II y IV. Buenos aires, 1883 y 1885.

Fontezuelas. Pasaje. Topografía.
Corre de E. a O. desde Ovidio Lagos  a Pueyrredón a la altura de 2700.
Carece de designación oficial.
Recuerda la sublevación producida en ese lugar que significó la caida de Alvear.