FAVALORO RENEÉ (1923 – 2000)

El más consagrado de los cardiólogos argentinos nació en 1923 en La Plata, provincia de Buenos Aires, en un lugar denominado “Barrio Mondongo”, donde tuvo desde niño una vida extremadamente modesta.. Su padre era carpintero y su madre modista.

Observando las tareas de su padre adquirió una impensada habilidad manual y como su hermano que también sería profesional, estudió con profunda dedicación alternando los estudios con la práctica de fútbol.

En 1949 se graduó de médico en la Universidad de su ciudad natal y trabajó brevemente en el Hospital Policlínico pero de entrada a su carrera tuvo la idea fija de ejercer en un pueblito del interior. Fue así que se radicó en La Pampa, en un poblado llamado Jacinto Aráuz, para reemplazar temporalmente al médico local, quien tenía problemas de salud.

Allí ejerció durante doce años, cuyas ideas, vivencias, actitudes y emociones felices narra en su libro “Recuerdos de un médico rural” aunque vivió momentos difíciles por las necesidades sanitarias que encontró y que él supo sortear con el apoyo incondicional de su esposa y con el arribo de su hermano también médico con quien creó en los dos últimos años de su estadía, una sala de cirugía.

A su vez, leía bibliografía médica de avanzada especialmente aquella referente a cirugía toráxica.
Antes de instalarse en Buenos Aires viajó a Estados Unidos, a la Cleveland Clinic con el propósito de perfeccionar sus conocimientos en cardiología. Allí permaneció diez años dedicándose a la investigación y a la práctica de modernas técnicas quirúrgicas. A fines del año 1960 empezó a estudiar una técnica para utilizar a vena safena en cirugía coronaria.

La sencillez de manera, la finura en el trato, el don de gentes y una completa entrega a la práctica de la medicina a lo largo de dos décadas, le granjearon pronto unánime consideración y respeto de sus capacidades científicas.

Las ofertas de clínicas de prestigio internacional, que Favaloro recibió no cambiaron su objetivo de regresar a su patria a fin de difundir conocimientos sobre la prevención y tratamiento de enfermedades.

Ya en Buenos Aires, a principios de la década del 70 como hombre práctico, no perdió el tiempo en fantasías y se abocó a crear un instituto clínico- quirúrgico dotado de laboratorios, sala de charlas informativas, consultorios, salas de consultas inter -hospitalarias que le hicieran y particularmente de cirugía. Proyecto que llevó a la práctica.

Era su objetivo darle una especial atención cardio – vascular. Instituto semejante a la universidad de Medicina de la ciudad, y que llamó Fundación Favaloro.

Fue miembro activo de 26 sociedades científicas y honorario de 43, recibiendo incontables distinciones internacionales entre las que se destacan :el premio John Scott en 1979; otorgado por la ciudad de Filadelfia; la creación de la cátedra de cirugía Reneé Favaloro en la Universidad de Tel Aviv, Israel1980; el premio de Maestro de la Medicina Argentina 1986;elpremio Distinguished Alumnus Award de la Cleveland Clinic Foundation (1987); The Gaidner Foundation Internacional Award, otorgado por la Gaidner Fundation de Toronto (Canadá, 1987) y el premio
Príncipe Mahidol, otorgado por el rey de Tailandia (Bangkok, Tailandia (1999). Le otorgaron por esos años otros tantos reconocimientos y homenajes mundiales que sería largo enumerar.

La profunda crisis económica y social de nuestro país en el 2000, creó irrebatibles trabas en el funcionamiento y futuro de esa empresa médica y después de golpear puertas sin obtener respaldo alguno, para evitar el quiebre de su clínica considerada como una de las mejores centros de atención en el área cardiovascular del mundo, decidió escribir una carta dirigida al presidente de la República De la Rúa criticando el sistema de salud, y al no obtener respuestas, el 29 de julio de ese año, se quitó la vida.

Bibliografía:
Favaloro Reneé: “Recuerdos de un médico rural”. Buenos Aires, 1980.
Idem autor. “De la pampa a los Estados Unidos”. Buenos Aires, 1992.

Favaloro. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. a la altura de Gorriti 5400.
Carece de designación oficial.
Recuerda al médico argentino Reneé Favaloro reconocido mundialmente por haber realizado el primer bypass cardíaco del planeta.