FALLA MANUEL de (1876 – 1946)

G. Jean Aubry en su obra “La música y las naciones “publicada en París y Londres en 1922, describe a Manuel de Falla en esta forma: ...”hombre de talla menuda , moreno, nervioso, mirada penetrante y ojos agudos bajo una frente resuelta, rostro de tipo andaluz en el que se reconocía la proximidad árabe, rostro en el que se reflejaba vivamente toda la  España.”

Nacido en Cádiz , el 23  de noviembre de 1876, comenzando sus estudios en esa tierra, desde muy temprana edad descubrió que la música popular de España merecía un lugar importante en los teatros del mundo.

En la ciudad capital recibió enseñanzas de piano y composición  por los eximios profesores José Trago y Federico Perdrell respectivamente,  obteniendo el primer premio en el Conservatorio de Madrid, con apenas catorce años.

De 1890 a 1904 trabajó incansablemente tanto como pianista como compositor persiguiendo obsesivamente los encantos y misterios del lenguaje folklórico de su país.

Radicado en París en 1907, consolidó con Maurice Ravel, Claude Debussy y Paul Dukas una amistad que resultaría de crucial relevancia para explicar los aspectos impresionistas de su obra.

En 1915 regresó a España  y daría a conocer los “Nocturnos”que se había resistido a publicar en Francia. Transformados en tres movimientos para piano y orquesta , los bautizó “Noches en los jardines de España” y los definió como grupo de “impresiones sinfónicas” sobre Andalucía.

Nos dice Miguel Angel De Marco: Don Manuel arribó a Buenos Aires el 18 de octubre de 1939, invitado por la Institución Cultural Española. La Guerra Civil había sacudido hondamente su espíritu. Según Pedro Massa , llevaba cerca de tres años hundido en un sillón, casi imposibilitado de mover las piernas.

Sin embargo, aceptó gustoso prestigiar con su presencia el 25° aniversario de esa entidad señera, y se embarcó en el vapor italiano Neptunia el 2 de dicho mes en Barcelona.

“Llegaba –dice el notable escritor español – en un estado físico realmente impresionante: consumido, pálido, hecho una pavesa. No tenía más que ojos y aquella sonrisa ancha y dulce, que era como la flor de su simpatía.”

Como no podía ser de otra manera , el recibimiento fue apoteósico. Los grandes diarios y aún las incipientes radios le dedicaron importantes espacios al autor  de “El amor brujo”, “El sombrero de tres picos”, y la ópera de cámara “El retablo del maese Pedro”.

Falla junto con su hermana María del Carmen que sería la fiel protectora para que terminase su obra “La Atlántida” se alojaron en un lujoso hotel porteño, más no tardarían en descubrir que ese no era el clima propicio para el maestro y se trasladaron a una estancia próxima a Buenos Aires , en cuyo casco según su biógrafo – don Manuel  se sintió feliz al contemplar unos arriates de claveles que le recordaron su quinta con huerta y frutales, su carmen granadino.

De vuelta a España trabajaba a destajo en su famosa cantata inspirada en el poema  de Mosén Jacinto Verdaguer, que pensaba terminarla en un año y que por designio del destino, recién se estrenaría dos décadas después de su muerte.

En noviembre de ese mismo año regresó a Argentina – pese a su salud endeble – para cumplir con el compromiso de dirigir cuatro conciertos en el Teatro Colón.

Más decidió buscar en los paisajes cordobeses de Villa del Lago, junto al espejo de agua del San Roque, un remanso para apreciar el apacible perfil de las sierras chicas.

Pasó de allí al chalet Los Espinillos en Alta Gracia, donde vivió  sus últimos siete años de vida – donde llegó siempre buscando distancia al régimen franquista y donde murió a fines de 1946.

Su paso por nuestro país dejó muchos seguidores de su obra.

 

Bibliografía:

De Marco Miguel Angel: Manuel de Falla. Art. del diario La Capital. Rosario, 30 de julio de 1995.

Castiñeira de Dios José: “El exilio de Manuel de Falla”. Art. del diario La Capital . Rosario, 14 de junio de 1996.

 

 Falla, Manuel de. Cortada. Topografía:

Corre de N. a S. desde F. J. Berrini  hasta Palestina.

Se le impuso ese nombre por D. 4672 del año 1977.

Recuerda al célebre compositor español de nombre homónimo (1876 – 1946)