ESTERO BELLACO (Combate del 12 de febrero de 1866)

La guerra del Paraguay fue precedida por una serie de acontecimientos que preanunciaron el estallido.


El general uruguayo Venancio Flores que comandaba un grupo disidentes liberales uruguayos, Colorado, quien había contado con la colaboración de Mitre en Buenos Aires, invadió la Banda Oriental con la intención de derrocar al presidente que era del Partido Blanco (tradicionalmente ligado al federalismo y aliado con el Paraguay.)


El presidente Solano López declaró la guerra al Brasil por intervenir en ayuda de Flores durante la invasión.


La Argentina que se había mantenido neutral, comprometió esa neutralidad al permitir que naves de guerra brasileñas apareciesen en aguas territoriales  para actuar en Mercedes y Paysandú.


El presidente López solicitó permiso para cruzar con su ejército por territorio correntino hacia territorio brasileño y ante la negativa de Mitre declaró la guerra a al Argentina en marzo de 1865.Las fuerzas paraguayas invadieron Corrientes y poco después ocuparon la ciudad.


La Guerra de la Triple Alianza (1865 y 1870) ha sido uno de los más trágicos acontecimientos de América. Llamada en Paraguay como Guerra contra la "Triple Alianza", fue un enfrentamiento bélico donde la República Argentina, el Emperador del Brasil y el Partido Colorado de la República Oriental del Uruguay, se unieron en alianza ofensiva y defensiva en la guerra promovida por el Imperio del Brasil contra los gobiernos paraguayo y uruguayo.


EL tratado de la Triple Alianza,  confió al general Mitre el mando del ejército aliado.


Una dolorosa sucesión de enfrentamientos, Estero Bellaco,Tuyutí, Boquerón, Curupaytí, Humaitá y otros, fueron verdaderos campos de exterminio para miles de hermanos americanos.

La Batalla de Estero Bellaco fue uno de los combates más sangrientos de la Guerra de la Triple Alianza.

 

Este estero está situado en el Departamento de Ñeembucú, Paraguay, a orillas del río del mismo nombre. Al sur se encuentra la República Argentina.


Combate en Estero Bellaco


El 16 de abril de 1866 pasaron el río tropas brasileñas al mando del mariscal Osorio y se establecieron en el Fuerte de Itapirú. Luego, el mismo día, cruzó el general Flores al frente del primer cuerpo del ejército de Argentina y de una división de infantería uruguaya. Al día siguiente lo hicieron las tropas de Paunero.

El general Flores y su vanguardia, comandada por el mercenario español León de Palleja, posicionado en Estero Bellaco, fue atacado el 2 de mayo por una fuerza paraguaya de 6000 hombres con cuatro piezas de artillería. Los paraguayos prácticamente arrollaron a las tropas aliadas, en completa confusión hasta que estas fueron auxiliadas por doce batallones de reserva.

En efecto, cuando la vanguardia del ejército aliado había sido derrotada, el coronel José Eduvigis Díaz, comandante de las tropas paraguayas, quiso ir más allá todavía. En vez de ordenar en el acto la retirada, toda vez que el objetivo de la operación ya había sido cumplido, se empeñó en una temeraria persecución para estrellarse contra el grueso del ejército aliado. La carga fue efectuada por el coronel Elizardo Aquino, quien chocó contra las ya recuperadas tropas aliadas y hubo de soportar la presión de todo el poder del oponente. Las bajas fueron altas para ambos bandos. La intervención brasileña en la retaguardia fue crucial para impedir una penetración más profunda de los paraguayos.


En esta batalla librada el 2 de mayo de 1866, el ejército paraguayo sufrió 1700 bajas entre muertos y heridos. Asimismo, 300 de sus hombres fueron tomados prisioneros por las tropas integrantes de la Triple Alianza: Argentina, Brasil y Uruguay. Los aliados perdieron cerca de 2.000 hombres, mayormente heridos y las tropas uruguayas del General Venancio Flores (comandadas por el mercenario español León de Palleja) fueron severamente diezmadas, correspondiendo a ellas la gran mayoría de los muertos aliados.

Al otro lado del Estero, Díaz hizo fracasar un movimiento envolvente de las tropas brasileñas, intentado por el Paso Sidra, rechazándolos dos veces a la bayoneta, obligándolos a huir.​

Si bien las bajas fueron casi similares para ambos bandos (parecido número de muertos con más heridos en el bando aliado), los objetivos paraguayos de emboscar al enemigo y de robar varias piezas de artillería y municiones se consiguieron.


Los paraguayos pudieron hacerse con 4 piezas de artillería y varios carros repletos de armas modernas que sirvieron para paliar la escasez de material que se empezaba a hacer sentir en el campamento de Francisco Solano López.

 

Bibliografía:
Beverina Juan: ”La guerra del Paraguay (1865 – 1870).Resumen histórico en Biblioteca del Suboficial. Buenos Aires,1943.

Bellaco EStero. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. desde 3600 hasta 4100 a la altura de Salvat 3500.00.
Se le impuso ese nombre por D. 21748 del año 1958.
 Recuerda a  La Batalla de Estero Bellaco que  fuera  uno de los combates más sangrientos de la Guerra de la Triple Alianza.