ESTACION ANTÁRTIDA ARGENTINA

La observación de las viejas estaciones de nuestra ciudad puede convertirse en una interesante actividad auxiliar en el estudio de la historia ferroviaria; aparte de considerárselas testigos irreverentes de un tiempo pasado.

Es increíble su estado de pureza si se tiene en cuenta su antigüedad de más de cien años y su escaso mantenimiento.

Las más grandes como Rosario Norte; la Belgrano situada en 27 de Febrero y Juan Manuel de Rosas que tomó el nombre de la Compañía que administraba y la Rosario Oeste más modesta en un principio fue un apeadero donde se detenían los trenes locales del Ferrocarril Central Córdoba, está ubicada entre las calles Mendoza y Montevideo y que corre paralela a la calle Paraná.

La Rosario Norte perdió su funcionalidad al convertirse en una dependencia del Estado Municipal.

En la geografía de nuestra ciudad se destacan otras de menor envergadura, la de Nuevo Alberdi, la cual tenía como cabecera del parque Urquiza y que pertenecía al Ferrocarril Oeste Santafesino, cuyo creador y dueño fuera don Carlos Casado del Alisal , fundador también del actual Nuevo Banco Provincia de Santa Fe.

Otra suburbana es la de Fisherton levantada en 1890 por el Ferrocarril Central Argentino, el más antiguo de la ciudad.

Primitivamente se llamó “Estación Fisherton”, y en 1948 su denominación fue cambiada por “Antártica Argentina”, pretendiendo también trasladar al barrio la modificación del nombre pero la gente lo seguiría identificando como “pueblo de Fisher.” O Fisherton, argentinización de Fishertown.

¿Quién fue Fisher? Mister henry Fisher como ingenieroy director financiero y jurídico de la Empresa central Argentino dispuso la venta en remate de 64 manzanas aledañas a las vías.

A pesar de que en 1998 fue totalmente reacondicionada para realizar actividades culturales y de promoción comunitaria, Hoy conserva su estructura exterior de ladrillos expuesto con argamasa al ras, de una consistencia que no se repetirá.

El edificio exhibe techo de tejas deprimidas entre las paredes laterales, lo que acentúa su baja estatura.


La altura de las paredes laterales se sostiene con un aro con clave y una viga ubicada a media altura, las que distribuyen el peso en cuatro columnas que recorren la mitad inferior y concluyen en una base reforzada. Este conjunto implica nervaduras de apropiado efecto decorativo.

Toda esta descripción arquitectónica responde a antes de1998, cuando fue totalmente reacondicionada para realizar actividades culturales y de promoción comunitaria.

Juan Aguzzi en la revista Multicanal de Rosario, 1998 expresa:” Algunas estaciones desaparecieron definitivamente, otras fueron clausuradas como la Terminal Rosario Central en 1977, y muchas otras, un poco después, cesaron su atención al público, como Rosario norte o Sunchales, respondiendo a un plan premeditado y detallado del Gobierno de turno que tenía como objetivo la eliminación total de ese medio de transporte. Pero hoy, cuando se transitan las inmediacione o los mismos edificios que persisten mudos desde afuera y con un bulliciop latente en su interior, hoy, cuando la nostalgia es un sentimiento erróneo, no puede menos que apresarnos el recuerdo del sitio ideal del movimiento, adonde se partía o se llegaba , adonde e empezaba o se terminaba.”

Bibliografía:
Reatti Atilio en artículo del diario La Capital, 16 de setiembre de 1995:”Situación de las principales estaciones ferroviarias de Rosario.”

Estación Antártida Argentina. Topografía:
Altura de Av. Morrison 8100.