ESPORA TOMÁS (1800 - 1835)

Amanecía el 19 de setiembre de 1800 y en una de las piezas de la casa conocida en Buenos Aires como los "Altos de Escalada" - ubicada frente a la Catedral, Plaza Mayor de por medio - una joven santafesina, doña Tomasa Ugarte, casada con el genovés Domingo Espora daba luz, su primer hijo, Tomás.


El nombre del muchacho se acoparía, abandonando sus segundos apelativos de Domingo de los Dolores, para ceñirse al "Tomás Espora" con el que se lo llamaría de ahí en más, nombre que comenzaría a aparecer en los amarillos papeles de la Secretaría de Guerra y Marina o en la naval dependencia llamada Capitanía de Puertos, a bordo de una corbeta que se alistaría en las Balizas Interiores de Buenos Aires, consignando su presencia a bordo como grumete en una corbeta lista para iniciar un crucero de corso en agosto de 1815.


Dicha embarcación por sus antecedentes se la bautizó con el nombre de Halcón, escribiéndosele muchas veces con la pésima ortografía de Alcón pero con los mejores lauros en la historia naval. "Buque que sería escenario, domicilio y lugar de trabajo y acción del joven Tomás Espora, que ya tenía en 1815 su cuota de epopeya" - nos dicen los contraalmirantes Pablo E. Arguindeguy y Horacio Rodríguez.


El destino quiso que cuando Brown marchara hasta el Pacífico para capturar la nave española "Consecuencia" y una vez logrado ese cometido debió llegar a un acuerdo con Bouchard para recibir de éste la corbeta Halcón a cambio de la Consecuencia, la que rebautizaría "Argentina".
Cuando zarpó en su viaje alrededor del mundo, a su bordo iba Espora, ya teniente.


Al llegar años más tarde, alguien dejó grabado para siempre en la historia que Tomás Espora, ""podía sí jactarse de ser el primer oficial argentino que había contorneado el mundo".


No estaría inactivo por mucho tiempo. Sus ansias de navegar, su juventud saturada con los soles y los aires marinos, su saber mirar de frente, lo llevaron nada menos que a la escuadra que habría de facilitar al General san Martín, la gesta libertadora del pueblo hermano del Perú. Y fue Lima, el 10 de julio de 1821, la ciudad que vió cómo el mismo gran capitán de los Andes colocaba sobre el pecho del marino una medalla con esta leyenda: "Yo fui de la Escuadra Libertadora".


Ya su suerte estaba echada, Las aguas del Plata lo verían retornar, joven y victorioso, y poco después el Almirante Brown lo tendría nuevamente a su lado. Fue en Los Pozos, que Espora escuchó de labios del Gran Comandante, una orden que quedó grabada para siempre en su corazón: "fuego rasante que el pueblo nos contempla" habría gritado Brown.


Y ese grito pleno de coraje, de valor y de furia indómita resonaba en sus oídos y en su interior cuando poco después, frente a las playas de Quilmes se debatió en desigual combate con las poderosas fuerzas navales imperialistas.


Desmantelada su nave y diezmada su tripulación burlando el bloqueo llegó hasta el fondeadero de Los Pozos y, cuando los bravos hombres eran desembarcados, " los ciudadanos más respetables se disputarían la honra de recibir al herido Espora, dándose por bien pagos los que llegaron a tocar el lecho enrojecido".


Cuando estalló el 11 de octubre de 1833 - en ausencia de Rosas que se hallaba en plena Expedición al Desierto, se produjo la Revolución de los Restauradores, para sacar de la política a los "federales tibios" o "lomos negros", cuyo cerebro motor sería doña Encarnación Ezcurra, en la que Espora participaría en forma limitada y propia de la mesura de todos sus actos.


Más a fines de ese año caería en desgracia al ser acusado de "unitario", y retirado del servicio activo en 1835 cobijóse en su Quinta de Corrales.
Medio apartado del mundo porteño, que obligadamente debió abandonar a causa de una cruel enfermedad que lo aquejaba, la que terminaría con su vida en un cruel, frío y lluvioso Buenos Aires durante el invierno de 1835.

 

Bibliografía:
Arguindeguy E. Pablo; Rodríguez Horacio, Comandantes y Miembros de Número del Instituto Browniano: "Uno de los tres valientes". Biografía Documental del Coronel Tomás Espora. Buenos Aires 1992.

Espora. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. en la manzana Limitada Por las calles # de Febrero , Roca, ) de Julio y España. Se le impuso ese nombre desde su apertura por Ord. 3 del año 1905.
Recuerda a Tomás Espora ( 1800 - 1835), marino que actuó con Bouchard en la campaña del Pacífico, en la guerra contra el Brasil, donde asumió el mando de la escuadra argentina después de ser herido Brown.