ESPERANTO

Es un idioma planificado con vocación de ser la principal lengua internacional. La idea fue del oftalmólogo polaco L. L. Zamenhof, quien publicó en 1887 su primera gramática y tradujo numerosos textos literarios al nuevo idioma.


El esperanto (en su origen Lingvo Internacia, lengua internacional) es la lengua planificada internacional más difundida y hablada en el mundo, ya que la cifra de hablantes creció rápidamente durante las décadas siguientes, en un principio en el Imperio ruso y la Europa central y oriental, luego en la Europa occidental, América, China y Japón.


En los primeros años del movimiento, los esperantistas solo mantenían contacto por correspondencia, hasta que se realizó el primer Congreso Universal de Esperanto en la ciudad francesa de Boulogne-sur-Mer en 1905. Desde entonces, los congresos mundiales se han organizado en los cinco continentes año tras año excepto durante las dos Guerras Mundiales.


El nombre proviene del seudónimo que L. L. Zamenhof, un oftalmólogo polaco, utilizó para publicar las bases del idioma en 1887. La intención de Zamenhof fue crear una lengua fácil de aprender y neutral, más adecuada para la comunicación internacional.

esperanto.html


Como quedó recogido en la Declaración de Boulogne, el objetivo del esperanto no es reemplazar los idiomas nacionales, sino ser una alternativa internacional rápida de aprender.


Es una lengua con una comunidad de más de 100.000 a 2.000.000 de hablantes de todos los niveles repartidos por el mundo, según estimaciones de finales de siglo unidas a las más recientes. De ellos, alrededor de 1.000 son hablantes nativos de esperanto.


 En Polonia, el esperanto se encuentra en la lista de patrimonio cultural inmaterial.


 Como idioma, goza de cierto reconocimiento internacional, por ejemplo, dos resoluciones de la Unesco o el apoyo de personalidades de la vida pública.


En la actualidad, el esperanto es una lengua diaria que se utiliza en varios ámbitos, como en viajes, correspondencia, redes sociales, chats, reuniones internacionales e intercambios culturales, negocios, proyectos, asociaciones, congresos, debates científicos, en creación de literatura tanto original como traducida, en teatro y cine, música, en noticias en papel y en línea, así como radio y a veces televisión.


El vocabulario del esperanto proviene principalmente de lenguas de Europa occidental, mientras que su sintaxis y morfología muestran fuertes influencias eslavas.


 Los morfemas son invariables y quien lo habla puede combinarlos de forma casi ilimitada para crear una gran variedad de palabras; por ello, el esperanto tiene mucho en común con las lenguas aislantes, como el chino, mientras que la estructura interna de las palabras recuerda a las lenguas aglutinantes como el japonés, suajili o turco.


El alfabeto es fonético. Cumpliendo entonces con la regla «una letra, un fonema» el esperanto se escribe con una versión modificada del alfabeto latino, que como la mayoría de alfabetos latinos incluye diacríticos.


En este caso son seis: ĉ, ĝ, ĥ, ĵ, ŝ y ŭ; es decir, c, g, h, j, s circunflejos, y u breve. El alfabeto no incluye las letras q, w, x, y, que solo aparecen en nombres propios extranjeros (no asimilados).


El esperanto en los conflictos políticos del siglo XX
Algunos regímenes han perseguido y prohibido el esperanto durante el siglo XX por haberlo asociado a actividades políticas.


​ Durante el primer tercio del siglo XX el esperanto fue muy utilizado y difundido por el movimiento obrero de Europa. En Alemania era conocido como el «latín de los obreros.

El X Congreso Universal de Esperanto, celebrado en París en 1914, reunió a casi 4000 personas. Todo este progreso, sin embargo, se vio frenado bruscamente en 1914 con el inicio de la Primera Guerra Mundial. Otro revés adicional constituyó el fallecimiento de Zamenhof en 1917.


El 1922, la Tercera Asamblea de la Liga de Naciones aceptó un informe sobre el esperanto como lengua auxiliar internacional, en el que es reconocido como «lengua viva de fácil aprendizaje.


 El delegado francés Gabriel Hanotaux fue el único en vetar el esperanto como lengua de trabajo por considerarlo una amenaza para el francés, la lengua internacional de la época.


Durante la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se produjo un crecimiento destacable del esperantismo que fue bien visto y promovido por el gobierno soviético, y en 1921 se creó la Sennacieca Asocio Tutmonda (tr. aprox. Asociación Anacional Mundial), una organización obrera mundial de corte socialista que estableció su base en París, se opuso la neutralidad nominal de la corriente principal del esperantismo, que calificó de «burguesa», y se propuso emplear el esperanto como instrumento revolucionario.


Sin embargo, Stalin revirtió esta política en 1937 acusando al esperanto de ser una «lengua de espías» y hubo fusilamiento de esperantistas en la Unión Soviética.​ La prohibición del uso del esperanto fue efectiva hasta el fin de 1956.


El Ejército de los Estados Unidos decidió emplearlo en un programa de entrenamiento militar durante las décadas de 1950 y 1960, en plena Guerra Fría. El programa, llamado El agresor (en inglés, The aggressor), ​consistía en formar dos bandos combatientes, uno sería el estadounidense y otro sería el enemigo.


Con el objetivo de dar realismo a las maniobras, el bando enemigo usaría el esperanto para comunicarse verbalmente y en documentos escritos, como identificaciones.


El ejército elaboró un manual de campo titulado “Esperanto, la lengua del agresor” (en inglés: Esperanto, the aggressor language) en el que calificaba el esperanto como “un medio internacional vivo y actual de comunicación oral y escrita” que incluía una gramática del idioma, vocabulario y frases de uso cotidiano.


En la actualidad, el esperanto es una lengua completamente desarrollada, que evoluciona con sus hablantes bajo recomendaciones de la Academia del Esperanto y la base del Fundamento de Esperanto. Su comunidad cuenta con miles de hablantes a escala mundial y una gran cantidad de recursos lingüísticos. Entre los esperantófonos más conocidos internacionalmente se encuentran el premio Nobel de Ciencias Económicas Reinhard Selten, la campeona mundial de ajedrez Zsuzsa Polgár y Tivadar Soros, padre del financiero George Soros.


La celebración del 150.º aniversario del nacimiento del Dr. Zamenhof (1859-1917), el iniciador del esperanto, comenzó con un simposio en la sede de la UNESCO en diciembre de 2008, culminó con un Congreso Universal de Esperanto en su ciudad natal de Białystok y finalizó con un simposio en Nueva York con asistencia de diplomáticos ante las Naciones Unidas.


La Asociación Universal de Esperanto (UEA) mantiene relaciones oficiales con la UNESCO, las Naciones Unidas, UNICEF, el Consejo de Europa, la Organización de Estados Americanos y la Organización Internacional de Normalización (ISO).


En 2009 fue presentada al Premio Nobel de la Paz, entre otros por el Parlamento polaco. La Sociedad Mongola de Esperanto se ha convertido en la 70.ª asociación nacional de la UEA. En una veintena de países africanos funcionan asociaciones esperantistas nacionales.


Numerosas universidades incluyen el esperanto en sus cursos de Lingüística y otras lo ofrecen como una materia separada. Digna de mención es la Universidad de Poznan (Polonia), con estudios de Interlingüística y Esperantología en la Universidad de Adam Mickiewicz.

 

 

 

Bibliografía:
Auld, William. 1988. La Fenomeno Esperanto (El fenómeno Esperanto). Róterdam: Universala Esperanto-Asocio.
Zamenhof, Ludwik. 1905. Fundamento de Esperanto.

Esperanto. Pasaje. Topografía.
Corre de E. a O. a la altura de Ayacucho-Alem 4200.
Se le impuso ese nombre por D. 21.695 de febrero, 1958.
Con anterioridad se llamó General Roca.
Recuerda al esperanto, “idioma planificado” ideado como lengua auxiliar, creado en 1887 por el oftalmólogo polaco Lázarus Zamenhof (1859-1917) como resultado de una década de trabajo.