DUGRATY ALFREDO MARBAIS (1823 – 1891)

Alfred Louis Hubert Ghislain Marbais du Graty, Alfredo Marbais Du Graty, Alfred Marbais du Graty o Alfred Marbais du Graty nació en Mons, Bélgica, 5 de diciembre de 1823.


Du Graty nació  en el seno de una aristocrática familia belga. Realizó estudios en la Escuela Militar de Bruselas, llegando  a Brasil como agregado militar a la delegación belga en Río de Janeiro, en 1850.


 En 1851, hizo la campaña contra el ejército sitiador de Montevideo como Jefe de la División San José. Asistió al pasaje del río Paraná por el ejército libertador, y estuvo en la batalla de Caseros, en 1852.

De allí viajó a la Argentina en 1851, donde intervino en las luchas contra Juan Manuel de Rosas, ofreciéndole entonces  sus servicios al general Justo José de Urquiza, quien lo incorporó al ejército entrerriano con el grado de sargento mayor de artillería.


El Gobernador de la provincia de Entre Ríos general Justo José de Urquiza llevó adelante un vasto plan de organización de las instituciones de gobierno, educación, cultura y ciencia, en la provincia, primero, y luego en todo el país, como presidente de la Confederación Argentina, a partir de 1853.

Entonces, trajo  a su provincia a varios naturalistas y pensadores extranjeros, para desarrollar importantes tareas de descripción y estudio de las riquezas naturales del país.


Dos de ellos, por ejemplo, fueron los franceses Victor de Moussy y Augusto Bravard. Y hubo un caso curioso, como el del coronel belga Alfredo Marbais, luego barón Dugraty, quien tenía una destacada actuación en los ejércitos de la Confederación, y después se dedicaría  a la ciencia y la cultura, donde desarrolló una intensa actividad.

 

Organizado el país constitucionalmente, Du Graty continuó en el ejército prestando servicios en Entre Ríos. En 1854, nombrado edecán del presidente Urquiza, fue promovido a coronel efectivo. En ese año, el ministro de Guerra lo comisionó juntamente con Marcos Paz para practicar una inspección de la línea de defensa contra las naciones originarias, establecida desde la época colonial a lo largo del río Salado (Buenos Aires).

Pronto, Du Graty relegó la carrera de las armas por la ciencia. Creado el Museo Nacional en Paraná, fue designado director en 1854, y tuvo a su cargo la organización, estudio y clasificación del material, desempeñándose hasta 1857, año en que renunció siendo nombrado en su remplazo el naturalista francés Augusto Bravard.
La firma de un contrato de explotación de minas en Catamarca por Urquiza, lo convirtió en administrador del establecimiento que debía dirigir personalmente.

Por su condición de persona multifacética en 1855, fue comisionado para preparar la muestra argentina en la Exposición Internacional de París. Du Graty redactó entonces una Memoria sobre la riqueza minera de la Confederación Argentina, que llamó la atención en algunos centros de Europa, según la opinión de Alberdi, y dos años después, otro sobre producción agrícola, con el mismo objetivo.

En 1856, fue elegido diputado suplente por la provincia de Tucumán, cargo que desempeñó hasta 1858. En esa fecha fue electo por la provincia de Santiago del Estero, siendo su diploma impugnado, dado que no tenía cuatro años de ciudadanía en ejercicio.
El 20 de abril de 1858, le fue otorgada la carta de ciudadanía argentina por el vicepresidente Salvador María del Carril, en ejercicio de la presidencia.

Más tarde, fue jefe de la Artillería de Rosario (Argentina), y, terminada esta comisión, se incorporó al periodismo como redactor del El Nacional Argentino, órgano oficial del gobierno. Fue oficial mayor de la Aduana y del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En 1858, en París, publicó  el libro La Confederación Argentina, (La Confédération Argentine), obra destinada a ilustrar a sus compatriotas acerca del país donde podían radicarse, dedicando una sección a topografía, comercio e industrias, en especial, cultivos y minas. La obra, que consta de cinco capítulos, un apéndice documental y excelente material ilustrativo, fue la satisfacción del proyecto de Urquiza de promover el país ante la mirada de los europeos, a los que imaginaba como la mano de obra que debía impulsar la producción y la cultura argentinas.

Luego de la batalla de Pavón, a fines 1861 o principios de 1862, regresó a Bélgica, designado como "Encargado de Negocios" por el gobierno del Paraguay ante Lieja, Bélgica y Prusia.

Algunos años después, falleció en su patria, el 20 de marzo de 1891, donde en sus últimos años ocupó la Subsecretaría de Estado en los Ministerios de Finanzas y Relaciones Exteriores y fue Director Fundador del Museo Nacional.


También había sido vicepresidente de la Sociedad Universal para el fomento de las Artes y las Industrias, miembro correspondiente de la Asociación de Amigos de la Historia Nacional de La Plata, de la Sociedad Geográfica de Berlín, de la Sociedad Real de Anticuarios del Norte, del Ateneo de las Artes, las Ciencias y las Letras de París, y de otras importantes academias científicas de América y Europa.


En 1942, un decreto del gobierno argentino impuso el nombre de Coronel Du Graty a una población de la provincia de Chaco, situada a pocos kilómetros de Villa Angela.

 

Bibliografía:

La Confédération argentine. Gillaumin et Cie. Editeurs. 367 pp. Año 1858.

La República del Paraguay. Editores Impr. de José Jacquin, 728 pp. Año 1862.

Ruiz Moreno Martín: El general Urquiza  y la Instrucción pública.”Buenos Aires, 1913.

Bosch Beatriz:”Presencia de Urquiza”. Buenos Aires, Raigal, 1953.

 

Dugraty Alfredo. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. a la altura de San Martín 4800.

Carece de denominación oficial.

Recuerda al naturalista, geógrafo e historiador belga Alfredo Dugraty, contratado por el general Urquiza.