DON BOSCO (1815 - 1888)

En un caserío llamado I Becchi, próximo a Castelnuovo de Asti, al este de Turín, Italia el 16 de agosto de 1815,nacía un niño destinado a irradiar luz benéfica para toda la humanidad, que fue bautizado ese mismo día, con el nombre de Juanito Bosco, en el seno de un humilde hogar puramente cristiano.


 Si a la puerta familiar llamaba un pobre, siempre había un pedazo de pan para él: porque su padre solía decir: "También los pobres tienen boca", aunque ellos mismos fueran pobres de todo.

A los dos años el niño quedó huérfano por la muerte del padre, viéndose la madre su santa madre en la más indigente situación.


Tal vez esa temprana orfandad y las múltiples penurias fotalecieron su espíritu e inclinaron su corazón hacia la comprensión de sus semejantes.

El rosario rezado en familia era cosa habitual, después de la cena frugal junto al fuego en invierno y en verano al aire libre, luego cuatro palabras y a la cama a soñar con los santos y el niño Jesús.

Así crecería el niño con el ejemplo de la caridad y la piedad, hasta que a los nueve años tuvo un sueño en el que Jesús le aconsejaba respecto de unos jóvenes que ejercían la violencia entre sí , diciéndole :"Debes conquistar a estos tus amigos, con mansedumbre y caridad". En el sueño aparecía también la Virgen aconsejándole: "Deberías trabajar por los jóvenes", y así usando su predisposición de pequeño saltimbanqui y de mago transmitía a los adolescentes de su entorno, los sermones del párroco.

Consiente que debía rescatar a la juventud turinesa del abandono espiritual que la Revolución Francesa había provocado no sólo en Francia sino también en Italia, dejando una desmedida independencia del hombre respecto de la ley de Dios. De esa sed de libertad y de independencia desaprensiva estaba saturada la sociedad y en particular los jóvenes.


Don Bosco como reaccionario a ese orden de cosas, sembraba pausadamente una filosofía de vida sana y correcta por medio de la predicación, y así preciso y convincente lograría rescatar a muchos jóvenes del vicio, el ateísmo y la violencia.

Siguiendo sus convicciones cristianas ingresó al seminario muy joven, y el 8 de diciembre de 1841 ordenado sacerdote, mientras se preparaba para rezar la misa en la Iglesia de San Francisco de Asís observó una escena de violencia contra un pobre huérfano, carente de techo, que solía dormir detrás de la puerta de alguna iglesia, y sin dudar con buenos modales y alabra convincente lo invitaría a rezar y a volver con muchos otros amigos. Su camino estaba trazado pues de allí en más nacería la Obra del Oratorio.

El Santo no tenía lugar para el Oratorio y fue juntando a los chicos en cualquier baldío de las afueras de Turín. Vientos en contra soplarían porque cada domingo era un problema, las protestas de los vecinos que acudían a la policía, hasta que un día, por la gracia de Dios, se le presentó un enviado de un señor Pirando , que le propuso la venta de un tinglado que se podía comprar a largo plazo. Nació así la "Casa Pinardi" el primer oratorio estable, que iría creciendo de manera milagrosa hasta convertirse en la primera casa de los salesianos.

Por encima de los hombres y de las cosas, incluso de su propia vida, se aprestaba a recorrer la total entrega al Señor y la basílica de María Auxiliadora en Turín sería el monumento material de la consagración a la Virgen que "lo había hecho todo"... La construcción de dicho templo fue milagrosa.

Más su individualidad no era suficiente para su programa pastoral, y decidió pese a las dificultades, y entre sueños y realizaciones fundó una congregación que llamaría "salesiana" inspirado en la bondad y el celo de San Francisco de Sales.

Según el R. P. Francisco Daparo:"Gracias a su inspiración se crearon Oratorios , Colegios, Escuelas Primarias, Secundarias, Escuelas de Capacitación laboral, Bachilleratos comerciales, Pedagógicos, Técnicos , Electrónicos, Residencias Universitarias, casa de retiros espirituales, Parroquias, Iglesias, capellanías, Editoriales, centros de Comunicación Social y misiones para para los más desheredados en todas las naciones del mundo."

Don Bosco quiso agradecer a la Virgen con un monumento de piedras vivas, el haber hecho realidad con Santa María Dominga Mazzarello, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, la rama femenina de su obra.

La salvación, formación y crecimiento espiritual de niños y jóvenes fue creciendo prodigiosamente gracias a la ayuda de Dios,a sus propias fuerzas y a sus misioneros, y como semilla que fructifica en tierra fértil crecieron y se multiplicaron los institutos salesianas en 124 países de los cinco continentes..

En su constante quehacer por difundir la palabra de Dios en 1875 Don Bosco envió el primer contingente salesiano que se estableció en la parte más austral del mundo, nuestra Patagonia y Tierra del Fuego, conducidos por el P. Juan Cagliero (luego Obispo y primer Cardenal salesiano).

Su acción también fructificaría en Rosario, porque la ciudad tiene el enorme privilegio de contar desde hace más de una centuria, con la Congregación de Don Bosco bajo la advocación de María Auxiliadora, Colegio y Parroquia ubicada en Salta y Presidente Roca, donde se preparan para un mundo mejor físico y espiritual para ellos, su entorno y la patria, como los chicos de ayer, nuestros jóvenes adolescentes, bajo el signo de amor a Dios - tal como lo quería Don Bosco.-

 

 

 

Bibliografía:
Chiappetti Juan José. Director ejecutivo del Boletín Salesiano de Argentina. Buenos Aires.

 

Don Bosco. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. desde 00 hasta 300, a la altura de Junín 1100.
Se le impuso ese nombre por O. 121 del año 1941.
Recuerda la obra vida y obra universal del Santo Don Bosco (1815 - 1888).