DOMÍNGUEZ RAÚL, Pintor (1918 – 1999)

Raúl Campazas en su libro “Alberto cuenta cuentos”se refiere  a las crecidas del Paraná de esta forma: “El lenguaje  del río naturalmente musical, que el habitante de la ribera comprende, comenzaba asonar ruidoso, iracundo, y un olor raro, como un pantano que despierta, se acentuaba en la atmósfera.


Un sordo tronar lejano, un viento hostil del norte, un encresparse espumoso  de las olas, un alboroto del bicherío alarmado, decían de una creciente no habitual para esas fechas del año.


Las aguas avanzaban. Las aguas  crecían invadiendo las orillas, ganando terreno, penetrando las aberturas de la tierra, creciendo por las raíces desnudas de los árboles, trepando implacables, triunfadoras.


El río era una animal de sangre mansa que ahora estaba enfurecido. El  pescador se aferraba  a las migajas  de su rancho, como así terminara el mundo, quizás porque su mundo era ése…”


Otro aspecto similar es el que surge de los relatos  que hace Mateo Booz sobre nuestro Paraná: “Aparecen imágenes de las islas o de las costas  en que los personajes están plenamente arraigados en sus lugares,  de los que no quieren apartarse porque sienten  la costa y el río  como elementos rectores de sus vidas, defendiendo fundamentalmente la tranquilidad de una realidad ya afianzada, y de la que no quieren ser apartados.”  


Siguiendo la línea que estamos trazando sobre datos geográficos y sociológicos en las narraciones de los escritores sobre la vida a orillas del Paraná ahora enfocaremos las expresiones plásticas referidas esencialmente  en temas de las islas.


Raúl Domínguez fue un pintor rosarino conocido como el "Pintor de las Islas" .tanto en nuestro país como en Europa.

Nació en Rosario, en 1918, lugar donde desde chico, y alentado por Emma Esther Ferrari de Borrachia, maestra suya en Escuela N° 55 Domingo Faustino Sarmiento, comienzó estudios de dibujo y pintura con el profesor Eugenio Fornells.

 

Enamorado de su río, supo plasmar en sus telas  el imponente paisaje, atrapando   a sus personajes y mostrándolos tal cual son, expresa Eugenio Castelli en un fascículo “El mundo del río”.

Su obra no sólo se basó en la pintura sobre lienzos. El interior del hall de la Estación Fluvial de Rosario, el Museo "El Paraná y las Islas" y la escuela que fundó en 1969, son muestras de sus realizaciones.

Sus obras también traspasaron las fronteras del país siendo también presentadas en Ecuador, México, Italia, Alemania, Francia, y España (país que le otorgó la ciudadanía), donde, entre 1962 y 1995 realizó una exposición permanentemente.

Además de la pintura también se dedicó a escribir artículos en diversos diarios y revistas, participó en congresos, seminarios y encuentros como disertante o expositor. También editó el libro "El Paraná y las Islas" y el Vocabulario Insular ilustrado.

 

Bibliografía:

La expuesta en el texto.

Zinny Héctor Nicolás: Barrios de tango y otras yerbas.  Rosario, 1997.

 

Domínguez Raúl. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. a la altura de Av. de los Inmigrantes 400 (Zona de la Estación Fluvial).

Carece de designación oficial.

Recuerda al destacado pintor rosarino, conocido como el “pintor de las islas”, quien reflejó la vida del Alto Delta del Paraná.