DIRECTORIO

Instalada la Primera Junta del 25 de Mayo de 1810 sus miembros manejaron un concepto jurídico que tuvo una enorme trascendencia política en los años y las distintas formas de gobierno subsiguientes.


Ese concepto político aclara Félix Luna era de la "sub-rogación".


La subrogación significaba que la Junta que sustituía el poder del virrey, subrogaba la plenitud de sus poderes, sus atribuciones y sus competencias.


Por eso la Primera Junta del 25 de Mayo, la Junta Grande (Dic. 1810), el Primer Triunvirato (1811 -1812); el Segundo Triunvirato (1812 -1814) y el Directorio (1814  a1820) consideraban que tenían en sus manos la totalidad de los poderes que había tenido el virrey y por lo tanto aspiraban a gobernar estas tierras en la misma forma.


La Soberana Asamblea Constituyente del año XIII, (que no fue una forma de gobierno) inauguró sus sesiones a fines de enero de 1813 y se proclamó representante de la Nación - que por entonces se donominaba "Provincias Unidas" -.


Tenía por finalidad proclamar la independencia y sancionar una Constitución que incluyese la forma republicana de gobierno y la división de poderes. Lamentablemente, estos objetivos no fueron cumplidos.


Sin embargo, la obra de la Asamblea fue formidable por los numerosos logros, uno de ellos fue crear un Poder Ejecutivo unipersonal, el Directorio.


El "Director Supremo" sería secundado por un Consejo de Estado compuesto por un presidente, dos secretarios y seis vocales.
El Director supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata fue  creado el 31 de enero de 1814 para las Provincias Unidas del Río de la Plata, el cual director ejercería  el gobierno por un mandato de dos años.
A diferencia de los gobiernos que tuvieron lugar tras la Revolución de Mayo la autoridad era ejercida por una sola persona en lugar de un grupo de personas, procurándose así hacer frente a la amenaza del Ejército realista, agravada por enfrentamientos internos patriotas. El título no tenía las características propias de un sistema presidencial.

Comúnmente conocido como el nombre institucional de Directorio, con el fin de evitar los abusos de poder, debía estar integrado además por un Consejo de Estado compuesto por 7 personas, y responder ante un Congreso destinado a ejercer funciones legislativas.


Ya se conocía la enemistad entre San Martín y Alvear pero Posadas no dudó en reemplazar al "Libertador de América" por su sobrino en el Norte. Decisión que desató un gran descontento y provocó la renuncia de Posadas y para peor, el nombramiento del propio Alvear como reemplazante.


El caudillo Artigas, con el título de "Jefe de los orientales y Protector de los pueblos libres" se adueñó de Entre Ríos y Corrientes.


Atravesó el Paraná y ocupó Santa Fe, amenazando invadir la Capital. En 1815 estalló la revolución en Buenos Aires y el Cabildo declaró la caída del Director Alvear.


Declaró a Artigas "traidor a la patria" y ordenó la creación de una flota de guerra que puso al mando de Guillermo Brown.
La Asamblea designó Director Supremo a José Rondeau, pero por hallarse al frente del Ejército del Norte fue remplazado interinamente por Ignacio Alvarez Thomas, quien ejerció tal función durante un año, desde abril de 1815 a abril de 1816.


Durante su gestión se redactó el Estatuto Provisional del 6 de mayo de 1815 (Intento de Constitución), que tuvo su valor porque por tal documento se convocó a diputados de todo el Virreinato, a reunirse en Tucumán con el objetivo de discutir la forma de gobierno. Muchas provincias lo rechazaron porque estaban desde 1810 en contra del centralismo porteño.


Desde mayo de 1816 ocupó el Directorio Juan Martín de Pueyrredón. Designación que fue aceptada por la opinión pública, y fue acertada porque supo dar estabilidad al poder y contuvo la disolución nacional y la anarquía.


La situación general del país, en el momento de reunirse el Congreso de Tucumán en marzo de 1816 era difícil pero tuvieron influencia decisiva dos hombres eminentes San Martín y Belgrano - aunque ellos no asistieron .-


Pueyrredón brindó un importante apoyo a la campaña que preparaba San Martín en Cuyo lacual daría fin al dominio español en Chile.


En 1819, el estado político interior de las Provincias Unidas era de anarquía y disolución, porque los caudillos y las montoneras amenazaban con invadir Buenos Aires. Fue entonces cuando Pueyrredón cansado de su larga lucha para conservar el poder renunció en junio de 1819, sucediéndole José Rondeau.


Sin embargo, el Congreso (que se había constituido en 1816) siguió adelante con el proyecto manárquico (noviembre de 1819) y en reuniones secretas decidió realizar tratativas en Europa.


Esta medida sumada el pedido efectuado por Rondeau a los portugueses instalados en al Banda Oriental, para que lucharan contra las fuerzas de los caudillos de Entre Ríos y Santa Fe, desencadenó una reacción armada de estas provincias contra el régimen directorial.


La negativa del Ejército del Norte de auxiliar al gobierno durante la guerra civil, sublevación encabezada por un grupo de oficiales entre los que se contaban Juan B. Bustos , José María Paz y Alejandro Heredia, en la posta de Arequito, en enero de 1820, y la decisión de San Martín de proseguir su campaña libertadora en lugar de intervenir en esa guerra civil, más el descontento generalizado incluso en Buenos Ares, contribuyeron al derrumbe del Directoriol con la renuncia del general Rondeau.


Así terminó el Directorio - "Forma de gobierno que hubo durado desde 1814 a 1820."


Después de la renuncia de José Rondeau, provocada por la derrota en la Batalla de Cepeda, asumió interinamente Juan Pedro Aguirre, quien no pudo retener su cargo, por lo que el Congreso se disolvió y el Cabildo asumió el mando de la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Con la disolución del Congreso se inició la llamada Anarquía del Año XX. Días después designó una Junta de Representantes que tuvo como misión nombrar al nuevo gobernador.

 

A partir de allí, con la carencia de una constitución que regulara la organización del país, la conducción de la Provincias Unidas del Río de la Plata fue ejercida en forma fáctica por los gobernadores bonaerenses.


Legalmente sólo se encargaron de las relaciones exteriores, pero el manejo del puerto de Buenos Aires les permitió ejercer una fuerte presión política sobre las provincias del interior.

 

Bibliografía.
Academia Nacional de la Historia, Historia de la Nación Argentina. Buenos Aires, El Ateneo, 1961.
Abad de Santillán: "Historia argentina. Buenos Aires, TEA, 1971.

 Directorio. Pasaje.Topografía:
Corre de N. a S. a la altura de Lamadrid 700.
Carece de denominación oficial.
Recuerda a la forma de gobierno - como Poder ejecutivo actual - que rigió las Provincias Unidas desde 1814 a 1820.