DERQUI SANTIAGO (1809 – 1867)

Un signo curioso de la desaprensión con que los próceres son manejados por la posteridad, radica en el hecho que mientras algún manual establece su nacimiento el 9 de julio de 1810, la fecha real corresponde al 19 de junio de 1809  - asevera Armando Alonso Piñeiro –


Derqui era unitario, como unitarios eran los amigos y admiradores que políticamente lo elevaron, -  proclama un biógrafo   de quien falleciera el 5 de setiembre de 1867 – alcanzó la Presidencia de la Nación Argentina durante un año y medio.


”Santiago Derqui fue un federal, un hombre y una bondad hecha conducta” comenta Gustavo Gabriel Levene.”


En su ciudad natal, Córdoba, el doctor Santiago Derqui, estudió en la universidad local, de la que pronto sería profesor, también periodista, legislador  y   gobernador interino a los 25 años. 


Después de tales funciones fue cuando conoció las mazmorras de Estanislao López, caudillo santafesino, con la entusiasta complicidad rosista.


Tiempo después se alejaría  del terruño secundando al   general José María Paz, cuando éste asumió la gobernación entrerriana.


Entre estos avatares políticos y el desempeño de una misión en Paraguay, Derqui vivió un novelesco romance en Corrientes que devino en casamiento.


Los fragores de la lucha amorosa no le impidieron  continuar en la cotidiana lucha política, que encontró un nuevo cauce tras el pronunciamiento urquicista y la victoria de Caseros (1852).


Los hechos posteriores son más conocidos en la vida de Derqui fueron designado ministro de justicia e Instrucción Pública del Supremo entrerriano, Justo José de Urquiza, desplegó coherencia y tacto también como titular de la cartera del Interior. Indudablemente esa época constituyó la mejor fragua para la preparación  como presidente de la República, acompañado en la vicepresidencia por el general Esteban Pedernera.


En los meses inmediatos continuaría como consecuente seguidor de Urquiza, tanto en lo político como en la adhesión personal. Pero la segregación porteña de la Confederación – marcarían un distanciamiento entre el cordobés y el entrerriano.


El más profundo mal de la enemistad entre ambos personajes serían dos concepciones políticas irreconciliables, consecuencia de la batalla de Pavón, cuando en una carga impecable Mitre se impuso al vencedor de Caseros.


Arrastrado por eventualidades fuera de su control y superiores a su sentir, Derqui se vio enfrentado con quien había trabado una fuerte amistad en el exilio montevideano, tres lustros atrás.


 La historia puede considerarlo formalmente  el primer miembro del Poder Ejecutivo, puesto que promulgó la reforma constitucional  de 1860, con la presencia de Buenos Aires  gobernando  de acuerdo a ella. Acompañado por el general Pedernera pudo conducir la Confederación durante dieciocho meses.


Decidió enfrentar a Mitre, luego de delegar el mando en el vicepresidente, pero se convenció de la inutilidad del intento, pues aquél  era ya imbatible.


Nuevamente decidió el exilio en el país oriental, donde vivió pobremente en Montevideo durante tres años, en que pasó a Corrientes.


La serenidad y lucidez que derqui había desarrollado a través de un cuarto de siglo parecía  lo había abandonado en el ocaso de la vida de manera extravagante al  pensar que como no había renunciado todavía tenía derecho al poder.


Sus últimos años fueron precarios ya que siquiera pudo tener la satisfacción  de que su inopia pospresidencial se constituyera en un galardón.


Tal era su pobreza en que se hallaba cuando ocurrió su deceso, el 5 de setiembre de 1867,  su viuda no pudo costear su entierro y fue necesario hacerlo, después de tres días, por suscripción popular.


En la ciudad de Paraná, el 8 de octubre de 1860, el presidente Derqui decretaba: “Habiendo resuelto la Convención Nacional ad hoc que para designar la Nación puedan indistintamente usarse la denominación Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina o Confederación Argentina; y siendo conveniente a este respecto establecer la uniformidad en los actos administrativos, el Gobierno ha venido en acordar que para todos estos actos se use la denominación “República Argentina”.

 

 

Bibliografía:
Bosh Beatriz: Presidencia Derqui.  Vicepresidencia Juan Esteban Pedernera (1860 – 1861)en Historia Argentina de  Levillier. Tomo IV.
Archivo General de la Nación. Archivo de Urquiza. San José, 5 de febrero de 1861. Borrador de carta de Justo J. de Urquiza a Santiago Derqui.

 

Derqui. Calle. Topografía:
Corre de desde 5900 hasta 7400, 7700 hasta 8000 a la altura de Provincias unidas 800; Sánchez de Loria 800.
Carece de designación oficial.
Recuerda al Presidente de los argentinos, Santiago Derqui (1809 – 1867) que gobernara sólo dieciocho meses .