DEL CAMINANTE

Costa Alta es un espacio público sobre la ribera del Paraná, un eje de esparcimiento al norte del Balneario La Florida, que permite descubrir un sector del río Paraná oculto durante años para los vecinos de la ciudad. Este espacio comprende un sendero peatonal de más de 600 m de largo, denominado Paseo del Caminante.


El Paseo del Caminante conecta la calle Fontanarrosa y Galicia con la Bajada Escauriza.


Tiene un sendero peatonal con 600 metros de largo y un muelle fijo al centro que se interna 50 metros en el río, que se destina como embarcadero para las embarcaciones que van y vienen de la isla.


Hay instalado un ascensor para 30 personas que no sólo permite el ascenso y descenso al sector del Paseo del Caminante y del muelle, sino que su estructura posibilita descubrir una visión privilegiada de la ciudad, del río y las islas.


 A los caminantes de este paseo, tienen la posibilidad de visualizar una espléndida vista de la ciudad de Rosario, de sus islas sobre el río y del puente Rosario Victoria.

 

La canción del Caminante de Joan Manuel Serrat


Todo pasa y todo queda
Pero lo nuestro es pasar
Pasar haciendo caminos
Caminos sobre la mar.


Nunca perseguí la gloria
Ni dejar en la memoria
De los hombres mi canción
Yo amo los mundos sutiles
Ingrávidos y gentiles
Como pompas de jabón.


Me gusta verlos pintarse
De sol y grana, volar
Bajo el cielo azul, temblar
Súbitamente y quebrarse
Nunca perseguí la gloria.


Caminante, son tus huellas
El camino y nada más
Caminante, no hay camino
Se hace camino al andar.


Al andar se hace camino
Y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca
Se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino
Sino estelas en la mar.


Hace algún tiempo en ese lugar
Donde hoy los bosques se visten de espinos
Se oyó la voz de un poeta gritar
Caminante no hay camino
Se hace camino al andar.


Golpe a golpe, verso a verso.


Murió el poeta lejos del hogar
Le cubre el polvo de un país vecino
Al alejarse le vieron llorar
Caminante no hay camino
Se hace camino al andar.


Golpe a golpe, verso a verso.


Cuando el jilguero no puede cantar
Cuando el poeta es un peregrino
Cuando de nada nos sirve rezar
(Caminante no hay camino
Se hace camino al andar).


Golpe a golpe, verso a verso
Golpe a golpe, verso a verso
Golpe a golpe, verso a verso.

 

Bibliografía:
Guadalupe Palacio de Gómez, Paseo de los Caminantes. Año 2010.

Del Caminante. Pasaje. Topografía.
Corre de Pasaje N. a S. paralelo a la calle Eudoro Carrasco 4100 y el río.
Carece de designación oficial.