DE LA BARRA FEDERICO  (1817-1897)

Nos dice el historiador Juan Alvarez al promediar el año 1854, como las autoridades provinciales no atendían gran cosa a Rosario, don Nicasio Oroño pidió a Urquiza que tomara más cartas en el asunto y para ello envió la siguiente misiva "Cuando esta ciudad era apenas una villa de campaña, pudo ser gobernada por un juez de paz, pero hoy que se ha hecho una ciudad de importancia, que su población e intereses crecen de un modo asombroso, que marcha rápidamente a hacerse un emporio de riqueza nacional; hoy que su puerto y aduana son nacionales,... Y que esta ciudad es también el asiento de la principal, sucursal del Banco Nacional, es un delito creer que pueda continuar el antiguo estado de cosas..."

El principal elemento de cultura sería la prensa. En efecto el 25 de mayo de 1854 aparecía el primer número del periódico "La Confederación" redactado por el periodista Federico de la Barra, con el claro objetivo de defender a las autoridades federales y difundir las ideas de la Constitución Nacional, que había sido promulgada un año antes. Periódico impreso en una casa ubicada en San Lorenzo y Maipú, propiedad de Tomás Peñaloza.

En un principio se publicó bisemanalmente y dos meses más tarde lo hizo como trisemanario, editándose los martes, jueves y sábados.

Fue una ilustración veraz sobre la tarea harto difícil del Gral. Urquiza: organizar el país sobre bases federales, buscando la concordancia entre unitarios y federales separados por años de discordia.

Órgano de información de tendencia netamente urquicista que después de publicar 929 números a lo largo de ocho años, desapareció en 1861, como efecto de los sucesos políticos acaecidos por la caída del gobierno de Paraná después de la batalla de Pavón.

La colección regularmente completa de este diario la reunió Eudoro carrasco, la cual bien encuadernada fue donada por su hijo El Dr. Gabriel Carrasco a la Biblioteca Popular de Rosario en 1894.

En ese mismo año, surgió la necesidad de establecer un hospital y de dotar al pueblo de una sociedad de beneficencia que protegiera a los marginados y sería de la Barra el promotor de esa iniciativa que fuera apoyada calurosamente por el vecindario.

La primera convocatoria fue en junio de 1854 y se hizo en la casa del periodista ( que vivía en San Lorenzo y Comercio, hoy Laprida, donde funcionaba la imprenta) Proyecto que tuvo realización al crearse surgió la Sociedad de Beneficencia de Rosario, instalada por entonces en la casa de Antonio Fayó, sobre calle Córdoba entre Comercio y Real ( hoy Buenos Aires), resultando electa primera presidenta doña Laureana Correa de Benegas.

Radicado en la Capital Federal, participó en su carácter de diputado dentro del Congreso de la Nación en grandes debates entre 1883 y 1884, en consonancia con las leyes que se discutían, como fue la Ley de Registro Civil, preludio de las controversias religiosas que vendrían después. En la sesión correspondiente

Brilló con su postura nuestro digno hombre, al igual que en el tratamiento de lo que sería la ley 1420 de Educación Común.

Pasarían los años... y a principios de 1897 los consagrados Eudoro y Gabriel Carrasco, después de una visita que le hicieran, dirían: "Hemos tenido la satisfacción de mostrar las primeras páginas de este libro Anales de Rosario, al ciudadano Federico de la Barra, después cuarenta y tres años de haber fundado el periódico "LaConfederación", quien prestó tan grandes servicios a Rosario. Vive en Buenos Aires, respetado, querido y más cargado por el peso de su gloria, que por el de sus años que lleva noblemente, como quien tiene la conciencia de haber empleado con honor y patriotismo los altos dotes que debe al Hacedor".

 

Bibliografía:

Díaz Molano,Elías:" Nicasio Oroño y su ciudad" en Revista de Historia de Rosario. Año I. Julio - setiembre de 1963.

De Marco Miguel Angel: "El periodismo en Rosario" en Anuario de Investigaciones históricas. Universidad Nacional del Litoral, 1961.