DARWIN CARLOS ROBERTO (1809- 1892)

A pesar de su gran contribución a la biología, Charles Darwin vivió torturado los últimos años de su vida. La causa de su sufrimiento no sólo fue producto de la búsqueda infructuosa del eslabón perdido entre el hombre y el mono sino que, además, padeció una enfermedad que hasta el día de su muerte fue inexplicable en términos médicos. Los síntomas, que lo obligaron a recluirse durante gran parte de su vida adulta, eran vómitos, trastornos estomacales, mareos y palpitaciones.

A pesar de las especulaciones que rodearon a su enfermedad, algunos historiadores médicos aseguran que podría tratarse del mal de Chagas que Darwin había contraído durante su épico viaje por las costas sudamericanas, las islas Galápagos, Nueva Zelandia y Australia.

Nacido en Shrewbury, Inglaterra, el 12 de febrero de 1809, provenía de una familia de gran reputación científica, literaria, filosófica, artística y moral. Es curioso que su abuelo hubiera ya expuesto ideas sobre la evolución de las especies, aunque carentes de bases sólidas, debido al atraso general de los conocimientos biológicos en su época.

Le resultó difícil explicarse sus raíces y el camino de su vocación, hasta que tal vez una lectura, una referencia circunstancial o una vivencia le marcaron el derrotero que le duraría toda la vida. En efecto su elección estuvo plagada de inseguridades y desafíos, pues primero quiso ser médico, luego teólogo y por último se orientó hacia las Ciencias naturales.

Se educó en el nivel primario en la escuela de su ciudad natal, pasando después a los 16 años a la Universidad de Edimburgo primero y al Christ College en Cambridge después, recibiéndose de doctor en ciencias en 1831. Aconsejado por el profesor Henslow, ese mismo año se postularía como naturalista en el barco el Beagle, que iniciara un viaje de circunnavegación alrededor del mundo.

"Mi segunda vida va a comenzar" dijo Darwin al embarcarse, porque comprendió que su carrera científica tomaría un giro decisivo.
El objetivo de la expedición que zarpó de Inglaterra el27 de diciembre de 1831 era explorar las costas de la Patagonia, Tierra del Fuego, Malvinas, Chile, Perú y algunas islas del Pacífico.

La travesía duró desde 1831 a 1836 y el científico aprovechó para realizar importantes investigaciones sobre las numerosas especies zoológicas y botánicas de los lugares que recaló.

Llegados a Patagones, se dirigió a caballo al río Negro y luego al Colorado, continuando su viaje a Bahía Blanca. Después cruzó la sierra de la Ventana y conoció las de Tapalqué, donde halló fósiles, prosiguiendo a Buenos Aires adonde arribó en 1832.

Completó el circuito con otras regiones del planeta como Nueva Zelandia y Australia para finalizar en su tierra natal, el 22 de octubre de 1836.
Condensó las páginas de su diario en un libro titulado "Journal of Rescarches into the natural history and geology of the countries visited during the voyage of H. S. M. "Beagle" under the Command of Captain Fitz Roy, R. N.", que publicó en 1839.

Esta obra aparte de los trabajos científicos contiene referencias de carácter social y político relacionadas con nuestra historia como el hecho de conocer a Juan Manuel de Rosas en su campamento próximo al río Colorado, cuando realizaba la Campaña al desierto. Una edición de la misma fue corregida en 1860 gracias al aporte de científicos argentinos como Javier Muñiz y Augusto Bravard.
En 1871 expuso su teoría de la evolución del mono hasta lograr la estructura humana que llamó "El origen del hombre".

Continuó trabajando recluido del mundo exterior hasta que falleció en Down, el 19 de abril de 1882.Sus restos descansan en la Abadía de Westminster.

Edardo Punset en su obra "Ell viaje al amor" Barcelona, 2006 acota: : Ya avanzada su década de los veinte años, Chatles Darwin, un hombre aparentenentetímido y nada romántico, decidió que era hora de considerar la posibilidad de casarse. Como relata el psicólogo clínico británico Frank Tallis, la idea no los entusiasmaba en absoluto. Acababa de regresar de cinco años de libertad total enel Beagle, en un viaje alrededor delo mundo.

En una hoja de papel trazó dos columnas: razones para casarse y razones para no hacerlo. No le costó en absluto llenar la segunda: tendría menos tiempo para dedicarse a sí mismo, para ir al club de caballeros que frecuentaba, para leer. Darwin añadió en la columna negativa que tendría que perder el tiempo aguantando a los familiares de su futura esposa y que dispondría de menos dinero para sus necesidades. Terminó la columna preguntándose : ¿Cómo podría ocuparme de mis asuntos si cada día me viese obligado a pasear con mi mujer? ¡O! No aprendería francés, no iría a mérica, ni de vaje en globo, ni a caminar en solitario por Gales...pobre esclavo..."

Unos meses más tarde , Darwin se enamoró locamente de su nprima Emma Wedgwood. La voz del solterón nemperdenido se acalló definitivamente, no dormía por casarse con su dulce Emma, según la correspondencia que intercambiaron. Decía: "Creo que me vas a humanizar, a enseñar que existe una felicidad mayor que la tejer teorías y acumular hechos en silencio y soledad."

Darwin se alejó de sus actividades anteriores y didfrutó de una vida familiar plena.Darwin apuntó en su idiario:"Que pasa por la mente de un hombre cuando dice que está enamorado...es un sentimiento ciego". Como sería su ceguez que llegó a tener diez hijos...

 

Bibliografía:
Trifilo S. Samuel: " La argentina vista por viajeros ingleses(1810- 1860). Bs. As. 1959.Pág. 226,270.
Morales Ernesto. "Un gran americanista". Diario La Prensa en su edición del 2 de julio de 1933.
Tagle, Armando: La Revolución de Darwin". La Prensa,21 de septiembre de 1958.


Darwin. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 7400 al 7499 a la altura de Av. Eva Perón 7300.
Se le impuso ese nombre por Decr. N° 24464 del año 1960. Con anterioridad se denominó Pasaje Rosarino.
Recuerda al célebre naturalista Carlos Roberto Darwin (1809-1882) creador de la teoría sobre la evolución de las especies y el origen del hombre.