CUNNINGHAME GRAHAM (1852 - 1936)

Nació en el antiguo tronco escocés de Gartmore en 1852, más tempranamente con sólo 17 años arribó a la Argentina tentado por el negocio del ganado.

Los 20 años de paz entre 1870 - 1890, significaron un gran avance en la calidad de vida de la gente, incluso la gente trabajadora de Europa, que eran benficiados por la baratura y la rapidez de los viajes transatlánticos, lo que les permitió emigrar a otros continentes con más facilidad que antes.

Por otra parte, los trabajadores industriales en Inglaterra, en Alemania, en Francia vivían mucho mejor que sus padres o abuelos porque la revolución industrial les proveyó de productos - sobre todo textiles - que podían ubicar en nuestro país u otro país americano.

En ese contexto internacional signado por la paz y la estabilidad de capitales podía invertirse en el exterior y eso pensó Cunninghame Graham y eligió Argentina que estaba en manos de gobernantes serios establecidos durante el período que marca la ley.

Pero cambiaría sus intenciones económicas, por una vida de sociabiidad codeeándose con esclarecidos políticos u hombres de la banca y el comercio internacional o bien viajando a tierras legendarias africanas conviviendo entre salvajes o gentes semicivilizadas. De ellos lejos de contemplar la naturaleza se empapó de la forma de vivir, pelear , amar y odiar por su supervivencia.

Como predicador del credo socialista con palabras exaltadas se mezclaba con el pueblo que clamaba por condiciones de vida dignas.

Así sufrió persecusiones políticas, sufriendo prisiones y libertades después. Sentía pasión por lo auténtico y justo rechazandolos avances imperialistas sobre las colonias africanas y algunas americanas.

Multifacético, aparte de aventurero y trotamundo tambien se dedicó a la literatura escribiendo tanto en idioma español como inglés.

En lengua inglesa (aún no traducidos) sus narraciones permiten recomponer itinerarios, azares y padecimientos de hombres de distintas razas y condiciones.

Varias colecciones de cuentos que compuso en nuestra lengua como"Ipané", "El río de la Plata"y "Rodeo" quedaron enrolados a una tradición específicamente pampeana que se inició en la poesía y continuó en prosa desde Hudson , Manuel Ugarte, Justo P. Sáenz hasta Linch y Ricardo Güiraldes.

Interesaban sus notas sobre el gaucho,cuya existencia - según él - era un curioso ejemplo de cómo las formas primitivas de vida pueden conservarse en gran medida por la sola tradición heredada. La caza y el pastoreo de los ganados, que son su medio de subsistencia está marcadopor rasgos propiosde una etapa muy atrasada en la evolución social.

Le llamaba la atención , la agilidady la audacia del gaucho, su independencia y a su vez sus ímpetus nacidos por la pasión a su tierra, a su rancho y a su mujer, el que no conocía otro límite que su voluntas montaraz o bien el temor a las vecinas indiadas.

En síntesis comprendió a fondo la vigencia de lo auténtico en el vivir primario de la pampa. Además reconoció el valor de los modales del gaucho que aunque sencillos no tenían nada que envidiar a los de sus antepasados, dueños de modales cultos y refinados. Eso si la cortesía de los escoseses era larga y ceremoniosa.

En sus escritos habituales él sentía predilección por colorear con intensidad imágenes potentes, que no todos captamos y con su veleidosa imaginación recomponía pasajes y vidas enteras en un plasma de veracidad temporal y espacial, como sería el caso del asesinato de Urquiza.

En los relatos de tipo biográfico utilizó la ironía y el sarcasmo pintando situaciones y hombres que hacían uso de discriminación social o racial.

Integran su producción literaria: "Los pingos", "La conquista de Nueva Granada", "La conquista del Río de la Plata", "Pedro de Valdivia, conquistador de Chile"y otras de carácter histórico.

El 19 de marzo de 1936, ya enfermo, aunque se sentía algo mejor, insistió en ir en automóvil - ya no podía montar - a la casa de un amigo, aunos cuarenta kilómetros de Buenos Aires, para ayudarlo en la traducción al castellano de textos de Hudson, que estaba haciendo. Trabajó tres horas sin descanso y cuando su amigo que era médico, lo miró, se dió cuenta que volaba de fiebre. Lo envió de inmediato de vuelta a ala ciudad.

En el camino don Roberto dijo con calma."Siento que el fin ha llegado, me estoy muriendo" LLegado a Buenos Aires fue atendido por su descompensación pero falleció al día siguiente, el 20 de marzo.

Caballero hasta la muerte, bien lúcida pese a us 84 años agradeció a todos los que habían hecho algo por él.

A pesar de su aristocracia , y fineza inglesa fue un hombre por cuyas venas corría la sangre de los mártires y los héroes, que cumplió sin temor su deber por la verdad y la justicia de los desheredados.

 

Bibliografía:

Arce J. M: RRoberto Cunnuinghame Graham" .

Tschiffely A. F: "Don Roberto.Vida y obra".

 

Cunninghame Graham. Cortada . Topografía:

Desde Checoeslovaquia hasta Acceso Sur del puerto.

Se le impuso ese nombre por D. 22013 del año 1958.

Recuerda al escritor inglés Cunninghame Graham (1852 - 1936) que difundió tradiciones y costumbres argentinas.

Con anterioridad se llamó pasaje Londres.