CUCHA CUCHA (23 de febrero de 1814)

Al estallar la Revolución de Mayo de 1810 la Junta de gobierno aprovechó el entusiasmo patriótico de algunos jóvenes del interior para encomendarles distintas comisiones, tales como a Dorrego y a Las Heras. El día 24 de octubre de ese año fue designado sargento mayor del cuerpo de Patricios de Córdoba  y en 1812 se le confería el empleo  de comandante de la guarnición precitada.


A pedido del gobierno de Chile, las autoridades  argentinas  dispusieron que se le auxiliara en su lucha por la independencia  y con tal objeto ordenaron que marchase una columna de 300 hombres para sostener las fuerzas de aquel país que luchaban contra los españoles. La columna fue reclutada en las provincias de Córdoba y Mendoza, y, una vez organizado el cuerpo, tomó el nombre de “Auxiliares Argentinos.”


El sargento mayor don Juan Gregorio de Las Heras, tomando  el mando de las tropas atravesó  la Cordillera de los Andes en apoyo de sus hermanos chilenos.


El 30 de diciembre de 1813, Las Heras recibía el título de “Comandante Interino de las compañías sueltas de línea” - cuerpo auxiliar de las Provincias Unidas.


Fue la primera fuerza nacional que condujo el pabellón argentino al país hermano. Allí se incorporó a las tropas del general D. Juan Mackenna y el 23 de febrero de 1814, el mayor.


Las Heras al frente de un centenar de milicianos derrotó una fuerza realista que numéricamente los doblaba en el combate de Cucha Cucha, que durante el período de la Guerra de la Independencia de Chile fue denominado Patria Vieja.​

El enfrentamiento ocurrió cuando fuerzas del Ejército Real de Chile atacaron la retaguardia de las tropas del ejército independentista al mando de Juan Mackenna, compuesta por soldados del Ejército de Chile y por el Batallón de Auxiliares Argentinos de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Luego de reunir ganado, Mackenna ordenó el regreso a su campamento, siendo atacada su retaguardia por una fuerza de más de medio millar de realistas, pudiendo solo auxiliarlos el piquete de caballería al mando de Bueras y 100 auxiliares argentinos al mando del sargento mayor Juan Gregorio de Las Heras, quienes protegían la retirada, pues el resto de las tropas se hallaba en avanzada retirada: Las Heras logró rechazar tres cargas de tres divisiones realistas, en la última impidió que la partida de Bueras fuera destrozada, cargando a bayoneta y haciendo retroceder a los atacantes hacia una altura, quedando en posesión del campo de batalla durante el tiempo suficiente para proteger la retirada de las tropas, tras lo cual se retiró sin ser molestada su fuerza hacia el campamento de Membrillar.

En su parte reservado al Gobierno argentino, de fecha 24 de febrero, Balcarce expresó: En la acción de ayer en que debió perderse Chile por la vengonzosa fuga de sus tropas, hemos tenido oportunidad de salvarlo merced al arrojo y bravura de las nuestras. En reconocimiento al valor demostrado en este combate el Gobierno argentino autorizó a Balcarce a diseñar un escudo de honor.

Ese escudo era ovalado, orlado de palmas y de laurel y en el centro el lema: La Patria a los valerosos de Cuchacucha. Auxiliares en Chile. Año de 1814.

Por los hechos de Cucha Cucha, el Gobierno de Chile decretó el ascenso de Balcarce al grado de brigadier general, mientras que el Gobierno de Buenos Aires lo elevó el 9 de septiembre de 1814 al recientemente creado rango de coronel mayor, siendo el primero que lo obtuvo.


Las Heras, después de comportarse brillantemente en otros  encuentros como el del Membrillar, Paso del Maule, Tres Montes y  otros, regresa a Mendoza donde ya está San Martín.

 

Bibliografía:
Yaben : “Biografías Argentinas y Sudamericanas”. Tomo I, pág. 328, 329 y sig.

‘Cucha Cucha. Pasaje. Topografía:
Corre  de N. a S. desde 4800 al 5000 a la altura de Esteban de Luca 100Bis.
Se le impuso este nombre por Decr. N° 21.705 del año 1958.
Recuerda a la hazaña del entonces sargento Juan G. De las Heras en tierra chilena, derrotando a los realistas el 23 de febrero de 1813.Fue la primera fuerza nacional que condujo el pabellón argentino al país hermano.