COSSETTINI OLGA (1898 – 1987)puente peatonal.

Nos dice Felipe Pigna: “Nadie imaginaba un día de 1935 que la Escuela Gabriel Carrasco de Rosario pronto se transformaría en la Escuela de la Señorita Olga. Es que su directora, Olga Cossettini, transformaría a la escuela en un lugar de libertad y formación artística único en su tiempo, a tal punto que muchas personalidades extranjeras que visitaban el país querían conocer la escuela de la “Señorita Olga”, que se había hecho famosa en todo el mundo.
Allí los chicos formaban coros de pájaros, hacían títeres, obras de teatro, escribían cuentos, bailaban, aprendían oficios y, por supuesto, las materias comunes de todas las escuelas. Los chicos iban con ganas a la escuela que funcionó entre 1935 y 1950, cuando fue cerrada por considerar las autoridades del ministerio que no respondía a los planes educativos oficiales. Miles de alumnos pasaron por sus aulas.
 Algunos de ellos fueron artistas, otros maestros, otros no siguieron estudiando, pero ninguno se olvida de la Señorita Olga”.


Nacida en la localidad santafesina de San Jorge, fueron sus padres Alpina Bodello y Antonio Cossettini, fundadores de escuelas.


Ella como su hermana recibió en el seno paterno una esmerada educación, hasta que en 1914 obtuvo en Coronda su diploma de maestra.


 Ambas y la directora Amanda Arias elaboraron un documento para presentar en el Primer Congreso Pedagógico de Escuelas Normales desarrollado en 1933.


Sus propuestas innovadoras fueron reconocidas por el Congreso, a tal punto de ser elogiadas por el propio Ministro de Educación Prof. Antonio Mantovani, pero no por los cenáculos de Rafaela.


Por lo tanto, las dos hermanas viajaron a Rosario para ejercer en la Escuela Carrasco.


Desde 1935 a 1950 dirigió la “Escuela Experimental Dr. Gabriel Carrasco” de Alberdi y a lo largo de quince años, ambas desarrollaron un proyecto educativo piloto que, de algún modo revolucionó la pedagogía de entonces.


No se consideraba la enseñanza como una actividad lineal aferrada a los programas establecidos por la Superioridad, sino una escuela nueva y libre con participación de toda la comunidad educativa: maestras, padres y vecinos.


Y el ámbito de aplicación no se circunscribía al edificio escolar, sino que se extendía al resto de la ciudad.


Los alumnos eran verdaderos artífices de su propia educación, asumiendo obligaciones en tareas de granja, elaboración de dulces, armado y elaboración de revistas, talleres de encuadernación, telar, de cerámicas y artesanías, conocer bibliotecas y laboratorios.


El respeto hacia el alumno no era declamado sino que en la “Escuela Serena” se escuchaban sus sugerencias y aportes para ponerlos en práctica.


También allí fundó una cooperativa escolar atendida por alumnos y organizó las Misiones Culturales por los barrios para crear una interacción entre ellos.


Luego de una cesantía fue Inspectora de Escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires y asesora de organismos culturales y representante de la Argentina en Congresos de educación internacionales.


En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de Rosario, donde falleció a los 88 años.


Amada por sus discípulos y admirada por sus colegas, luchó por la modificación de los sistemas educativos estructuralmente caducos y dio con el ejemplo de su vida una verdadera lección humanística.

olga.html

 

Bibliografía:

Arquitectas Mesanich Viviana  y Schmidt Graciela : Mujeres en la nomenclatura de Rosario.Editorial de la Universidad Nacional de Rosario. Marzo 2003.

Cossettini Olga. Puente peatronal. Topografía:

Corre de E. a O. desde Avenida Rondeau a Avenida Puccio.

Se le impuso ese nombre por O.4510 del año 1988.

Recuerda a la maestra que hizo una historia real de la ciudad en materia educativa.

 

NOTA CURIOSA PARA LOS ROSARINOS:
Cabe mencionar que nuestra ciudad cuenta con un Instituto de Educación Superior (Nº28), que adoptó el nombre de nuestra biografiada “Olga Cossettini”.  


Es una Institución Pública que ofrece a sus alumnos una sólida formación profesional, la cual les permite avanzar en todos los ámbitos en que les toque desempeñarse, ya sean personales, sociales o laborales.


En el año 1989 se generalizó para todos los Institutos del país la denominación “Instituto Nacional de Enseñanza Superior”, y se organizó un concurso abierto de nombres que serían difundidos y puestos a votación entre la comunidad educativa.

En el año 1995, de acuerdo a la Ley Nacional 24.049 el Instituto fue transferido a la Provincia de de Santa Fe, recibiendo su denominación definitiva Instituto de Educación Superior Nº 28 “Olga Cossettini”. En efecto, su nombre invita a trascender horizontes.

En el año 2002, luego de negociaciones que comenzaron en el año 1984, el instituto se traslada a su edificio propio sito en la calle Sarmiento 2902.


Aun así, el espacio cedido resulta insuficiente para albergar todas las carreras de la Institución; por ello los profesorados de Ciencias de la Educación y Lengua y Literatura continúan desarrollando sus actividades en la Escuela Normal Nº1, mientras que el Profesorado de Francés cambió de turno y fue trasladado a la sede a partir del año 2013.


Ese mismo año y luego de intensas gestiones ante el Concejo Deliberante de la ciudad de Rosario se consiguió la aprobación de la cesión de una porción de la Plazoleta “Profesor Dell´Oro” para la ampliación del edificio. Este representa un primer paso para la unificación de todas las carreras en un edificio único.


Asimismo, en 2014/2015 la Asociación Cooperadora concretó con fondos propios una parte de la anhelada ampliación del edificio, lo que permite contar con un aula más y un nuevo sector en el patio cubierto, optimizando el funcionamiento institucional.


“La inauguración de un edificio educativo y especialmente de un instituto de nivel superior no-universitario que permite estudiar y graduarse a tantos jóvenes del sur de la Provincia de Santa Fe merece destacarse de una manera particular sobre todo en épocas de crisis, porque da cuenta de la decisión, del compromiso y del coraje de las muchas personas involucradas en este proyecto” (Sanjurjo, L. Editorial – Revista Conexión N” 2 – Año 2001).

 instituto.html