CORTÉS HERNÁN (1485 - 1547)

“Los conquistadores venían impulsados por el ímpetu renacentista del Viejo Mundo con todo el potencial bélico de su tiempo, decididos a descubrir y colonizar nuevas tierras para la Corona, eran los protagonistas de la era oceánica que despejaba rutas y regiones desconocidas" expresa Juan Antonio Bustinza en su ”Obra Instituciones americanas. Prehispánicas y americanas”.


Hernán Cortés fue elegido por Carlos V para tal conquistar el memorado imperio azteca.


Todos lo conocemos como  un militar español que, a principios del siglo XVI, lideró la conquista del imperio azteca o conocida como conquista de México, que significó el fin de dicho imperio originario, poniéndolo bajo dominio de la Corona de Castilla, creándose a partir de ello la denominada Nueva España.


Hernán Cortés de Monroy y Pizarro Altamirano,  marqués del Valle de Oaxaca  nació  en Medellín, Corona de Castilla, en 1485 en el seno de una familia de menor hidalguía, decidiendo entoncesbuscar fortuna en el Nuevo Mundo.


Viajó a La Española y Cuba, donde por un corto período de tiempo fue alcalde de la segunda ciudad fundada por los españoles durante la tercera expedición a tierra firme, la cual financió parcialmente.


Su enemistad con el gobernador de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar, provocó la cancelación del viaje a última hora, una orden que Cortés ignoró.


Llegando al continente, Cortés realizó una exitosa estrategia de aliarse con determinados grupos indígenas para derrotar a otros.


Se juntó con una mujer nativa, doña Marina (la Malinche), que le sirvió de intérprete y con quien tuvo un hijo llamado Martín.


Cuando el gobernador de Cuba mandó emisarios para apresar a Cortés, este los enfrentó y derrotó, al tiempo que enroló a la tropa que iba a arrestarlo como refuerzos para su expedición.


Cortés mandó varias cartas al rey Carlos I a fin de que fuese reconocido su éxito de conquista en lugar de ser penalizado por su amotinamiento.


Finalmente le fue concedido el título de marqués del Valle de Oaxaca, si bien el más prestigioso título de virrey le fue dado a un aristócrata de alto rango, Antonio de Mendoza y Pacheco.


Según el historiador y diplomático mexicano Juan Miralles Ostos, la personalidad de Cortés resulta compleja y contradictoria.


Por un lado, era un individuo que amaba la violencia y gustaba de emociones fuertes. Por otro lado, hablaba en voz baja y daba órdenes en tono reposado, aunque en excepciones llegaba a perder la compostura.


 A diferencia de un rudo soldado, era bienhablado: nunca blasfemaba ni decía palabras altisonantes.


Tenía un fino sentido del humor y resultaba un conversador ameno. Sin embargo, todo lo dicho no evitaba que cometiese crueldades espeluznantes. Aunque no tenía un título universitario, era un hombre muy culto.


Pasando muchas horas ejercitándose en el manejo de las armas. Consiguió muchos éxitos, tanto con la espada como con la pluma.

Según Bernal Díaz del Castillo, era: “Buen jinete y diestro de todas las armas, así de a pie como a caballo, y sabía muy bien menearlas”.


Posteriormente desembarcó en San Juan de Ullúa, y después de fundar Villa Rica de la Vera Cruz, recibió los primeros mensajeros del poderoso Moctezuma. 


Cortés comprendió de inmediato el valor de hacer alianzas con los pueblos descontentos del absolutismo imperial del Jefe Supremo, obteniendo adhesión de muchos de ellos.


Entre los factores determinantes del rápido avance del conquistador era la superioridad del armamento, el espanto producido por la caballería, las armaduras y el estruendo de las armas de fuego.


Más, lo más trascendental fue que   los aztecas poseían la idea generalizada  que los hispánicos habían sido enviados por  el dios Quetzalcóalt.
 Según la leyenda este Dios supremo llegaría un día destinado a vengar las faltas cometidas.


Cortés ordenó el avance de sus fuerzas hacia Tenochtitlán donde el lujo y la opulencia lo deslumbraron.


Fue recibido respetuosamente por Moctezuma pero el hispánico temeroso de una posible trampa no dudó en tomarlo prisionero, convirtiéndose así el jefe azteca en un instrumento de Cortés.


En ese momento se produjeron dos hechos coincidentes: el arribo de una expedición enviada por Velázquez para apresar a Cortés y una sublevación indígena en Tenochitlán y Moctezuma guiado por su inteligencia pretendió arengarlos para lograr la paz pero fue apedreado en tal forma que falleció posteriormente.


Mientras los españoles se empeñaban en reorganizar sus fuerzas, los aztecas eligieron como jefe a Cuauhtemoc quien juntamente con los pobladores indígenas preparaba la defensa de la ciudad pero una epidemia de viruela mermó su resistencia.

Cortés apoyado por 900 hombres y 18 piezas de artillería se apoderó de las riquezas y metales preciosos de la ciudad, destruyéndola y haciendo sacrificar al último jefe.


De regreso a España fue nombrado gobernador y Capitán General de la Nueva España. Cuando pensaba regresar a América falleció en 1547.

 


Bibliografía:
Bustinza Juan Antonio: "Instituciones americanas. Prehispánicas y coloniales." Bs. As., febrero de 1991.
Prof. Rampa Alfredo C: "Instituciones políticas y sociales de la Argentina y de América hasta 1810." Bs. As. 1981.

CortésHernán. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 4000 al 4099, a la altura de Lavalle 700.
Carece de designación oficial.
Recuerda a Hernán Cortés (1485 - 1547), conquistador de la ciudad de México.