COPÉRNICO NICOLÁS (1473 - 1543)

En la antigüedad se suponía que la tierra ocupaba el centro del sistema planetario hasta que a fines del siglo XVI, Copérnico expuso por vez primera, inspirado en las ideas de la antigua escuela pitagórica que: “el sol parecía ocupar el centro del universo, mientras los planetas giraban alrededor de dicho astro y los satélites en torno de sus planetas respectivos.”


Su teoría basada en la heliocéntrica desplazó la geocéntrica enunciada por Ptolomeo de Alejandría en el siglo I a.C. convirtiéndose en el cimiento de la astronomía moderna.


Nicolás Copérnico nació el 19 de febrero de 1473 en Thorn, Prusia Real perteneciente al Reino de Polonia.

Sus padres fueron Niklas Koppernigk y Bárbara Koppernigk (nacida como Bárbara Watzenrode).


Estudió en la Universidad de Cracovia (1491-1494) probablemente bajo las directrices del matemático Wojciech Brudzewski.6​ Viajó por Italia y se inscribió en la Universidad de Bolonia (1496-1499), donde estudió Derecho, Medicina, Griego, Filosofía, y trabajó como asistente del astrónomo Domenico da Novara.


En 1500 fue a Roma, donde tomó un curso de ciencias y astronomía, y en 1501 volvió a su patria y fue nombrado canónigo en la catedral de Frauenburg, cargo obtenido merced a la ayuda de su tío Lucas Watzenrode.


Pese a su cargo, volvió a Italia, esta vez a Padua (1501-1507), para estudiar Derecho y Medicina, haciendo una breve estancia en Ferrara (1503), donde obtuvo el grado de doctor en Derecho Canónico.


Reinstalado definitivamente en su país (1523), se dedicó a la administración de la diócesis de Warmia, ejerció la Medicina, ocupó ciertos cargos administrativos y llevó a cabo su inmenso y primordial trabajo en el campo de la astronomía.

En 1491 ingresó a la Universidad de Cracovia, célebre por su escuela de matemáticas pasando después a la de Bolonia a estudiar leyes, claustro donde comenzó a interesarse por las cuestiones astronómicas al leer un tratado de Lorenzo Valla quién recordaba que Plutarco había firmado que el Sol, la Luna y la Tierra giraban en torno de un fuego central.


En Italia obtuvo su título en Derecho Canónico regresando después a su patria con una alta formación enciclopedista propia del Renacimiento; aunque recién en 1507 publicó su obra “Comentario” exponiendo que nuestro planeta no es el centro del mundo sino el centro de la gravedad y de la órbita lunar.


También Copérnico supuso que el eje de rotación terrestre estaba dotado de cierto movimiento de balanceo, con el propósito de explicar de algún modo la sucesión de las estaciones.


En 1519, diseñó una tabla astronómica que fue el único instrumento de investigación, trabajando en De Revolutionibus Orbium Coelestium donde fundamentó la teoría heliocéntrica por medio de las matemáticas.


Su fundamentación apareció poco antes de su muerte ocurrida en 1543 porque temía a los comentarios y críticas. El mismo explicó sus miedos en el prólogo en esta forma: “Por este motivo y por temor de que a causa de la novedad y del aparente absurdo de mis doctrinas se me convierta en objeto de risa y vilipendio, estuve a punto de renunciar a mi empresa”.


Las ideas principales de su teoría eran:

Los movimientos celestes son uniformes, eternos, y circulares o compuestos de diversos ciclos (epiciclos).
El centro del universo se encuentra cerca del Sol.


Orbitando alrededor del Sol, en orden, se encuentran Mercurio, Venus, la Tierra, la Luna, Marte, Júpiter y Saturno (aún no se conocían Urano y Neptuno.)
Las estrellas son objetos distantes que permanecen fijos y por lo tanto no orbitan alrededor del Sol.


La Tierra presenta tres movimientos: la rotación diaria, la revolución anual, y la inclinación anual de su eje.
El movimiento retrógrado de los planetas es explicadopor elmovimiento de la Tierra.


La distancia de la Tierra al Sol es pequeña comparada con la distancia a las estrellas.


De los reformadores protestantes que más criticaron sus teorías fue Calvino, quién hizo quemar sus libros, en cambio la iglesia católica se mostró respetuosa pórque el Papa Clemente VII, Julio de Médicis fue ilustrado detalladamente por uno de sus cardenales, partidario de Copérnico.


Por fortuna, y como si existiera una ley providencial a Copérnico le sucedieron sin interrupción otros genios como Galileo Galilei que perfiló por vez primera el telescopio hacia el cielo confirmando los principios copernicanos y Kepler que definió la órbitas y sus tiempos de revoluciones, sin alterar los principios básicos de Copérnico.


Falleció el 24 de mayo en el año 1543 en Frauenburg, Prusia Real perteneciente al Reino de Polonia.

En 2005 un equipo de arqueólogos polacos afirmó haber hallado sus restos en la catedral de Frombork, teoría que fue verificada en 2008 al analizar un diente y parte del cráneo y compararlo con un pelo suyo encontrado en uno de sus manuscritos.


 A partir del cráneo, expertos policiales, reconstruyeron su rostro, coincidiendo este con el de su retrato.


El 22 de mayo de 2010 recibió un segundo funeral en una misa dirigida por Józef Kowalczyk, nuncio papal en Polonia y recién nombrado Primado de Polonia.
Sus restos fueron de vuelta enterrados en el mismo lugar, en la catedral de Frombork.


Una lápida de granito negro ahora lo identifica como el fundador de la teoría heliocéntrica y lleva además la representación del modelo de Copérnico del sistema solar, un sol dorado rodeado por seis de los planetas.

 


Bibliografía:

Comas y Solá José: "Breve Historia de la astronomía." Universitas Enciclopedia Cultural Tomo V. Salvat Editores, Bs. As. 1959.


Vernet, Juan (2000). Astrología y astronomía en el Renacimiento. La revolución copernicana. Barcelona: Acantilado. p. 34.  «Estudió en la Universidad de Cracovia entre 1491 y 1495 y aquí parece haber tenido sus primeros contactos con la astronomía. Posiblemente siguió las clases del astrónomo-astrólogo Alberto Brudzewo, quien desde 1490 “leía2” el De coelo de Aristóteles.


 «El ADN confirma que los restos hallados en 2005 son los de Copérnico.» El Mundo.

Copérnico. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 3800 al 3999, a la altura de Castellanos 2800. Barrio Remedios Escalada de San Martín (Echesortu.)
Se le impuso ese nombre por D. N°21705 del año 1958.
Recuerda al descubridor de la teoría heliocéntrica, Copérnico (1473 - 1543).