COPÉRNICO NICOLÁS (1473 - 1543)

En la antigüedad se suponía que la tierra ocupaba el centro del sistema planetario hasta que a fines del siglo XVI, Copérnico expuso por vez primera, inspirado en las ideas de la antigua escuela pitagórica que: "el sol parecía ocupar el centro del universo, mientras los planetas giraban alrededor de dicho astro y los satélites en torno de sus planetas respectivos."


Su teoría heliocéntrica desplazó la geocéntrica enunciada por Ptolomeo de Alejandría en el siglo I a.C. convirtiéndose en el cimiento de la astronomía moderna.


Nicolás Copérnico nació en 1473 en la ciudad de Torún (Polonia), asistió a la escuela de la parroquia de San Juan de la cual era rector su tío Lucas Watzelrode, obispo de Ermeland quién tuvo un papel determinante en su cultura y formación.


En 1491 ingresó a la Universidad de Cracovia, célebre por su escuela de matemáticas pasando después a la de Bolonia a estudiar leyes, claustro donde comenzó a interesarse por las cuestiones astronómicas al leer un tratado de Lorenzo Valla quién recordaba que Plutarco había firmado que el Sol, la Luna y la Tierra giraban en torno de un fuego central.


En Italia obtuvo su título en Derecho Canónico regresando después a su patria con una alta formación enciclopedista propia del Renacimiento; aunque recién en 1507 publicó su obra "Comentario" exponiendo que nuestro planeta no es el centro del mundo sino el centro de la gravedad y de la órbita lunar.


También Copérnico supuso que el eje de rotación terrestre estaba dotado de cierto movimiento de balanceo, con el propósito de explicar de algún modo las sucesión de las estaciones.


En 1519, diseñó un tabla astronómica que fuera el único instrumento de investigación, trabajando en De Revolutionibus Orbium Coelestium donde fundamentó la teoría heliocéntrica por medio de las matemáticas.


Su fundamentación apareció poco antes de su muerte ocurrida en 1543 porque temía a los comentarios y críticas. El mismo explicó  sus miedos en el prólogo en esta forma: "Por este motivo y por temor de que a causa de la novedad y del aparente absurdo de mis doctrinas se me convierta en objeto de risa y vilipendio, estuve a punto de renunciar a mi empresa."


De los reformadores protestantes que más criticaron sus teorías fue Calvino, quién hizo quemar sus libros, en cambio la iglesia católica se mostró respetuosa pues el Papa Clemente VII, Julio de Médicis fue ilustrado detalladamente por uno de sus cardenales, partidario de Copérnico.


Por fortuna, y como si existiera una ley providencial a Copérnico le sucedieron sin interrupción otros genios como Galileo Galilei que perfiló por vez primera el telescopio hacia el cielo confirmando los principios copernicanos y Kepler que definió la órbitas y sus tiempos de revoluciones, sin alterar los principios básicos de Copérnico.

 

Bibliografía:
Comas y Solá José: "Breve Historia de la astronomía." Universitas Enciclopedia Cultural Tomo V. Salvat Editores, Bs. As. 1959.

 

Copérnico. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 3800 al 3999, a la altura de Castellanos 2800. Barrio Remedios Escalada de San Martín (Echesortu.)
Se le impuso ese nombre por Decr. N°21705 del año 1958.
Recuerda al descubridor de la teoría heliocéntrica, Copérnico (1473 - 1543).