CONCOLORCORVO

Decía Concolorcorvo: "La historia puede valerse de las memorias de los viajeros veraces, como si éstos fueran lazarillos de ciegos caminantes."


Admitamos que así sea y tomémoslo a él mismo por lazarillo en un viaje evocativo que nos decidiéramos a  hacer desde el Plata hasta Lima, en el año 1771.


¿Quién fue este pintoresco escritor? Para algunos historiadores: Un indio neto con la tez del color que tiene el ala del cuervo, para otros sería el mismo Carrió de la Bandera, o el médico Cosme Bueno y los más, que se trataría  de Calixto Bustamante Inca.


Quizás nunca lo sabremos pero los estudiosos opinan que no pudo ser otro que don Alonso Carrió por las citas eruditas que salpican el texto y suponen una educación bien refinada.


 En su libro "El Lazarillo de Ciegos Caminantes", pintaría con palabras su recorrido por el virreinato en el siglo XVIII.


Había nacido en Gijón y muy joven se dirigió a México, en donde residiría cerca de diez años, por lo cual pudo dar de este país abundantes noticias.


En 1746 en Lima contrajo matrimonio con mujer de gran fortuna, doña Petronila Matute de Vargas y Melgarejo.
Don Alonso, veinte años después se embarcó en el navío "San José, alias el peruano" que conducía al destierrro a 181 jesuitas, rumbo a la metrópoli, por orden del rey Carlos III.


En España se le ofrecería  salir de la Coruña con destino a Buenos Aires en  uno de los correos marítimos, donde desde ese puerto se encaminó por tierra al Potosí y de allí al Cuzco cubriendo de este modo una de las principales rutas del tráfico terrestre, logrando de este modo que la Corona tuviese  cuenta exacta de los parajes donde establecer postas.


Durante su travesía, el fruto de sus observaciones las volcó en sus obras "EL lazarillo de ciegos caminantes" y en la "Carrera del Potosí" que partiendo desde Buenos Aires -  donde deslumbrado por sus mujeres diría son las más pulidas de todas las americanas españolas -  continuaría su itinerario por la villa de Luján y  el fortín de Pergamino.


Impresionado por la pampa dijo: "Es como un inmenso mar de tierra cuyos pastos peina el viento pampero".
Hacia la región del Tucumán, Concolorcorvo atravesaría Córdoba, San Miguel del Tucumán, Salta para después internarse después en las agrestes prominencias del Alto Perú, culminando el periplo  en la ciudad del Potosí, donde acotó: "es un lugar para soñar con riquezas".


Desde el tiempo de Carlos I, doscientos años antes la célebre casa de la moneda del Potosí había sido de notable gravitación en la vida de los pueblos americanos, debido a sus labores de acuñación de moneda  y a la producción de plata del cerro.


En el ampuloso lenguaje de la época, en el grandilocuente flujo de palabras de un barroquismo literario,  los cronistas hablaron  la Villa Imperial del Potosí y su riquísimo e inacabable cerro de cuerpo de tierra y alma de plata.


La última escala del escritor caminante fue la ciudad de Lima, la más antigua de Sudamérica, "La ciudad de los reyes" -  que según un jesuita que le precediera: "Tiene millares de negros, mulatos, mestizos, indios y otras mezclas que llenan las calles mientras la gala y el lustre es grande en las damas y ricos y costoso el adorno o aseado, aún en los oficiales y plebeyos. Todo representa la Corte, y arguye en unos, ostentación y en otros, vanidad. (...) Querer, pues, referir la grandeza de sus edificios y templos es hacer tomos enteros de su riqueza, bóvedas doradas, retablos, pinturas y claustros y de la grandeza del culto, músicas y coros, que se ponen hombro a hombro con lo mejor del mundo"...


Allí el autor de "El Lazarillo de ciegos caminantes" puso fin a su largo camino recorrido. Su muerte se produjo el 17 de enero de 1783.

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:
"El autor de Lazarillo de Ciegos Caminantes". Revista "Historia argentina, americana y española". N°22. Enero - Marzo 1961. Edic. Theoría.

 

Concolorcorvo. Calle. Topografía:
Corre de N. a S., Palestina 2200 (ex 48) Barrio Parque Field.
Se le impuso ese nombre por D. 4672 del año 1977.
Recuerda al autor de la obra "El Lazarillo de Ciegos Caminantes."