CONCEPCIÓN ESTANCIA de la

  Así se llamó una estancia situada en las inmediaciones del arroyo Saladillo a fines de siglo XVII y comienzos del XVIII, propiedad de Juana Romero de Pineda, hija del capitán Luis Romero de Pineda quien recibiera una merced del rey de España de tierras comprendidas entre el arroyo de Salinas (hoy Ludueña) y el paraje llamdao La Matanza que está a tres leguas y media al Sur de arroyo homónimo. El 27 de diciembre de 1689, Pineda tomó posesión de esos campos "ésta es la primera fecha cierta que puede escribirse en la historia de lo que hoy es la ciudad de Rosario." 

La estancia de la Concepción estaba ubicada sobre el camino real a Buenos Aires.

Según un testamento de su propietaria, fechado en 1702, existió allí una tahoma que puede estimarse la primera que funcionó en esta región. En 1714 la explotación de la estancia corría a cargo de su hijo Domingo Gómez Recio, en sociedad con el capitán Ambrosio de Alzugaray, cuñado de éste; en 1724 la explotación seguía por cuenta de Domingo Gómez Recio y su madre, Juana Romero de Pineda. Originalmente tuvo una legua de extensión con frente al río Paraná. Al contraer matrimonio Gómez Recio, heredó la mitad de esa extensión.

  CONCEPCIÓN CAPILLA de

  A pedido de los indios calchaquíes erradicados de Rosario en 1730, la población concentrada en Los Arroyos consideró la necesidad de edificar una capilla y crear un curato.

Así se hizo: un pobre rancho con techo de paja fue construído en las inmediaciones del Carcarañá. Fue su primer cura el franciscano Lucas Leguizamón.

También se la llamó de Los Toldos, Calchaquí y Rosario del Carcarañá en cuyo altar se puso la imagen de Nuestra Señora de la Concepción.

Fue abandonada y destruida en 1782, por ausencia de indios reducidos y ataques de indios salvajes; año en que los ornamentos, imágenes y útiles de la capilla fueron llebados al curato de Coronda donde en la primera década del siglo XVX aún se conservaban restos de los libros de bautismos y casamiento de esa reducción de indios.

  CONCEPCIÓN NUESTRA SEÑORA de la

  Según el historiador Cervera el culto de esta virgen quedó establecido en Santa Fe en 1638, como consecuencia del siguiente episodio: "una barca llamada Nuestra Señora de la Concepción, llevando en la proa dicha imagen, venía del Paraguay con mercaderías y pasajeros y hallándose por zozobrar debido a tormentas el pasaje desesperado se encomendó  a la virgen allí pintada, salvándose todos. En reconocimiento  se la transportó al convento de los franciscanos colocándola en el altar mayor. Fue todo una celebración con cánticos, oraciones y un novenario.

 

  Bibliografía:

Mikielievich Wladimir C.: "Diccionario de Rosario." (Inédito).

 

Concepción. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. desde 5300 al 5399 a la altura de Ntra. Sra. del Rosario 500.

Carece de designación oficial.

Recuerda a la estancia de Juana Romero de Pineda, Capilla y Virgen de la Concepción establecidas  a comienzos del siglo XVIII.