COLIQUEO IGNACIO (1796 - 1871)

El 17 de mayo de 1865, el Congreso del Paraguay declaró la guerra (aunque recién la notificación llegara el 29 de ese mes.)


Brasil, la Argentina y el Uruguay firmaron un tratado de alianza secreto (La Triple Alianza.)


El Ejército de Línea, es decir las fuerzas permanentes de nuestra república estaban integradas por 6000 hombres diseminados por distintos puntos del país.


Coliqueo y Roninqueo, caciques  de tribus de gran poderío numérico, ofrecieron enviar varios centenares de hombres de lanza para formar parte del Ejército de la Patria, lo cual dice el historiador Beverina: "naturalmente no fue aceptado". No tan naturalmente, expresa Miguel Angel de Marco porque "históricamente el gobierno había aprobado de buen grado la formación del Regimiento de Blandengues de Belgrano, con indios mocovíes en la provincia de Santa Fe.


Al estallar la guerra del Paraguay se dirigió al Gral. Mitre en un castellano de rara construcción, el 16 de mayo de 1865 desde la Tapera de Díaz diciendo: "El que firma tiene el honor de saludar al Excmo. Señor, y por consiguiente manifestarle que siendo impuesto de la guerra con el Paraguay que intenta quitar el suelo donde nosotros somos nacidos, y tener conocimiento a mi vez me honro altamente en ayudarle al Sr. Presidente mi persona con 600 lanzas de pelea a favor de nuestra causa tan sagrada. Por tal motivo puede su Excelencia disponer de mí y de las fuerzas que estoy pronto a su disposición, ahora y hasta siempre dando esta prueba de amistad que tengo el honor de imponer al Sr. Presidente, quedaran reconocidos todos los vivientes de esta República, la generosa y noble comportación del que firma."Ignacio Coliqueo Coronel, Jefe y Cacique de las tribus amigas.


Nacido en 1796, en las afueras de Temuco, pertenecía a la casta de Cuapolicán, quien en los primeros tiempos de las conquistas junto con Lautaro enfrentó a los españoles. Cuando la revolución americana resonó a ambos lados de los Andes la tribu borogana a la que pertenecía se alineó junto a los españoles.


Cuando éstos fueron vencidos, aplastados en la batalla de Maipú y en la de Bío - Bío (1819), indios y blancos cruzaron el surco cordillerano con jefes militares adictos al poder colonial y se afincaron hacia 1823 en la sierra de la Ventana (Bs. As.) y en las salinas Grandes (La Pampa.)


Cuando Rosas subió al poder en 1829, logró la adhesión de la mayor parte de los boroganos.


En 1834, aparecía otro gran protagonista Juan Calfucurá con el que don Ignacio Coliqueo, uno de los caciques más controvertidos de nuestra historia, peleara con él y contra él.


A partir de 1854, cuando Urquiza buscara contacto con los jefes indios Coliqueo sería intermediario entre el gobierno y la jefatura aborigen.


Cuando Mitre comandaba las fuerzas argentinas el cacique siguiendo a su yerno Baigorria hizo que sus hombres se incorporaran al Regimiento 7mo. de Caballería de Línea.


Pero su misión no se limitó a eso, cuando se dispuso mover la línea de frontera avanzando sobre los ranqueles se le encomendó esa operación a las órdenes de Julio de Vedia. Aguerrido como era y excelente baquiano decidió la suerte de la empresa con su presencia y sus tribus.


Murió en 1871 cuando rodó su caballo durante una disputa por apuesta de juego.