CHASSAING JUAN (1839-1864)

Chassaing fue extremadamente multifacético, pues nada dejó de hacer explorando fervorosamente  todos los caminos que se le abrían en su andar.


Lástima que la vida, así como no le dio tregua al descanso, tampoco le dio tiempo para llegar a la serenidad de la madurez, ya que murió tempranamente, a los 25 años.


Su existencia se apagó el 3 de noviembre de 1864, y en el Cementerio del Norte,  figuras representativas del quehacer nacional despidieron sus restos.


 El Dr. Juan Antonio Argerich pronunció las siguientes palabras: "Los hombres que han consagrado su inteligencia al servicio de las ideas regeneradoras de la humanidad y que han hecho de la justicia el culto de toda su vida, no deberían morir jamás, porque esos hombres son testimonios de Dios sobre la tierra, y porque su palabra sirvió para fortalecer a los débiles que se sienten flaquear en el cumplimiento del deber.


El Dr. Juan Chassaing, ha sido uno de esos hombres justos que llevó hasta el sacrificio su misión regeneradora, que vivió durante mucho tiempo la vida de los mártires y que cayó al fin extenuado de fatiga, al  pie de su bandera de combate"...


Nacido en Buenos Aires el 15 de julio de 1839 sus padres procuraron darle una esmerada educación, mandándolo al Colegio Republicano Federal donde conoció el latín de los clásicos bajo la dirección del jesuita Francisco Majesté, posteriormente ingresó a la Universidad sin abandonar por vocación los vaivenes de la política.


Es cuando empleó horas para producir cantos  a la Patria, pues hacer versos fue para su espíritu, una panacea. Así con 19 años, fue premiado en el teatro Colón, con medalla de oro por su "Canto a la instalación del Ateneo del Plata", el 11 de septiembre de 1858.


Su canto "A mi Bandera"  que  todos aprendimos de memoria en los bancos escolares, lo evocará siempre, como la bandera misma. Aquella "Página eterna de argentina gloria..."


Soldado de línea en las luchas de la Confederación y Buenos Aires y capitán en Cepeda y Pavón pidió la baja en 1861, porque otra era su verdadera vocación de lucha: "el uso de la pluma y la palabra."


Periodista fogoso hizo sus armas en "El Nacional" y más tarde en "El Pueblo" diario que él mismo fundara el mismo año de su deceso, sosteniendo encendidamente en sus columnas  la filosofía liberal  de su tiempo.


Seducía con el atractivo de su verborragia arrancando el aplauso sin buscarlo, tanto que años más tarde de su muerte, Nicolás Avellaneda lo honraba con sentida emoción desde las páginas de El Nacional, mientras alguien agregaba..."ninguno da sus contemporáneos lo igualaba en los acentos de su elocuencia arrobadora ni en la nerviosa inspiración de sus escritos".


El dolor de sus contemporáneos hizo que le grabaran en su tumba estas palabras: "Poeta, legista, militar, tribuno; como él, otros no habrá, mejor, ninguno".

 

Bibliografía:
Capdevila Arturo: "Juan Chassaing, un poeta de la libertad" en La Prensa en su edición del 6 de marzo de 1938.
Lassaga Calixto: "Juan Chassaing" en La Capital de Rosario en su edición del 15 de julio de1940.

Chassaing. Cortada. Topografía:
Corre de E. a O. desde 7700 al 7899 a la altura de Colombres 100 Bis y paralela a Eva Perón 7800.
Se le impuso ese nombre por D . N°20574 del año 1957.
Recuerda a Juan Chassaing (1839-1864), quien fuera el autor de la composición poética "A mi Bandera", quien a pesar de su rápido paso por la vida dejó un recuerdo que perdura y seguirá perdurando a través de los tiempos.