CHACO

Las tierras que hoy conforman la provincia de Chaco comenzaron a ser exploradas por los europeos al inicio del siglo XVI.


Nueve años después que Juan Díaz de Solís descubriera el Río de la Plata (1516), uno de sus náufragos, Alejo García emprendió una nueva aventura que, partiendo de Santa Catalina (Brasil) llegaría hasta el impenetrable Chaco argentino.


Fue entonces (1525), cuando el primer hombre blanco tomó contacto con ese territorio desconocido, poblado de selvas y bosques inexplorables, librados a la suerte de los nativos y las alimañas adversas y hostiles.


En ese espacio los indios aseguraban que más allá de la selva hacia el poniente se hallaba "el país de los cara - cara" (Alto Perú) donde existían deslumbrantes cerros de oro y plata.


Los hispánicos atravesaron el territorio en uno y otro sentido, sin haber logrado demostrar la veracidad de la leyenda de las minas de Rey Blanco o del Príncipe Dorado.


En 1526, Sebastián Gaboto se internó por el río Paraná aguas arriba hasta que en el río Bermejo envió una nave en busca de la  célebre sierra  pero los indios agaces le cerraron el paso obligándole a desistir.


Tales embestidas de esas tribus se repitieron ante las incursiones de Juan de Ayolas en 1536, acompañado de Alonso de Cabrera. Las tierras del Chaco fueron sólo avistadas y no exploradas.


Ayolas insistió otra vez en atravesar el Gran Chaco, intento que culminó con su muerte en manos de los aborígenes.


Debieron pasar dos siglos para una efectiva colonización del territorio dada la peligrosidad de los tobas y mocovíes.


Ganarles terreno para incorporarlos activamente al país fue un proceso trabajoso y sangriento a veces.


A comienzos del siglo XIX, comenzó a ganar espacios en la geografía provincial el cultivo del algodón, factor que favoreció la colonización de esas tierras.


Por ley nacional N° 1262 de 1882 bajo la presidencia del Gral. Roca se creó el territorio de Chaco, que abarcaba la actual provincia de Formosa, hasta que dos años más tarde se disgregaron dándoseles el rango de gobernación por ley de la Nación N° 1532.


En 1884, cuando el Gral. Benjamín Victorica fundaba el pueblo de Puerto Bermejo se encontró con que desde hacía casi quince años Victoria Pereyra una mujer blanca poseedora de bienes y más de 100 indios mansos había sabido mantenerse a pesar de los continuos ataques de las hordas salvajes.


Similar valentía demostró otro poblador chaqueño, el coronel José María Abalos, veterano de la Guerra del Paraguay, quien organizó una modesta milicia entre obrajeros e indios amigos y con pícara táctica guerrera defendió ese espacio venciendo a mil aguerridos y frenéticos indígenas.


En homenaje a tal valerosa hazaña, el lugar tomó un nuevo nombre que hasta hoy conserva: La Resistencia.


Las tierras que en la actualidad conforman la provincia del Chaco, a  través de la  Ley nacional 14.037 del año 1951 lograron  su provincialización, unidad política organizada en veinticuatro departamentos.

 

Bibliografía:
Atlas de la República Argentina editado por el diario La Capital.

Chaco. Diagonal. Topografía:
Corre de N. a S. desde 700 al 999, a la altura de Juan José Paso 2100.
Se le impuso ese nombre por Decr. N°24341 del año 1960.
Con anterioridad se denominó 47.
Recuerda a la actual provincia argentina del Chaco.