CERVANTES SAAVEDRA MIGUEL DE (1547 - 1616)

Torre de la iglesia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares, donde bautizaron a Miguel de Cervantes. Resultó destruida en un incendio durante la Guerra Civil Española.


Desde el siglo XVIII está admitido que el lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes fue Alcalá de Henares,5​ dado que allí fue bautizado, según su acta bautismal, y que de allí aclaró ser natural en la llamada Información de Argel (1580).


 El día exacto de su nacimiento es menos seguro, aunque lo normal es que naciera el 29 de septiembre, fecha en que se celebra la fiesta del arcángel San Miguel, dada la tradición de recibir el nombre del santoral del día del nacimiento. Miguel de Cervantes fue bautizado el 9 de octubre de 1547 en la parroquia de Santa María la Mayor.9​10​ El acta del bautizo reza:

Sus abuelos paternos fueron el licenciado en leyes Juan de Cervantes y doña Leonor de Torreblanca, hija de Juan Luis de Torreblanca, un médico cordobés; su padre se llamaba Rodrigo de Cervantes (1509-1585) y nació en Alcalá de Henares por casualidad: su padre tenía entonces su trabajo allí.


Don Rodrigo no pudo seguir estudios continuados no solo por su sordera, sino por el carácter inquieto e itinerante de su familia, que llegó a moverse entre Córdoba, Sevilla, Toledo, Cuenca, Alcalá de Henares, Guadalajara y Valladolid, que se sepa; sin embargo aprendió cirugía de su abuelo materno cordobés y del padrastro, también médico, que lo sucedió, sin llegar a contar nunca con un título oficial.

Según Américo Castro, Daniel Eisenberg y otros cervantistas, Cervantes poseía ascendencia conversa por ambas líneas familiares; por el contrario, su último biógrafo, Jean Canavaggio, afirma que no está probado y lo compara con los documentos que apoyan esta ascendencia sin lugar a dudas para Mateo Alemán; en todo caso, la familia Cervantes estaba muy bien considerada en Córdoba y ostentaba allí y en sus cercanías cargos importantes.

El padre del escritor, Rodrigo, casó con Leonor de Cortinas, de la cual apenas se sabe nada, excepto que era natural de Arganda del Rey.


 Hacia 1551, Rodrigo de Cervantes se trasladó con su familia a Valladolid. Por deudas, estuvo preso varios meses y sus bienes fueron embargados. En 1556 se dirigió a Córdoba para recoger la herencia de Juan de Cervantes, abuelo del escritor, y huir de los acreedores.

 

En 1566 se estableció en Madrid. Asistió al Estudio de la Villa, regentado por un buen catedrático de gramática, el filoerasmista Juan López de Hoyos, quien en 1569 publicó un libro sobre la enfermedad y muerte de la reina Isabel de Valois, la tercera esposa de Felipe II.

 

Resultó que con motivo del fallecimiento de doña Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II, su maestro López de Hoyos publicó "Historia y relación verdadera de la enfermedad, felicísimo tránsito y suntuosas  exequias fúnebres de la serenísima reina de España Doña Isabel de Valois", anexándosele un soneto, unas redondillas y una elegía de Cervantes, considerados por la posteridad como sus escritos más antiguos, imitando el estilo del humanista Petrarca. Resultó que con motivo del fallecimiento de doña Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II.


Su vocación literaria resultó interrumpida por la guerra entre españoles y moros, don Miguel por entonces no era más que un rotoso soldado del rey – Nunca le fue fácil, excepto su talento.

En 1569, con 22 años se fue  a Roma para servir como camarero al cardenal Julio Acquaviva y en 1570 optó por pasar al servicio de las armas, destino que le costó la pérdida de la mano izquierda en la batalla de Lepanto, de ahí el mote "El manco de Lepanto."

Su retorno a Italia en 1575, fue una odisea dado que una flotilla de corsarios lo mantuvieron junto a su hermano en cautiverio durante cinco años- aunque intentó fugarse cinco veces – hasta que monjes de una orden cristiana lograron juntar fondos para su liberación.


De regreso, ya libre se convirtió en un febril lector de los escritos humanistas lo que produjo en él una revelación de misteriosas posibilidades interiores. En verdad produjo su primer novela "La Galatea" de carácter pastoril y pequeñas obras para hacer reír.


Nunca nada le fue fácil  para don Miguel, excepto el talento, como le ocurriera casi 20 años después cuando quiebra  un banquero Simón Freire de Lima en cuya institución Cervantes había consignado una cantidad para la Hacienda e incapacitado de devolver el dinero fue a dar con sus huesos a la cárcel.


Otra vez en libertad, en las afueras de Valladolid viviendo marginalmente compuso El Quijote  y un editor de Madrid,  Francisco de Robles, se interesó por la obra y el 2 de junio de 1605 aparecía la primera parte del ingenioso hidalgo.


En esos años Cervantes se aficionó al teatro viendo las representaciones de Lope de Rueda, como afirma en el prólogo que puso a sus Ocho comedias y ocho entremeses (1615):

El hombre Miguel de Cervantes Saavedra hace cuatrocientos años, presentó a  su hidalgo caballero Don Quijote: "En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme..." sencilla expresión que condensa la ironía y el desencanto  contenidos en el resto del libro.


Por aquel entonces el éxito fue feroz pues se reeditó seis veces el mismo año y aparecieron ediciones piratas en Lisboa, Valencia y Zaragoza.


Su verdadero título: "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha" fue dedicado al séptimo duque de Béjar.


El libro de Cervantes como La Odisea, Las mil y una noches y Los viajes de Gulliver puede darse a los niños como libro de entretenimiento y puede servir como texto a un filósofo, para una teoría acerca de la vida. Está en él,  una enorme sabiduría, una crítica de la realidad en medio de la locura más escandalosa.


La obra cuenta con 52 capítulos que narran las aventuras de don Alonso Quijano, hidalgo de escasa renta y algo excéntrico, exageradamente aficionado a leer libros de caballerías lo cual le ocasionó la pérdida del poco juicio que tenía concibiendo la idea de partir del lugar de la Mancha, región de Castilla, donde vivía en busca de aventuras y "desfacer entuertos" y realizar, en fin toda aquellas empresas que se narraban en los voluminosos libros que leía.


La segunda parte de la novela se publicó en 1615 y la Real Academia Española hizo la gran edición oficial del Quijote recién 1819.


.Miguel de Cervantes Saavedra murió de hidropesía el 23 de abril de 1616 (el mismo día y año que William Shakespeare), ignorando que había roto el molde de los libros de caballería que él tanto había leído.


Enterrado en el Convento de Monjas Trinitarias, hasta hoy nadie sabe dónde están los huesos del genio autor de la obra más vendida después de la Biblia.

 

Bibliografía:
Giúdici Alberto: "Miguel de Cervantes Saavedra." Revista Nueva, 1997.
Maraso Arturo: "Cervantes" Academia Argentina de Letras, Bs. As. 1950.
"Miguel de Cervantes." Diario La Capital de Rosario, en su edición del 25 de octubre de 1998.

Cervantes Saavedra. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S. desde 600 Bis al 699 Bis, a la altura de Juan José Paso 900.
Se le impuso ese nombre por Ord. 23 del año 1940.
Recuerda a Miguel de Cervantes Saavedra  (1547 - 1616), célebre escritor y autor de Don Quijote.