CENTENO DÁMASO Coronel (1818 - 1859)

No se tiene una fecha fehaciente de su nacimiento.  Yaben establece en Biografías argentinas Tomo III pág. 263 y sig.  “hacia 1818 en Córdoba, hizo sus estudios secundarios, continuándolos en las aulas superiores, pero sin llegar a obtener título universitario”.


Centeno cumplió su cometido dignamente en 1838, cuando el gobernador Cullen lo nombró Comisario del cuartel norte de la Villa del Rosario.


Es importante que  el receptor de esta historia, lo ubiquemos en el Rosario antiguo, hace un siglo y medio, cuando en medio de nuestra pampa, la palabra justicia era una utopía. En el orden local, las primeras autoridades políticas  fueron encadenándose así: los Alcaldes de la Santa Hermandad, de 1725 a 1825, cuyas  atribuciones  pasaron a los Alcaldes Mayores, 1826 – 1832 y  Jueces de Paz, 1833 - 1854  los  que arbitraban según  “las  diferencias ”  entendiendo  que   las demandas, las leyes y prácticas  debían ser verbales.


En 1852 fue elegido Dámaso Centeno,  Juez de primera instancia de la Villa del Rosario y posteriormente, cuando Rosario mostró  sus lauros de flamante ciudad, ejerció como diputado provincial, ejecutando  la presidencia en dicha Legislatura.

 

Después pasó a ser funcionario de la provincia de Santa Fe, y en  1854 el gobernador Crespo lo nombró para integrar una comisión encargada de situar un cementerio nuevo en Rosario  y de iniciar su construcción, el que se conocería después por del Salvador, nombre que le adjudicó en 1891 el intendente Carrasco.


Media vida  le llevó el servicio de las armas, que lo enceguecían más que la política,   primero para ganar la libertad de su tierra,  y defenderla hasta hallar la muerte.


Lo demostró primero, cuando al producirse el pronunciamiento del departamento Rosario contra Rosas, el 25 de diciembre de 1851, organizó un batallón llamado "Centeno" con el que asistió a la batalla de Caseros, más desde marzo del mismo año, lució  los entorchados  de Capitán de la 1° Compañía de "Cívicos Granaderos en Rosario".


Intervino también  en la campaña contra el coronel Santiago Cardoso en su intento de derrocar al polémico gobernador santafesino Juan Pablo López.


En 1859 comandando su batallón tomaría  parte en el combate de Cepeda,  cuando  el 23 de octubre, una bala de cañón le arrancó la cabeza.


En el parte pasado al Gobierno de la Confederación Argentina ejercido por  Capitán General de sus Ejércitos don Justo José de Urquiza, el Gral. Benjamín Virasoro explicita…”El Ejército por su parte lamenta la pérdida del coronel graduado, Dámaso Centeno, que fue muerto en el acto de dar una voz de mando en la  batalla de Cepeda, en la que era jefe"...


"Por decreto del 20 de diciembre de 1860 del Gobierno de la Confederación se mandó erigir en el panteón del Rosario, un sepulcro para guardar los restos del valiente militar, disposición que nunca se cumplió" nos dice Wladimir C. Mikielievich.

 

Bibliografía:

Chaparro, Félix: "El Coronel Dámaso Centeno" diario La Capital en su edición del 24 de octubre de 1954.

Carrasco Eudoro y Gabriel: "Anales de la ciudad del Rosario de Santa Fe". Pág. 426. 1897.

 

Centeno. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. desde 200 Bis al 4100, a la altura de Av. San Martín 4000, Bv. Oroño 4000 y Bv. Avellaneda 4000.

Se le impuso ese nombre por Ord. 28 del año 1907.

Recuerda a Dámaso Centeno, muerto en la batalla de Cepeda el 23 de octubre de 1859.