CAYETANO SILVA (1868 – 1920)

¿Alguien recuerda del autor de la “Marcha de San Lorenzo”? ¿Alguien sabe quién es?


Raúl Bruno Hause expone en su artículo: “Apostillas al libro biográfico de José Ríos: Vida y obra de Cayetano Silva: “Sepan los sabidillos que son tres los negros más destacados personajes en la liberación de medio continente: Cabral, salva de la muerte al Capitán de los Andes en la batalla de San Lorenzo, cuna de la libertad americana.


Falucho, el soldado Ruiz, un personaje de cuerpo y alma, prefirió inmolar su vida frente al pelotón de fusilamiento antes que traicionar a sus libertadores.
Cayetano Silva homenajea al Libertador con la marcha  San Lorenzo, que las mediocridades pretendían hacerle sombra, marcha que destruyó esa agorera intención.”

Cayetano Alberto Silva nació en Maldonado, Uruguay, tierra de Artigas, el 7 de agosto de 1868, pero en realidad salió muy joven de allí donde se había educado en una escuela de Artes y Oficios, en la que aprendió tipografía y además a hablar correctamente el italiano. Tanto es así que cuando vivió en Venado Tuerto llamaba mucho la atención  que un hombre de color fuera maestro de italiano.


Más,  entendía el dialecto con quienes lo rodeaban por ese entonces, que eran casi todos hijos de la madre Italia. Dentro de esa actividad, unía una cosa con la otra, su  pasión por la música y…en esa verdad era muy exigente.


Tuvo conservatorio y para el alumno era enormemente severo…No era como ahora que el padre y el hijo son amigos. En ese entonces había que guardar las distancias en forma. Mi padre era muy apegado a normas estrictas de educación…era muy severo -        expresa uno de sus hijos, Luis Gilberto Silva en una entrevista realizada  el 2 de enero de 1976 en el diario El País desde Rosario.


Continúa: “Yo soy el único porteño, porque tengo hermanos nacidos en Venado Tuerto, en San Juan y en Mendoza dado que  mi padre era muy andariego escribiendo música y  pudo escribir más porque la llevaba en el alma.


Un día  en busca de nuevos horizontes, se trasladó  con la familia  a Rosario;  vivíamos en la calle Entre Ríos y Avenida Pellegrini.

 

Sin embargo la vida no le fue fácil porque sería segregado primero por ser negro, - sin saber muchos blancos  que  la genialidad y la sabiduría  no depende del color de la piel – y segundo por vincularse  con Florencio Sánchez y Mariano Forcat del diario La Capital, más  con  algunos agitadores integrantes  de los comités de huelga y anarquistas, defensores de los derechos de los trabajadores.


Mi padre  en muchas oportunidades era convocado para que ocupara el puesto de primer violín, cuando llegaba alguna compañía importante a los teatros consagrados. La ópera gustaba a rabiar en aquel entonces.


Hombre que había amado su trabajo con indomable afán, que buscaba los caminos de la justicia para los trabajadores y  la solidaridad de los hombres sin la cual no hay no habrá vida, sería siempre un marginal sin posibilidades de realización.


Por ello Cayetano Silva desempeñaba un modesto puesto policial a la espera de ser nombrado director de la banda de policía de Rosario.


El coronel Macilessi había alimentado tales esperanzas pero por razones políticas otro se hizo cargo de tal función,  provocando tal reacción en los músicos que declararían una huelga entonando los acordes de la “Marcha de San Lorenzo”.


Los rosarinos ignoran que la música de la Marcha de San Lorenzo es mundial… Me contaron algo que no sé si es cierto y que se refiere a la ejecución de la misma en 1940 por los alemanes cuando entraron a París… Ahí la silbaron, ¿Cómo? ¿Por qué? – Cuando los alemanes pasaron bajo el Arco de Triunfo iban desfilando al compás de la marcha y los patriotas de ahí la silbaron. Era lógico, la silbatina no era por la Marcha en sí, sino por los vencedores de ese momento. A manera de desagravio, el General Dwight  Einsenhower  también la hizo ejecutar cuando el ejército aliado entró en París para liberarla.


Continúa hablando su hijo: Yo tengo un sobrino, que cuando se recibió de arquitecto, después de recorrer muchos lugares de Europa, vino a escuchar la Marcha en Ámsterdam. Me dijo: --“Vos  no te podéis  imaginar lo que fue para nosotros, estar tan lejos del país y escuchar la Marcha de San Lorenzo”.


El Gobierno inglés solicitó autorización a nuestro país en 1911  para  ejecutarla el 22 de Junio durante la coronación del Rey Jorge V.


Se ejecuta habitualmente en los cambios de guardia del palacio de Buckingham, modalidad que estuvo suspendida únicamente durante el conflicto en las islas del Sur. También la tocan en  Francia, Alemania y también en Suecia.
-Le contaré ahora que aquí en Rosario, mi papá vendió esta composición a Breyer y Porfirio  por 50 pesos…quienes a su vez vendieron los derechos de autor a una firma italiana.
 -¿Quién cobra actualmente los derechos de autor? (Con referencia a 1976)
- El Gobierno, porque cuando pasan treinta años  de la muerte del autor, los derechos los cobra el Estado. Igual secuencia ocurrió con la marcha “Curupaytí” grabada  por la R.C.A. Victor de Estados Unidos. Por más que entablamos juicio reclamando los derechos de autor, los discos se siguieron distribuyendo a antojo de ellos. Más le recuerdo que el doctor Gil de esa empresa. –que de gil no tenía nada – un día le dijo a mi hermano:”Vea con respecto a esto, la Victor Talking Mech Company tiene mucho dinero para gastar…” Vale decir que no había nada que hacer. Nos trabajaron.-

 

Acota Raúl Bruno Hauser: Cierta gente de tez blanca decía: “Cayetano Silva  era un pobre negro ignorante” Pero... para esos señores tenemos el argumento de Julio R. Barcos: “Antes que Freud explorara el fondo del subconsciente y confeccionara el psicoanálisis ya se sabía perfectamente, que la mentalidad y la sublimación de los instintos, es la que da la fisonomía espiritual al individuo, no la nación o  la raza”.

A pesar  de ser reconocido por su entorno más allegado, como un hombre erguido y fuerte por haber prestado muchos servicios en bandas militares, tomando el porte de ellos, su físico como su espíritu se fueron debilitando de a poco falleciendo en medio de una pobreza franciscana.


Falleció mi padre en Rosario el 12 de enero de 1920 y nosotros  volvimos a la Capital Federal. Allí la familia se disgregó de a poco  porque conseguimos trabajo, como yo que entré en el ferrocarril por el año 24.

 

Hasta después de su muerte  el destino le sería adverso porque por ser empleado policial le hubiese correspondido ser enterrado en el Panteón de la Caja de Socorros Mutuos de la Policía de Rosario. Además tenía derecho a ello en su carácter de socio activo de aquella institución.
Pero quiso el destino que el Panteón estuviera repleto. No había ni un solo nicho desocupado. Entonces lo sepultaron en la tierra, en una tumba  anónima, en una miserable sepultura más  del  Cementerio La Piedad…por ser de raza negra ” asiente Juan José de Soiza Reilly en ¡Criminales! Buenos Aires, 1926.

Recién setenta años después, sus restos fueron trasladados al Cementerio Municipal de Venado Tuerto.

 

Para terminar haré referencia a la primera interpretación de la Marcha de San Lorenzo: No es raro leer notas periodísticas y también artículos historiando hechos relacionados con el memorable combate de San Lorenzo, donde se incurre en afirmaciones alejadas de la verdad cuando se alude al sitio donde por primera vez se escuchara los acordes de la célebre marcha, composición musical que por otra parte y sin documentación valedera, se  sostiene mientras su autor enseñaba música en Venado Tuerto, en  esa población la compuso entre los años 1898 y 1899.

(...) Lo que puede asegurarse documentalmente,  que la primera interpretación pública tuvo lugar al pie del histórico pino existente  en el Convento de San Carlos, el 28 de octubre de 1902, en presencia del Ministro de Guerra, Pablo Ricchieri, quien acompañaba  al presidente Roca que había llegado a inaugurar las obras del puerto de Rosario.

ÉL mismo felicitaría en tono formal pero contundentemente, el día 2 de noviembre posterior al compositor de esa marcha patriótica.”Ese día la marcha fue designada Marcha Oficial del Ejército Argentino”.

 

 

 

 

Bibliografía:

Hauser  Raúl Bruno: “Cayetano Silva y la Marcha de San Lorenzo”. Revista  de Historia de Rosario N°32.

 

Silva Cayetano. Calle. Topografía:

Corre de S. a N. desde 700 hasta 1200 a la altura de Av. Génova 1000.

Se le impuso ese nombre por O. 20 del año 1929.

Recuerda a Cayetano Silva (1868 – 1920) compositor de la Marcha de San Lorenzo.