CASADO DEL ALISAL CARLOS (1833-1899)

Después de Caseros hacían falta hombres que trabajasen, pues los hijos del país todavía se ocupaban de guerrear. En la primera mitad del siglo lo hicieron para conquistar su libertad y en la segunda para conseguir su unión.


Corría 1857 cuando llegó a estas playas un joven armador de barcos, marino mercante español, de Castilla la Vieja, destacado por cuna y por linaje. Había nacido en Villada, provincia de Palencia el 16 de marzo de1833. Era nada menos que Carlos Casado del Alisal.


Después de estudiar Filosofía en la Facultad Literaria de Valladolid, trasladóse a Bilbao donde después de cursar estudios de navegación en la Escuela de Marina egresó con el título de piloto.


Por ello es que con sólo 24 años tomó la decisión de embarcarse hacia América en busca de aventura y fortuna.


En tierra firme no eligió Buenos Aires, sino que de inmediato se vinculó con la firma Palacio exportadora e importadora con casa en Rosario, a fin de radicarse en ella, que por entonces era un caserío promisorio sobre las barrancas del Paraná.


Dejó el timón pero nunca el poder de aquello que emprendía, en efecto la secesión y las luchas fratricidas en los campos vecinos de Cepeda y Pavón no debilitaron su fe en el porvenir.


No mucho mejor era el panorama económico rosarino, debido a la falta total de moneda firme, debiendo utilizarse piezas de Bolivia, Perú o Chile o cortarse los pesos a cuchillo para disponer de cambio; el primer banco rosarino, el Nacional de la Confederación, había fracasado pues las emisiones autorizadas a hacer no tenían respaldo, el del Barón de Mauá fundado en 1866 tampoco había tenido el éxito esperado.


Ante esa situación, Don Carlos Casado del Alisal, decidió participar en instancias decisivas para la incipiente ciudad y necesitando el comercio y los negocios, medios de pago en 1865 abrió las puertas de un nuevo banco, actualmente conocido por Banco Provincia o Banco de Santa Fe cuyo desenvolvimiento por su seriedad y diligencia influiría decisivamente en el desarrollo y firmeza del comercio e industria locales.


Cuando lo vendió años después al de Londres, fue porque decidió cambiar la plata de sus arcas, por el oro de las mieses, adquiriendo 27.000 hectáreas de tierra humífera para convertirlas en granos para el mundo.


Escribir la vida de Casado es escribir un capítulo entero de la historia del trigo argentino.


El 12 de abril de 1878, vinculando el anhelante mercado de la demanda europea con el pletórico de la oferta argentina, en el puerto de Rosario embarcó las primeras 4.500 toneladas de trigo hacia Inglaterra proveniente de Colonia Candelaria (fundada por él en 1870) y que después se llamaría Villa Casilda, nombre de su madre y su hija.


No conforme con todo su accionar y sabiendo que los ferrocarriles eran tan necesarios para el transporte de sus productos tal como nuestras arterias lo son para transportar la sangre a nuestro cuerpo, decidió crear una nueva línea de ferrocarril que llamaría "Oeste Santafesino" con el propósito de unir Rosario con la Candelaria, detrás del Colegio Nacional.


El 3 de febrero de 1883 llegaría el presidente de la República Gral. Julio A. Roca a Rosario, a fin de inaugurar en forma oficial al día siguiente, la línea ferroviaria de don Casado del Alisal (cuya estructura subsiste actualmente sobre calle Chacabuco entre 9 de julio y 3 de Febrero) .


El viejo luchador tal vez cansado de vivir sin pausa, moría a los 66 años de un ataque al corazón, el día 29 de junio de 1899, siendo sus restos conducidos por ferrocarril a Casilda, y sepultados en la Iglesia de San Pedro de dicha ciudad, donde también fuera enterrada años más tarde, su esposa y fiel compañera, doña Ramona Sastre (hija de Marcos Sastre).


En su mensaje al país en 1879, el presidente Avellaneda le dedicó estas palabras:
"Hacen falta a nuestra Patria una docena de hombres como Casado, una docena de hombres con su genio para concebir, su fuerza para trabajar, y su constancia para sufrir las adversidades".


En el corazón de Rosario en la intersección de las calles San Martín y Santa Fe, la Nación, la provincia y la Municipalidad de Rosario le erigió un monumento en bronce a don Casado Del Alisal, que algunos rosarinos desconocen a quién pertenece y que otros llaman popularmente "el monumento al hombre del dedo",

Bibliografía:
Mikielievich Wladimir C: "Diccionario de Rosario" (Inédito)
Nazar Horacio E.: "Carlos Casado del Alisal" en diario La Nación en su edición del domingo 24 de enero de 1971.

Casado. Diagonal. Topografía:
Corre de N.E. a S.O. desde 2800 al 3000, a la altura de Ovidio Lagos 2700.
Se le impuso ese nombre por D. 8408 del año 1978.
Recuerda a Carlos Casado del Alisal (1833-1899), fundador del actual Banco de Santa Fe, del Ferrocarril Oeste Santafesino y de la ciudad de Casilda.