CASABLANCA CORNELIO (1861 - 1945)

Nos dice Jorge Benazar en su artículo "Historias de siglo y medio" del diario "la Capital " en su edición del 30 de junio de 2000 - " Menos el calor y la humedad, todo cambiaba en la ciudad que crecía recostada junto al río, Rosario se ecercaba a los doscientos mil habitantes.

Con electricidad, agua corriente, desagües cloacales, gas, teléfonos y ciento diez kilómetros de líneas de tranvía, la calidad de vida había mejorado.

El paisaje chato empezaba a vestirse de arquitectura afrancesada. Se oían y se leían todas las lenguas europeas. El orden urbano, la educación , la higiene y la salud subían de rango a partir de la llegada masiva de inmigrantes"

Juan Alvarez pondera algunas normas municipales orientadas por concepciones modernas de la salud. Médicos prestigiosos como Clemente Alvarez, Saturnino Albarracín y Tomás Cerruti, entre otros trabajaron con vecinos pudientes como Cornelio Casablanca para fundar en 1901 la Liga Argentina contra la Tuberculosis.

Muy cerca del centenario de la Revolución de Mayo, el 18 de abril sería el mismo empresario, don Cornelio Casablanca, quien propusiera, ante sus consocios del Jockey Club, que la ciudad celebrara la fiesta cívica con algo más que actos, homenajes y fuegos artificiales, sugiriendo la idea de construir por suscripción pública un hospital de avanzada.

Agrega Benazar. "El grupo fundador orientó su proyecto hacia la construcción de un hospital escuela vinculado con una facultad de Medicina, en línea con varios proyectos de creación de una universidad local como los que empujaban Lisandro de la Torre, Luis Laporte, Joaquín V.González y Jorge Raúl Rodríguez."

Había nacido en San Nicolás el 16 de setiembre de 1861, pasando su infancia en el campo, pues como era costumbre el hombre de campo se formaba desde chico haciéndolo todo, mandado por todos, sin tenerle miedo a nada y empezando por lo peor. De esa forma el muchacho se hizo fuerte y emprendedor, hasta que sus padres preocupados por su formación lo internaron en el colegio de los Padres Salesianos.

Casablanca hizo de acero su voluntad de afrontar la vida y joven aún inició una carrera bancaria donde trabó amistad con Adolfo Canavery que sería después su suegro, y en la década del 90 fue designado gerente de la sucursal local del Banco Español del Río de la Plata..

Sin ser rosarino, Casablanca quedó atrapado por la ciudad y con todo vigor integróse a las fuerzas vivas de la ciudad desempeñando por dos períodos la presidencia de la Sociedad Rural Santafesina.

Hacia 1912, temiendo una contienda ya previsible en el Viejo Mundo, los directivos del Banco Español lo enviaron a Europa para cerrar la sucursal de Hamburgo y entonces partió con su familia numerosa (seis hijas rosarinas) residiendo en Madrid y París de donde debió regresar cuando La Gran Guerra ya era una realidad.

Si hiciéramos un bosquejo de su persona tendríamos que decir que fue un hombre llano y correcto. Nunca prometía algo que no pudiera cumplir y siempre estaba a favor de la concreción de los proyectos.

Don Cornelio Casablanca al entrar en el mundo de la política renunció a su entonces sólida posición bancaria para evitar que se pudiera sospechar que solventaba sus actividades partidarias con fondos de la institución.

Con Lisandro de la Torre fundaron La Liga del Sur (que sería después el Partido Demócrata Progresista.) Más la política les fue adversa y ambos perdieron su fortuna.

Al producirse su quiebra económica pudo recoger gran parte de lo que había sembrado ya que todos sus acreedores le declararon pagas sus deudas y no hubo un sólo juicio en su contra. A tal punto sería el reconocimiento de la población que a través de una donación comunitaria le fue otorgada la casa donde hoy está instalado el club de Regatas (que ya no es el primitivo edificio por haber sido devorado por un incendio.)

Al final de su vida dejó Rosario y se trasladó a Buenos Aires para ocupar el cargo que le habían ofrecido como administrador de la sucesión de los bienes de Bartolomé Devoto, el que desempeñó casi 20 años. Falleció ya anciano, el 11 de abril de 1945.

 

Bibliografía:

Caras y Caretas. Revista N° 659, 20 de mayo de 1911.

Mikielievich, Wladimir C: "Cornelio Casablanca". Diccionario de Rosario (inédito.)

Benazar jorge: "De las curanderas y sacamuelas hasta el Hospital del Centenario". Artículo del diario La Capital en su edición del 30 de junio de 2002.

 

Casablanca. Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. entre el Bv. Seguí y la calle 24 de septiembre, desde la calle Juan Manuel de Rosas a la de Moreno. Su trazado se encuentra interrumpido desde la callle Corrientes a la de Paraguay y desde Roca a España.

Se le impuso ese nombre por Decr. N°22012 del año 1958.

Con anterioridad se llamó María Eva Duarte de Perón en el año 1949.

Recuerda a Cornelio Casablanca notable benefactor de Rosario.