CANNING GEORGE (1770 – 1827)

Nacido en una familia de la gentry dedicada al comercio, el padre de Canning perdió toda la fortuna y murió un año después del nacimiento de George, por lo cual los tíos de este, ricos comerciantes, se hicieron cargo de su educación.


Tras estudiar en el Colegio Eton y en la universidad de Oxford, su tío Stratford Canning lo introdujo al partido Whig, donde conoció a eminentes políticos como Charles James Fox y Edmund Burke.


Luego en 1793 con ayuda de William Pitt (el Joven), Canning entraría al Parlamento como representante de la Isla de Wight y destacó por su elocuencia y dotes de oratoria así como su vasto conocimiento de asuntos políticos.


En noviembre del año 1795 tuvo su primera designación como subsecretario de Relaciones Exteriores, cargo donde mostró su fuerte antipatía hacia la Revolución Francesa apoyando las posiciones de Pitt aunque esto le valiera disputas con Lord Grenville, su superior en el ministerio. Renunció a este cargo en abril de 1799 y volvió a la Cámara de los Comunes.


De nuevo gracias a la influencia de Pitt el Joven, Canning ocupó el cargo de Tesorero de la Royal Navy en 1805 al renovarse la lucha contra la Francia Napoleónica después de fracasar la Paz de Amiens; tras la muerte de Pitt en 1806 Canning fue llamado al año siguiente por el nuevo gabinete del Duque de Portland como ministro de asuntos exteriores de Gran Bretaña.


En ese cargo, ordenó en agosto de 1807 el bombardeo de Copenhague, además de apoyar en noviembre del mismo año la evacuación de la corte portuguesa a Brasil.


 También dirigió los primeros movimientos británicos en la Guerra de la Independencia española desde 1808, ayudando a la resistencia española contra los franceses. Dejó el cargo en 1809 tras disputas con Lord Castlereagh sobre la conducción de las alianzas contra Napoleón Bonaparte.

De vuelta en la Cámara de los Comunes, rehusó servir en gabinetes donde estuviera presente Lord Castlereagh. Recién en 1822 Canning volvió al cargo de ministro de asuntos exteriores, año en que también fue nombrado presidente de la Cámara de los Comunes.


En su segundo cargo ministerial, apoyó también los movimientos independentistas latinoamericanos, rehusando que las potencias de la Santa Alianza auxiliaran con armas o dinero a España para recuperar sus colonias de América.


En 1825 se firmó en Buenos Aires el “Tratado de Amistad, Comercio y Navegación” entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Gran Bretaña, siendo el primer tratado que firmara la futura República Argentina con un país europeo, al que contribuyó con especial interés Canning.


El tratado fue ratificado el 19 de febrero por el gobierno de Buenos Aires y el 10 de mayo por el de Londres. A los pocos días Canning depositó el documento en la Cámara de los Comunes, recibido con asentimiento general.


De esta forma, se lo considera como el primer reconocimiento de independencia a un país de Sudamérica por parte británica mediante un tratado.


Siguiendo esta política, Canning aceptó en noviembre de 1825 a un enviado de la Gran Colombia en calidad de “embajador”, siendo este el primer diplomático hispanoamericano reconocido por tal en Gran Bretaña.


Al acuerdo con el Río de la Plata seguirían pactos comerciales con México, y con el recién creado Imperio del Brasil, cuya independencia reconoció Gran Bretaña tras las gestiones de Canning ante la corte de Portugal en tal sentido.


Del mismo modo, instruyó al enviado británico en el Congreso de Panamá para alcanzar todos los acuerdos comerciales posibles con los países asistentes, evitando comprometerse en toda alianza política o militar.

george.html

 

 

Bibliografía:
Scalabrini Ortiz, Raúl: “Política Británica en el Río de la Plata.”
Ramos, Jorge Alejandro: “La factoría pampeana 1922 – 1943”.

Canning. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. desde 100 Bis – 299 Bis a la altura de Junín al 800.
Se le impuso ese nombre por Ord. 3 de 1905.
Recuerda al estadista inglés que reconoció nuestra independencia en 1825.