CANNING JORGE (1770 – 1827)

Estadista nacido en Londres el 11 de abril de 1770, año en que naciera nuestro preclaro prócer Don Manuel Belgrano.


La educación de Canning corrió a cargo de un tío paterno, banquero establecido en Londres que envió al niño cuando contaba ocho años de edad a Eton, donde no tardó de dar grandes muestras de talento, en su adolescencia dirigió la revista titulada The microcosm que tuvo gran éxito editorial.


Culminó su carrera en leyes en Oxford, actuando desde joven en política; descolló en el Parlamento por su elocuencia, en cuyos estrados ingresó en 1796, y permaneció por décadas en el siglo XIX.


Su desempeño se distinguió por una política liberal, reconociendo además el principio de la libre determinación de los pueblos que puso en práctica al registrar la independencia Argentina en 1825 y de otras naciones americanas que se liberaron del poder realista.


Cuando en 1894 partió Rivadavia en misión diplomática a Europa, el ministro Canning lo atendió con gran deferencia, asiendo honor al talento y cualidades personales del comisionado argentino, a tal punto que se concertó un tratado de amistad, comercio y navegación entre ambas naciones, el que fuera firmado en Buenos Aires el 2 de febrero de 1825.


El propósito de Canning era destruir el imperio español y abrir las independizadas colonias de España a las manufacturas británicas listas para ser ubicadas en nuevos mercados.


Cumpliendo con el objetivo de hombre leal a la corona británica envió al Río de la Plata y al Río de Janeiro a Lord Ponsonby el que maniobró en tal forma que separó a la tierra de Artigas de las provincias encabezadas por Buenos Aires e impidió que el imperio del Brasil se fortaleciese demasiado incorporando a su soberanía la Banda Oriental como “Provincia Cisplatina”.


En 1824 Canning no ocultó sus intenciones al expresar: “La América española es libre y si manejamos los negocios con hablilidad, ella será inglesa”.


La  República Argentina siempre dispuesta a conciliar y respetar la política internacional inauguraba en Buenos Aires en 1933, un monumento a Canning realizado por el escultor Alberto Lagos.


A su pie hoy todavía puede leerse “La Nación Argentina a George Canning”.

 

Bibliografía:
Scalabrini Ortiz, Raúl: “Política Británica en el Río de la Plata.”
Ramos, Jorge Alejandro: “La factoría pampeana 1922 – 1943”.

Canning. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. desde 100 Bis – 299 Bis a la altura de Junín al 800.
Se le impuso ese nombre por Ord. 3 de 1905.
Recuerda al estadista inglés que reconoció nuestra independencia en 1825.