CANALS JUAN (1849 – 1901)

Su talla  como persona era el reverso de lo místico, porque sus propósitos eran ver, contratar y acometer, en efecto sólo le bastaba  imaginarse un proyecto que enseguida comenzaba su lucha febril por hacerlo realidad.


Nacido en Barcelona (España) en 1849, a los veintiún años decidió partir hacia América en busca de nuevos rumbos hacia un futuro mejor.


Se radicó  en nuestra ciudad, allá por 1860 creyendo ver en la reciente ciudad, un campo virgen para sus ansias de expansión.


Don Juan Canals supo ganarse una cuantiosa fortuna vinculado al comercio mayorista, gracias a su   fuerte espíritu emprendedor, y a su íntima relación con  Juárez Celman (adicto  a la concesión de favores oficiales) y con  el gobernador  Gálvez, los que le proveyeron el acceso a créditos del Banco Provincial, cumpliéndose aquello que  dicen los entendidos en política “la gente cercana al poder, no necesita robar, porque los negocios y las inversiones,  le son fácilmente facilitados”.


Asiente Juan Alvarez en su “Historia de Rosario”, pág. 488. “A fines de 1888, Eduardo Wilde en ejercicio del ministerio del Interior de la Nación acordó con el empresario catalán, dar término a la primera sección del puerto de Rosario, encargándosele más tarde, la segunda hasta el arroyo Saladillo, con derecho a explotarlo durante 40 años.


Nada se omitió en el contrato, habría 4 kilómetros de murallón, edificio para subprefectura, almacenes, depósito de inflamables, estación ferroviaria, aduana, hotel con capacidad para 2.000 inmigrantes, pavimentación de las calles de acceso y terra plenamiento de 150 hectáreas a ganarle al río, la mitad de ellas para el Fisco. Canals prometió invertir no menos de 12 millones, mientras  los planos quedarían listos en enero de 1890.


El señor Canals organizó la “Sociedad Anónima del Puerto de Rosario” siendo nada menos que principal accionista de dicha sociedad Eloy Palacios, director del Banco Provincial, por lo tanto aquél  obtuvo los créditos de la institución.
Dicho contrato quedó suscripto 48 horas a principios del 88 (enero 30 y febrero 1°) siendo intendente Pedro T. de Larrechea


Juan Canals paralelamente en tiempo de tratativas por el puerto, en 1888 había  comenzado a construir el Gran Palacio de Justicia que actualmente subsiste frente a la plaza San Martín albergando la Facultad de  Derecho.


Por primera vez alojaba Rosario un Tribunal de Segunda Instancia dejándose de llevar a Santa Fe los recursos en asuntos de mayor cuantía.


Agrega Alvarez:”Desde comienzos de 1890 era grande la alarma producida  por las frecuentes quiebras comerciales. Abundaban acres comentarios sobre coimas, concusiones, peculados.”


En 1889 había surgido en Buenos Aires un grupo organizado de oposición  a Juárez Celman, con el nombre de Unión Cívica  de la Juventud, que al año siguiente pasó a denominarse Unión Cívica.(partido político harto ,ás representativo que el de lo grupos del Jardín Florida).


En julio de 1890 preparó una revuelta contra el presidente, que si bien no logró apoderarse del poder, obligó a aquél a dimitir.


La  renuncia de Juárez Celman al Poder  Ejecutivo  Nacional, más la inestabilidad política y  crisis financiera que postró  al Estado provincial, más  las sucesivas quiebras motivaron que Canals no pudiera cumplir con sus obligaciones hacia el Banco santafesino y pasó a ser su principal deudor. 


El empresario, aún quebrado financieramente,  habilitó el llamado Palacio de Justicia, aún no terminadas las obras en 1892, arrendando oficinas a profesionales del Derecho, pues por entonces los jueces tenían su despacho en la Jefatura Política, a pesar que el Poder Ejecutivo Nacional le hubo rescindido  el convenio en 1892.


 
Entretanto el Banco de la Nación  fue continuamente acusado de conservadorismo  y – hasta  de avaricia por su renuncia a conceder créditos -  en esos momentos a Canals que intentó obtener una ayuda crediticia, la institución se mantuvo reticente  aparte  su ejemplo fue seguido por la banca privada  que consideraba  a la prudencia como un valor inestimable.


El Estado provincial consideró que tal edificio  de la calle Moreno sería propiedad estatal albergando no sólo a la Justicia sino a la  Escuela Normal de Maestros y al Cuerpo de Línea (Cuerpo de Policía.)


Siendo hombre de gran fortuna, Canals falleció sin recursos en la Capital Federal el 3 de enero de 1901.


Una nota periodística agregada a la noticia de su desaparición rezaba: “El valor moral y la indulgencia fueron sus dos características mayores, en la adversidad y cuando la suerte le sonrió, Canals fue generoso y útil, factor de beneficios colectivos y de progresos humanos”.

 

Bibliografía:

Enunciada en el texto.

Rock David: El radicalismo argentino, 1890 – 1930.

 

 

Juan Canals. Calle. Topografía:

Corre de E. a O. desde el 100 al 2400; 2700 – 2790. A la altura de Corrientes 4400; Bv. Oroño 4400; Av. Ovidio Lagos 4400.

Se le impuso ese nombre por O. 28 de 1907.

Recuerda a Juan Canals (1949 - 1901), empresario benefactor de Rosario.

El edificio de la Asistencia Pública
La mayoría de los rosarinos ignoran que el edificio de la Asistencia Pública que da por calle Rioja, entre Moreno y Balcarce, fue la vivienda familiar del señor Canals, “el Palacio Canals”, convertido después en Casa de Higiene a principios del siglo XX, tomando posteriormente el nombre de la actual repartición municipal.


Clarifica el arquitecto Pablo Mercado: “La casa que fuera de Juan Canals, construida en 1888 aún perdura como testimonio de esos días, cedida al municipio en la intendencia de Luis Lamas (21/02/1898-19/02/1904), siendo  después esa casona, el Palacio de la Higiene en 1902, luego Asistencia Pública hasta nuestros días”, un verdadero cimiento de la Salud Pública de Rosario.


El parque con centenarias palmeras, magnolias y robles se convirtió en dos plazas en honor al Dr. Julio Maiztegui y Alicia Moureau de Justo, pero que quedaron  relegadas ante “la Martin”o “la Maternidad Martin”, edificio inaugurado el 8 de julio del año 1939 donado a la Municipalidad de Rosario por la Sra. Angela Joostens de Martin.


Si bien se siguen utilizando las instalaciones de este edificio como Centro de Salud, en la actualidad ha sido relevado por un nuevo edificio.