CAMPO SALLES MANUEL FERRAZ de (1841-1913)

Cuando Julio A. Roca volvió a ocupar por segunda vez el Poder Ejecutivo de la Nación (1898-1904) la gran dificultad para nuestra próspera economía, era el cierre de algunos puertos europeos a la carne argentina con el pretexto de la aftosa.


Buenos Aires contaba con más de 800 mil habitantes lo cual planteaba al gobierno problemas de desocupación.


Durante su gobierno se hizo  el anuncio público de la llamada doctrina Drago donde el jurista expresaba: “Entre los principios fundamentales del derecho público internacional que la humanidad ha consagrado, es uno de los más preciosos el que determina que todos los Estados, cualquiera que sea la fuerza de que dispongan, son entidades de derecho, perfectamente iguales entre sí y recíprocamente acreedores, por ello a las mismas consideraciones y respeto.”  


En base a esto y durante su labor presidencial trabó relaciones comerciales con Ferráz de Campos Salles (1898-1902) político brasileño, presidente de Brasil entre 1898 y 1902, consiguiendo mejorar ampliamente la situación económica de ambos países.


Bachiller en derecho por la Facultad de Derecho de São Paulo, Campos Sales ingresó, y enseguida formarse en el Partido Liberal. A continuación, participó de la creación del Partido Republicano Paulista (PRP), en 1873.


Presidencia constitucional de la República
En ese año fue elegido Presidente constitucional de la república, sustituyendo a Prudente de Morais; lo acompañó como vicepresidente Francisco de Assis Rosa e Silva.

En su época, la economía brasileña, basada en la exportación de café y caucho, no iba bien. Juzgaba que todos los problemas del país tenían una única causa: la desvalorización de la moneda.


Desarrolló la llamada política de los gobernadores, o política del café con leche, a través de la cual intentó obtener el apoyo del Congreso a través de relaciones de clientelismo y favorecimiento político entre el gobierno central, representado por el mismo presidente, estados, representados por los respectivos gobernadores, y municipios, representados por los coroneles.


En la economía, Campos Sales decidió que la resolución del problema de la deuda externa era el primer paso a ser tomado. En Londres, el presidente y los ingleses establecieron un acuerdo, conocido como “funding-loan”.


Con ese acuerdo, se suspendió por 3 años el pago de los intereses de la deuda; se suspendió por 13 años el pago de la deuda externa existente; el valor de los intereses y de las prestaciones no pagas se sumarían a la ya existente; la deuda comenzaría a ser pagada en 1911, con el plazo de 63 años con intereses del 5% anual; las rentas de la aduana de Río de Janeiro y Santos quedarían hipotecadas a los banqueros ingleses, como garantía. Entonces, libre del pago de las prestaciones.


Campos Sales pudo llevar adelante su política de “saneamiento” económico. Combatió la inflación, no emitiendo más dinero y retirando una parte de la moneda  en circulación.


Después combatió los déficits presupuestarios, reduciendo el gasto y aumentando el ingreso.


Joaquim Murtinho, Ministro de Hacienda, recortó el presupuesto del gobierno federal, elevó todos los impuestos existentes y creó otros.


Finalmente, se dedicó a la valorización de la moneda, elevando el cambio de una tasa de 48 mil-reales por libra a 14.


Ese mandatario brasilero junto a otros eminentes republicanos habían llevado a cabo la revolución del 14 al 15 de noviembre de 1889 haciendo desaparecer el imperio al destronar a Pedro II sin efusión de sangre. Con nueva Constitución organizaron su régimen de gobierno constituyendo la República Federativa del Brasil en 1894.


Fue elegido senador en 1890, pero renunció al cargo cuatro años después para convertirse en gobernador del Estado de São Paulo, cargo que ejerció hasta 1898.


En 1895 terminó el litigio de límites argentino-brasileño al ser sometido a arbitraje del presidente de los E.E.U.U., Mr. Grover Cleveland quién falló a favor del Brasil, incorporándose a sus dominios, los 32.000 kilómetros cuadrados del territorio en disputa, limitado por el río Iguazú, Uruguay, Piquirí Guazú, Chopín, San Antonio y Pipirí Guazú.

salles.html

Repito su visita a la Argentina de Campos Salles.


En el año 1899, el presidente de la Argentina Julio Roca, visitó Río de Janeiro, y, en 1900, Campos Salles retribuyó su visita, siendo recibido por mucho público, cerca de un cuarto de la población porteña, en Buenos Aires (300.000 personas del 1,2 millón de habitantes de esa capital argentina).


Campos Salles fue el primer presidente brasileño en viajar al exterior.


Gobernó hasta el 15 de noviembre de 1902 y luego del mandato presidencial, fue senador por São Paulo, y diplomático en la Argentina, donde trabajó con Julio Roca que también era diplomático y del cual se hiciera amigo cuando ambos fueran presidentes.


 Durante las articulaciones (demárches) para la elección presidencial de 1914, su nombre llegó a ser nuevamente elegido candidato,  para esa Presidencia de la República, pero falleció repentinamente, en 1913, cuando pasaba por dificultades financieras.

 

 

 

Bibliografía:
Sapiens. Enciclopedia ilustrada de la lengua castellana. Editorial Lopena Argentina. Tomo II.

Campo Salles. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 6600 al 6799 entre las calles Perú, Bolivia, Mendoza y White.
Se le impuso ese nombre por Ord. N° 31 de 1938.
Recuerda al ex presidente de la República Federativa del Brasil que fuera amigo de nuestro país y se destacó por las buenas relaciones entre las naciones del continente y del mundo.