CAMINO DE LOS INDIOS

Los indios siempre bien montados en caballos elegidos, se movían con rapidez, lo que hizo que las distintas tribus desparramadas en nuestro dilatadísimo territorio se mezclaran y adquirieran características similares.


Como el hombre blanco sabían encender la guerra y gustar del poder. Pero no eran hombres comunes: eran indios, conocedores del tiempo y el espacio americano.


Según el historiador Mikielievich: En el actual territorio argentino el camino seguido por las etnias paranaenses o grupos del área costera litoral que abarcaba el Paraná  y sus afluentes, se produjo así:

1822: Del 10 al 12 de diciembre los chanás invadieron la provincia de Santa Fe pasando la frontera con la provincia de Buenos Aires, estableciéndose sobre la costa del río Paraná.

1823: El 10 de agosto, el gobernador de la provincia de  Santa Fe, don Estanislao López, es vencido por los indios pampas en las costas del arroyo Pavón.

1826: Tribus calchaquíes asolaron la región del una próxima arremetida; Carcarañá, matando habitantes entre los que se encontraba el capitán Basualdo. Los cadáveres fueron trasladados a Rosario y expuestos en la plaza principal.

1864: “El 25 de setiembre, los indios llegan al Norte del río Carcarañá, frente a la histórica posta de Arequito donde se esperaba una nueva arremetida -  producida por las noticias de los chasquis - la que se produjo en la madrugada del día siguiente cuando después de un día de zozobras, de llantos, de cautiverio y de matanza desaparecieron con un inmenso botín” (Según Estanislao S. Zeballos, en su obra  “La Región del trigo, Tomo II. Buenos Aires, 1883.)
    

1873: En mayo llegaron a La Guardia de la Esquina. El mayor González los batió según carta de un cacique al comandante Hilario Lagos fechada en Salinas Grandes en enero de 1874.

1879: El 14 de agosto de 1878, el presidente Avellaneda envió al Congreso un proyecto para poner en ejecución la Ley del 23 de agosto de 1867 que ordenaba la ocupación del Río Negro, como frontera de la república sobre los indios pampas. El Congreso sancionó en octubre una nueva ley autorizando una inversión de 1.600.000 pesos para sufragar los gastos de la conquista.

Con la financiación aprobada, Roca estuvo en condiciones de preparar sus fuerzas para lanzar la ofensiva final. La expedición partió entre marzo y abril de 1879. Los seis mil soldados fueron distribuidos en cuatro divisiones que partieron de distintos puntos para rastrillar la pampa. Dos de las columnas estarían bajo las órdenes del propio Roca y del coronel Napoleón Uriburu, que atacarían desde la cordillera para converger en Choele Choel. Las columnas centrales, al mando de los coroneles Nicolás Levalle y Eduardo Racedo, entrarían por la pampa central y ocuparían la zona de Trarú Lauquen y Poitahue. Todo salió según el plan con el acompañamiento de la armada que con el buque El Triunfo, a las órdenes de Martín Guerrico, navegó por el Río Negro.

El 25 de mayo de 1879 se celebró en la margen izquierda del Río Negro y desde allí se preparó el último tramo de la conquista. El 11 de junio las tropas de Roca llegaron a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén.


Pocos días después, el ministro debió regresar a Buenos Aires para garantizar el abastecimiento de sus tropas y para estar presente en el lanzamiento de su candidatura a presidente de la República por el Partido Autonomista Nacional.


Lo reemplazaron en el mando los generales Conrado Villegas y Lorenzo Wintter, quienes arrinconaron a los aborígenes neuquinos y rionegrinos en los contrafuertes de los Andes y lograron su rendición definitiva en 1885.

 
 El saldo fue de miles de indios muertos, catorce mil reducidos a la servidumbre, y la ocupación de quince mil leguas cuadradas, que se destinarían, teóricamente, a la agricultura y la ganadería. En verdad fueron repartidas entre los altos  jefes y oficiales menores de esa “Conquista del desierto.”

Las enfermedades contraídas por el contacto con los blancos, la pobreza y el hambre aceleraron la mortandad de los indígenas patagónicos sobrevivientes.

1885: Contingentes de aborígenes tomados en las costas del río Bermejo por la expedición Gomensoro fueron traídos a Rosario por vía fluvial y de aquí enviados por ferrocarril a Tucumán para ser ocupados en los ingenios de un tal Nogués.

El choque de las dos culturas fue traumático, haciendo que una de ellas fuera extinguido en forma cruenta.

 

 

Bibliografía:
Enunciada en el texto.
Artículo de la revista Continente N°10. Bs. As. Enero 1968.
Padilla A: “El General Roca, de Ministro a Presidente”.

 

Camino de los Indios. Camino. Topografía:
Corre de N. a S. desde 1700 – 2900; Cochabamba 8200.
Recuerda a los pueblos originarios que ocuparon el área paranaense y al exterminio de los indígenas en la región patagónica de nuestro país, cuyo mentor y ejecutor fue el Gral.Julio A. Roca.   
No tiene designación oficial.