CAMBIASSO OSVALDO

’El Viejo’ Cambiasso y ’Carlón’ Pereyra Rossi: La historia
El sábado 14 de mayo de 1983 fueron secuestrados en el bar Magnum, de la ciudad de Rosario, Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso.

Eduardo Pereyra Rossi, ’el Carlón’, tenía 33 años, y era miembro de la Conducción Nacional de la Organización Montoneros.

Osvaldo Cambiasso, ’el Viejo’, había nacido en 1941 en la localidad santafecina de Soldini, ingeniero químico, profesor e investigador de la Universidad Nacional del Litoral, fue detenido en 1976 y liberado en 1981, habiendo sido el indiscutido jefe de los detenidos peronistas montoneros. Por su precario estado de salud, la presión internacional ejercida por diferentes organizaciones de derechos humanos, logró su libertad.

En la mañana de aquel 14 de mayo, Cambiaso y Pereyra Rossi fueron vistos en el bar de Córdoba y Ovidio Lagos, Rosario.

Cambiaso y Pereyra Rossi estaban reunidos planificando la reorganización de Montoneros, ante el advenimiento de la democracia.

Ninguno de los dos prestó atención al furgón Mercedes Benz, sin patente, del que bajaron 5 hombres armados vestidos de civil.

Se ha acusado por este procedimiento al entonces teniente coronel Oscar Pascual Guerrieri, jefe del centro de detención ilegal ’Quinta de Funes’, acusado de 15 casos de secuestro y torturas, 12 muerte.

Tras ingresar al lugar, fueron a la mesa de los dos militantes y los golpearon con culatazos mientras ponían a los clientes contra la pared.

El único testigo de la causa, reveló la presencia de 2 Ford Falcon, uno celeste metalizado, con patente de Ciudad de Buenos Aires, y el otro amarillo.

Según este testimonio, los dos dirigentes fueron llevados al furgón, que partió escoltado por los otros dos autos.

El 17 de mayo de 1983, el Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía de Provincia de Buenos Aires, difundieron un comunicado afirmando que 2 montoneros habían sido "abatidos en un enfrentamiento" con la policía bonaerense.

De acuerdo a la ’historia oficial’, los militantes habrían muerto luego de un "intenso tiroteo" con efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Tigre, al mando del oficial inspector Luis Abelardo Patti, secundado por el sargento Rodolfo Diéguez y el cabo Juan Amadeo Spataro.

Según esta versión, el ’enfrentamiento’ ocurrió a las 17.30 del sábado 14 de mayo de 1983, a la altura del kilómetro 103 de la ruta Panamericana, cerca de la localidad bonaerense de Lima.

Cambiaso y Pereyra Rossi habrían usado "un arma 9 milímetros y una pistola calibre 38".

El entonces Jefe de la Policía Bonaerense, general Fernando Verplaetsen, felicitó a los policías involucrados: "Acá se parte de la base de que son malos y actuaron mal, y yo creo que actuaron muy bien", sostuvo el militar, ante las críticas.

Sus palabras fueron respaldadas por quien era el Jefe del Ejército, general Cristino Nicolaides, y por el presidente de la Nación, general Reynaldo Benito Bignone, quien calificó a los tres policías como "3 jóvenes valientes" .

Sin embargo, una autopsia realizada el 21 de mayo de ese mismo año, comprobó que Cambiaso murió "tras recibir un balazo en la nuca, disparado a menos de 1 metro de distancia", y que tenía "signos de golpes en sus hombros, codos y rodillas" .

Otro examen médico demostró que Pereyra Rossi "fue torturado con picana", antes de ser asesinado de un tiro. La autopsia reveló también que los fusilamientos se produjeron el mismo 14 de mayo, a las 17:00, aproximadamente.

La investigación tomó impulso gracoas al juez penal de San Nicolás, Juan Carlos Marchetti, quien dictó la prisión preventiva de los policías.

En las pericias realizadas durante la 3ra. autopsia por el doctor Eduardo Pedace, un histopatólogo de 79 años experto en balística, demostraron que los disparos fueron hechos desde menos de 2 metros.

El 18 de junio, Marchetti dispuso la prisión preventiva de los 3 policías, acusados de "homicidio calificado reiterado", y ordenó las detenciones del médico policial José Gobbi (autor de la 1ra. autopsia) y del comisario Carlos Pascual Guaragna, acusados de "falso testimonio y falsificación de documento público".

El juez rosarino Jorge Eldo Juárez había remitido todas las actuaciones a Marchetti, pidiendo la unificación de las causas.

Los acusados (Luis Abelardo Patti, Rodolfo Diéguez y Juan Amadeo Spataro) quedaron detenidos en la unidad carcelaria Nº 3 del Servicio Penitenciario Provincial, en San Nicolás.

Pero el 4 de noviembre de 1983, la Cámara 2da. de Apelaciones de esa ciudad confirmó el sobreseimiento provisorio.

Los 3 policías quedaron en libertad. El tribunal consignó en su fallo que "los testigos fueron modificando sus dichos originales" .

En forma paralela, un grupo de abogados de diferentes corrientes políticas conformaron una Comisión Investigadora que se ocupó del caso.

Participaron de ella, entre otros, Marcelo Parrilli, Nilda Garré y Augusto Conte.

Esa Comisión presentó, a fines de mayo de 1983, ante los Juzgados intervinientes, una nota anónima con una descripción de los hechos, donde se revelaba que "el propio sargento Dieguez habría comentado a sus compañeros de Zárate que Patti fusiló a Cambiaso y Pereyra Rossi por la espalda, a pesar de que en ningún momento habían ofrecido resistencia".

Además, el anónimo sostenía que "para este hecho eligieron a Patti por sus antecedentes criminales, su sangre fría y su cinismo, y porque siempre se jacta de que no habla ni pasándole la picana".

La nota relataba que ya secuestrados, los dirigentes fueron "trasladados a un galpón donde, tras grandes forcejeos, son reducidos y se les inyectan somníferos" , para después asesinarlos.

"El oficial principal y el cabo Spataro bajan del patrullero que conducía el sargento Diéguez y descargan sus escopetas por atrás sobre los cuerpos inermes (y anestesiados) de los secuestrados" , afirmaba la carta, para seguir contando que luego "son colocadas en manos de los muertos las armas calibre 38 y 9, y las hacen disparar, para demostrar en el posterior peritaje que los muertos habían participado activamente de un tiroteo".

El documento denunciaba que la autopsia a los cadáveres fue realizada "por médicos amigos" que la hicieron "de cualquier forma", y descubría también la feroz interna policial, y las relaciones entre las distintas fuerzas y servicios de inteligencia.

Cuenta Olivares que "una de las últimas presentaciones que hicimos en la causa fue por una información, que edita el diario La Capital, de archivos desclasificados de la embajada norteamericana. Allí aparece información sobre el caso Cambiaso, entonces le pedimos al fiscal que informara".

En el año 2002, el Departamento de Estado estadounidense desclasificó sus archivos relacionados con la represión ilegal en Argentina entre 1975 y 1983.

En relación con el asesinato de Cambiaso y Pereyra Rossi, se encontró un telegrama de la embajada norteamericana donde aparece el apellido ’Pati’ (con 1 t), sindicado como uno de los responsables de la operación de mayo de 1983 en Rosario.

"Existe la amplia presunción de que lo que parece haber sido una ejecución no habría ocurrido si no hubiesen existido órdenes de la cúpula militar" , sostiene uno de los documentos de la embajada estadounidense en Buenos Aires.


La Causa
El 14 de mayo de 1983 los militantes peronistas montoneros Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso fueron secuestrados en el bar "Magnun" de la ciudad de Rosario, y posteriormente fueron trasladados a la ciudad de Lima, en el partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, donde los asesinaron en un enfrentamiento simulado por los policías bonaerenses.
Ese año, la causa fue investigada en el Juzgado Federal de San Nicolás, a cargo del Dr. Luis Hilario Milesi, un Suboficial Mayor (RE) del Ejército Argentino que había sido designado el 24 de Marzo de 1976, y más tarde por el Juzgado Provincial en lo Penal Nro. 3 de esa cuidad, a cargo del Dr. Juan Carlos Marchetti. Lunes, 6 de Julio de 2009

- Según fuera noticiado por Impulso Baires, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentó en el día de ayer, 2 de junio en el Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de San Nicolás, a cargo del Dr. Carlos Villafuerte Ruzo, para solictarle la reapertura de la causa del asesinato de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, en mayo de 1983, en la que se encontraba acusado el ex subcomisario Luis Abelardo Patti.

En la presentación se pide la nulidad del sobreseimiento, la citación a declaración indagatoria y la detención de Luis Abelardo Patti, Juan Amadeo Spataro y Rodolfo Dieguez, que revestían como Oficial Inspector, Cabo y Sargento en la Policía Bonaerense en mayo de 1983. El pedido se fundamenta en que el sobreseimento fue dictado por la justicia de facto durante la dictadura militar. Además se los juzgó como delitos comunes cuando deberia haberselos encuadrado como crímenes de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado. Esta nueva presentación la realiza

Bibliografía:

© 2004 Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh', Todos los derechos reservados. Legal.

 

Cambiasso.Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. al este de San Martín 4600.

Carece de designación oficial.

No existe Ordenanza o Decreto que justifique perpetuar su nombre.

 

 

 

 

























PROGRAMA









Explosión en India deja 37 muertosUnión Europa apoya reforma del FMI
• Ir a Noticias Breves

Solicitan reapertura de causa Cambiasso - Pereyra Rossi en la que es acusado Patti


La Plata, 2 jun (ANCLA) - Según fuera noticiado por Impulso Baires, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentó en el día de ayer en el Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de San Nicolás, a cargo del Dr. Carlos Villafuerte Ruzo, para solictarle la reapertura de la causa del asesinato de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, en mayo de 1983, en la que se encontraba acusado el ex subcomisario Luis Abelardo Patti.

En la presentación se pide la nulidad del sobreseimiento, la citación a declaración indagatoria y la detención de Luis Abelardo Patti, Juan Amadeo Spataro y Rodolfo Dieguez, que revestían como Oficial Inspector, Cabo y Sargento en la Policía Bonaerense en mayo de 1983. El pedido se fundamenta en que el sobreseimento fue dictado por la justicia de facto durante la dictadura militar. Además se los juzgó como delitos comunes cuando deberia haberselos encuadrado como crímenes de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado. Esta nueva presentación la realiza el Área de Investigación y Memoria, a cargo de la Subsecretaria de Derechos Humanos, Sara Derotier de Cobacho.

La Causa
El 14 de mayo de 1983 los militantes peronistas montoneros Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso fueron secuestrados en el bar "Magnun" de la ciudad de Rosario, y posteriormente fueron trasladados a la ciudad de Lima, en el partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, donde los asesinaron en un enfrentamiento simulado por los policías bonaerenses.
Ese año, la causa fue investigada en el Juzgado Federal de San Nicolás, a cargo del Dr. Luis Hilario Milesi, un Suboficial Mayor (RE) del Ejército Argentino que había sido designado el 24 de Marzo de 1976, y más tarde por el Juzgado Provincial en lo Penal Nro. 3 de esa cuidad, a cargo del Dr. Juan Carlos Marchetti.


--------------------------------------------------------------------------------

Extractado de Urgente24

’El Viejo’ Cambiasso y ’Carlón’ Pereyra Rossi: La historia
El sábado 14 de mayo de 1983 fueron secuestrados en el bar Magnum, de la ciudad de Rosario, Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso.

Eduardo Pereyra Rossi, ’el Carlón’, tenía 33 años, y era miembro de la Conducción Nacional de la Organización Montoneros.

Osvaldo Cambiasso, ’el Viejo’, había nacido en 1941 en la localidad santafecina de Soldini, ingeniero químico, profesor e investigador de la Universidad Nacional del Litoral, fue detenido en 1976 y liberado en 1981, habiendo sido el indiscutido jefe de los detenidos peronistas montoneros. Por su precario estado de salud, la presión internacional ejercida por diferentes organizaciones de derechos humanos, logró su libertad.

En la mañana de aquel 14 de mayo, Cambiaso y Pereyra Rossi fueron vistos en el bar de Córdoba y Ovidio Lagos, Rosario.

Cambiaso y Pereyra Rossi estaban reunidos planificando la reorganización de Montoneros, ante el advenimiento de la democracia.

Ninguno de los dos prestó atención al furgón Mercedes Benz, sin patente, del que bajaron 5 hombres armados vestidos de civil.

Se ha acusado por este procedimiento al entonces teniente coronel Oscar Pascual Guerrieri, jefe del centro de detención ilegal ’Quinta de Funes’, acusado de 15 casos de secuestro y torturas, 12 muerte.

Tras ingresar al lugar, fueron a la mesa de los dos militantes y los golpearon con culatazos mientras ponían a los clientes contra la pared.

El único testigo de la causa, reveló la presencia de 2 Ford Falcon, uno celeste metalizado, con patente de Ciudad de Buenos Aires, y el otro amarillo.

Según este testimonio, los dos dirigentes fueron llevados al furgón, que partió escoltado por los otros dos autos.

El 17 de mayo de 1983, el Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía de Provincia de Buenos Aires, difundieron un comunicado afirmando que 2 montoneros habían sido "abatidos en un enfrentamiento" con la policía bonaerense.

De acuerdo a la ’historia oficial’, los militantes habrían muerto luego de un "intenso tiroteo" con efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Tigre, al mando del oficial inspector Luis Abelardo Patti, secundado por el sargento Rodolfo Diéguez y el cabo Juan Amadeo Spataro.

Según esta versión, el ’enfrentamiento’ ocurrió a las 17.30 del sábado 14 de mayo de 1983, a la altura del kilómetro 103 de la ruta Panamericana, cerca de la localidad bonaerense de Lima.

Cambiaso y Pereyra Rossi habrían usado "un arma 9 milímetros y una pistola calibre 38".

El entonces Jefe de la Policía Bonaerense, general Fernando Verplaetsen, felicitó a los policías involucrados: "Acá se parte de la base de que son malos y actuaron mal, y yo creo que actuaron muy bien", sostuvo el militar, ante las críticas.

Sus palabras fueron respaldadas por quien era el Jefe del Ejército, general Cristino Nicolaides, y por el presidente de la Nación, general Reynaldo Benito Bignone, quien calificó a los tres policías como "3 jóvenes valientes" .

Sin embargo, una autopsia realizada el 21 de mayo de ese mismo año, comprobó que Cambiaso murió "tras recibir un balazo en la nuca, disparado a menos de 1 metro de distancia", y que tenía "signos de golpes en sus hombros, codos y rodillas" .

Otro examen médico demostró que Pereyra Rossi "fue torturado con picana", antes de ser asesinado de un tiro. La autopsia reveló también que los fusilamientos se produjeron el mismo 14 de mayo, a las 17:00, aproximadamente.

La investigación tomó impulso gracoas al juez penal de San Nicolás, Juan Carlos Marchetti, quien dictó la prisión preventiva de los policías.

En las pericias realizadas durante la 3ra. autopsia por el doctor Eduardo Pedace, un histopatólogo de 79 años experto en balística, demostraron que los disparos fueron hechos desde menos de 2 metros.

El 18 de junio, Marchetti dispuso la prisión preventiva de los 3 policías, acusados de "homicidio calificado reiterado", y ordenó las detenciones del médico policial José Gobbi (autor de la 1ra. autopsia) y del comisario Carlos Pascual Guaragna, acusados de "falso testimonio y falsificación de documento público".

El juez rosarino Jorge Eldo Juárez había remitido todas las actuaciones a Marchetti, pidiendo la unificación de las causas.

Los acusados (Luis Abelardo Patti, Rodolfo Diéguez y Juan Amadeo Spataro) quedaron detenidos en la unidad carcelaria Nº 3 del Servicio Penitenciario Provincial, en San Nicolás.

Pero el 4 de noviembre de 1983, la Cámara 2da. de Apelaciones de esa ciudad confirmó el sobreseimiento provisorio.

Los 3 policías quedaron en libertad. El tribunal consignó en su fallo que "los testigos fueron modificando sus dichos originales" .

En forma paralela, un grupo de abogados de diferentes corrientes políticas conformaron una Comisión Investigadora que se ocupó del caso.

Participaron de ella, entre otros, Marcelo Parrilli, Nilda Garré y Augusto Conte.

Esa Comisión presentó, a fines de mayo de 1983, ante los Juzgados intervinientes, una nota anónima con una descripción de los hechos, donde se revelaba que "el propio sargento Dieguez habría comentado a sus compañeros de Zárate que Patti fusiló a Cambiaso y Pereyra Rossi por la espalda, a pesar de que en ningún momento habían ofrecido resistencia".

Además, el anónimo sostenía que "para este hecho eligieron a Patti por sus antecedentes criminales, su sangre fría y su cinismo, y porque siempre se jacta de que no habla ni pasándole la picana".

La nota relataba que ya secuestrados, los dirigentes fueron "trasladados a un galpón donde, tras grandes forcejeos, son reducidos y se les inyectan somníferos" , para después asesinarlos.

"El oficial principal y el cabo Spataro bajan del patrullero que conducía el sargento Diéguez y descargan sus escopetas por atrás sobre los cuerpos inermes (y anestesiados) de los secuestrados" , afirmaba la carta, para seguir contando que luego "son colocadas en manos de los muertos las armas calibre 38 y 9, y las hacen disparar, para demostrar en el posterior peritaje que los muertos habían participado activamente de un tiroteo".

El documento denunciaba que la autopsia a los cadáveres fue realizada "por médicos amigos" que la hicieron "de cualquier forma", y descubría también la feroz interna policial, y las relaciones entre las distintas fuerzas y servicios de inteligencia.

Cuenta Olivares que "una de las últimas presentaciones que hicimos en la causa fue por una información, que edita el diario La Capital, de archivos desclasificados de la embajada norteamericana. Allí aparece información sobre el caso Cambiaso, entonces le pedimos al fiscal que informara".

En el año 2002, el Departamento de Estado estadounidense desclasificó sus archivos relacionados con la represión ilegal en Argentina entre 1975 y 1983.

En relación con el asesinato de Cambiaso y Pereyra Rossi, se encontró un telegrama de la embajada norteamericana donde aparece el apellido ’Pati’ (con 1 t), sindicado como uno de los responsables de la operación de mayo de 1983 en Rosario.

"Existe la amplia presunción de que lo que parece haber sido una ejecución no habría ocurrido si no hubiesen existido órdenes de la cúpula militar" , sostiene uno de los documentos de la embajada estadounidense en Buenos Aires.





Página Principal | Mapa del Sitio | RSS | Resumen | Búsqueda | Contactanos | Espacio Redactores | Volver arriba
© 2004 Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh', Todos los derechos reservados. Legal.


--------------------------------------------------------------------------------

Extractado de Lunes, 6 de Julio de 2009




Buscar



El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios










DIARIOS















PROGRAMA









Unión Europa apoya reforma del FMIExplosión en India deja 37 muertos
• Ir a Noticias Breves

Solicitan reapertura de causa Cambiasso - Pereyra Rossi en la que es acusado Patti


La Plata, 2 jun (ANCLA) - Según fuera noticiado por Impulso Baires, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentó en el día de ayer en el Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de San Nicolás, a cargo del Dr. Carlos Villafuerte Ruzo, para solictarle la reapertura de la causa del asesinato de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, en mayo de 1983, en la que se encontraba acusado el ex subcomisario Luis Abelardo Patti.

En la presentación se pide la nulidad del sobreseimiento, la citación a declaración indagatoria y la detención de Luis Abelardo Patti, Juan Amadeo Spataro y Rodolfo Dieguez, que revestían como Oficial Inspector, Cabo y Sargento en la Policía Bonaerense en mayo de 1983. El pedido se fundamenta en que el sobreseimento fue dictado por la justicia de facto durante la dictadura militar. Además se los juzgó como delitos comunes cuando deberia haberselos encuadrado como crímenes de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado. Esta nueva presentación la realiza el Área de Investigación y Memoria, a cargo de la Subsecretaria de Derechos Humanos, Sara Derotier de Cobacho.

La Causa
El 14 de mayo de 1983 los militantes peronistas montoneros Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso fueron secuestrados en el bar "Magnun" de la ciudad de Rosario, y posteriormente fueron trasladados a la ciudad de Lima, en el partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, donde los asesinaron en un enfrentamiento simulado por los policías bonaerenses.
Ese año, la causa fue investigada en el Juzgado Federal de San Nicolás, a cargo del Dr. Luis Hilario Milesi, un Suboficial Mayor (RE) del Ejército Argentino que había sido designado el 24 de Marzo de 1976, y más tarde por el Juzgado Provincial en lo Penal Nro. 3 de esa cuidad, a cargo del Dr. Juan Carlos Marchetti.


--------------------------------------------------------------------------------

Extractado de Urgente24

’El Viejo’ Cambiasso y ’Carlón’ Pereyra Rossi: La historia
El sábado 14 de mayo de 1983 fueron secuestrados en el bar Magnum, de la ciudad de Rosario, Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso.

Eduardo Pereyra Rossi, ’el Carlón’, tenía 33 años, y era miembro de la Conducción Nacional de la Organización Montoneros.

Osvaldo Cambiasso, ’el Viejo’, había nacido en 1941 en la localidad santafecina de Soldini, ingeniero químico, profesor e investigador de la Universidad Nacional del Litoral, fue detenido en 1976 y liberado en 1981, habiendo sido el indiscutido jefe de los detenidos peronistas montoneros. Por su precario estado de salud, la presión internacional ejercida por diferentes organizaciones de derechos humanos, logró su libertad.

En la mañana de aquel 14 de mayo, Cambiaso y Pereyra Rossi fueron vistos en el bar de Córdoba y Ovidio Lagos, Rosario.

Cambiaso y Pereyra Rossi estaban reunidos planificando la reorganización de Montoneros, ante el advenimiento de la democracia.

Ninguno de los dos prestó atención al furgón Mercedes Benz, sin patente, del que bajaron 5 hombres armados vestidos de civil.

Se ha acusado por este procedimiento al entonces teniente coronel Oscar Pascual Guerrieri, jefe del centro de detención ilegal ’Quinta de Funes’, acusado de 15 casos de secuestro y torturas, 12 muerte.

Tras ingresar al lugar, fueron a la mesa de los dos militantes y los golpearon con culatazos mientras ponían a los clientes contra la pared.

El único testigo de la causa, reveló la presencia de 2 Ford Falcon, uno celeste metalizado, con patente de Ciudad de Buenos Aires, y el otro amarillo.

Según este testimonio, los dos dirigentes fueron llevados al furgón, que partió escoltado por los otros dos autos.

El 17 de mayo de 1983, el Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía de Provincia de Buenos Aires, difundieron un comunicado afirmando que 2 montoneros habían sido "abatidos en un enfrentamiento" con la policía bonaerense.

De acuerdo a la ’historia oficial’, los militantes habrían muerto luego de un "intenso tiroteo" con efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Tigre, al mando del oficial inspector Luis Abelardo Patti, secundado por el sargento Rodolfo Diéguez y el cabo Juan Amadeo Spataro.

Según esta versión, el ’enfrentamiento’ ocurrió a las 17.30 del sábado 14 de mayo de 1983, a la altura del kilómetro 103 de la ruta Panamericana, cerca de la localidad bonaerense de Lima.

Cambiaso y Pereyra Rossi habrían usado "un arma 9 milímetros y una pistola calibre 38".

El entonces Jefe de la Policía Bonaerense, general Fernando Verplaetsen, felicitó a los policías involucrados: "Acá se parte de la base de que son malos y actuaron mal, y yo creo que actuaron muy bien", sostuvo el militar, ante las críticas.

Sus palabras fueron respaldadas por quien era el Jefe del Ejército, general Cristino Nicolaides, y por el presidente de la Nación, general Reynaldo Benito Bignone, quien calificó a los tres policías como "3 jóvenes valientes" .

Sin embargo, una autopsia realizada el 21 de mayo de ese mismo año, comprobó que Cambiaso murió "tras recibir un balazo en la nuca, disparado a menos de 1 metro de distancia", y que tenía "signos de golpes en sus hombros, codos y rodillas" .

Otro examen médico demostró que Pereyra Rossi "fue torturado con picana", antes de ser asesinado de un tiro. La autopsia reveló también que los fusilamientos se produjeron el mismo 14 de mayo, a las 17:00, aproximadamente.

La investigación tomó impulso gracoas al juez penal de San Nicolás, Juan Carlos Marchetti, quien dictó la prisión preventiva de los policías.

En las pericias realizadas durante la 3ra. autopsia por el doctor Eduardo Pedace, un histopatólogo de 79 años experto en balística, demostraron que los disparos fueron hechos desde menos de 2 metros.

El 18 de junio, Marchetti dispuso la prisión preventiva de los 3 policías, acusados de "homicidio calificado reiterado", y ordenó las detenciones del médico policial José Gobbi (autor de la 1ra. autopsia) y del comisario Carlos Pascual Guaragna, acusados de "falso testimonio y falsificación de documento público".

El juez rosarino Jorge Eldo Juárez había remitido todas las actuaciones a Marchetti, pidiendo la unificación de las causas.

Los acusados (Luis Abelardo Patti, Rodolfo Diéguez y Juan Amadeo Spataro) quedaron detenidos en la unidad carcelaria Nº 3 del Servicio Penitenciario Provincial, en San Nicolás.

Pero el 4 de noviembre de 1983, la Cámara 2da. de Apelaciones de esa ciudad confirmó el sobreseimiento provisorio.

Los 3 policías quedaron en libertad. El tribunal consignó en su fallo que "los testigos fueron modificando sus dichos originales" .

En forma paralela, un grupo de abogados de diferentes corrientes políticas conformaron una Comisión Investigadora que se ocupó del caso.

Participaron de ella, entre otros, Marcelo Parrilli, Nilda Garré y Augusto Conte.

Esa Comisión presentó, a fines de mayo de 1983, ante los Juzgados intervinientes, una nota anónima con una descripción de los hechos, donde se revelaba que "el propio sargento Dieguez habría comentado a sus compañeros de Zárate que Patti fusiló a Cambiaso y Pereyra Rossi por la espalda, a pesar de que en ningún momento habían ofrecido resistencia".

Además, el anónimo sostenía que "para este hecho eligieron a Patti por sus antecedentes criminales, su sangre fría y su cinismo, y porque siempre se jacta de que no habla ni pasándole la picana".

La nota relataba que ya secuestrados, los dirigentes fueron "trasladados a un galpón donde, tras grandes forcejeos, son reducidos y se les inyectan somníferos" , para después asesinarlos.

"El oficial principal y el cabo Spataro bajan del patrullero que conducía el sargento Diéguez y descargan sus escopetas por atrás sobre los cuerpos inermes (y anestesiados) de los secuestrados" , afirmaba la carta, para seguir contando que luego "son colocadas en manos de los muertos las armas calibre 38 y 9, y las hacen disparar, para demostrar en el posterior peritaje que los muertos habían participado activamente de un tiroteo".

El documento denunciaba que la autopsia a los cadáveres fue realizada "por médicos amigos" que la hicieron "de cualquier forma", y descubría también la feroz interna policial, y las relaciones entre las distintas fuerzas y servicios de inteligencia.

Cuenta Olivares que "una de las últimas presentaciones que hicimos en la causa fue por una información, que edita el diario La Capital, de archivos desclasificados de la embajada norteamericana. Allí aparece información sobre el caso Cambiaso, entonces le pedimos al fiscal que informara".

En el año 2002, el Departamento de Estado estadounidense desclasificó sus archivos relacionados con la represión ilegal en Argentina entre 1975 y 1983.

En relación con el asesinato de Cambiaso y Pereyra Rossi, se encontró un telegrama de la embajada norteamericana donde aparece el apellido ’Pati’ (con 1 t), sindicado como uno de los responsables de la operación de mayo de 1983 en Rosario.

"Existe la amplia presunción de que lo que parece haber sido una ejecución no habría ocurrido si no hubiesen existido órdenes de la cúpula militar" , sostiene uno de los documentos de la embajada estadounidense en Buenos Aires.





Página Principal | Mapa del Sitio | RSS | Resumen | Búsqueda | Contactanos | Espacio Redactores | Volver arriba
© 2004 Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh', Todos los derechos reservados. Legal.

Lunes, 6 de Julio de 2009




Buscar



El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios










DIARIOS















PROGRAMA









Unión Europa apoya reforma del FMIExplosión en India deja 37 muertos
• Ir a Noticias Breves

Solicitan reapertura de causa Cambiasso - Pereyra Rossi en la que es acusado Patti


La Plata, 2 jun (ANCLA) - Según fuera noticiado por Impulso Baires, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentó en el día de ayer en el Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de San Nicolás, a cargo del Dr. Carlos Villafuerte Ruzo, para solictarle la reapertura de la causa del asesinato de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, en mayo de 1983, en la que se encontraba acusado el ex subcomisario Luis Abelardo Patti.

En la presentación se pide la nulidad del sobreseimiento, la citación a declaración indagatoria y la detención de Luis Abelardo Patti, Juan Amadeo Spataro y Rodolfo Dieguez, que revestían como Oficial Inspector, Cabo y Sargento en la Policía Bonaerense en mayo de 1983. El pedido se fundamenta en que el sobreseimento fue dictado por la justicia de facto durante la dictadura militar. Además se los juzgó como delitos comunes cuando deberia haberselos encuadrado como crímenes de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado. Esta nueva presentación la realiza el Área de Investigación y Memoria, a cargo de la Subsecretaria de Derechos Humanos, Sara Derotier de Cobacho.

La Causa
El 14 de mayo de 1983 los militantes peronistas montoneros Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso fueron secuestrados en el bar "Magnun" de la ciudad de Rosario, y posteriormente fueron trasladados a la ciudad de Lima, en el partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, donde los asesinaron en un enfrentamiento simulado por los policías bonaerenses.
Ese año, la causa fue investigada en el Juzgado Federal de San Nicolás, a cargo del Dr. Luis Hilario Milesi, un Suboficial Mayor (RE) del Ejército Argentino que había sido designado el 24 de Marzo de 1976, y más tarde por el Juzgado Provincial en lo Penal Nro. 3 de esa cuidad, a cargo del Dr. Juan Carlos Marchetti.


--------------------------------------------------------------------------------

Extractado de Urgente24

’El Viejo’ Cambiasso y ’Carlón’ Pereyra Rossi: La historia
El sábado 14 de mayo de 1983 fueron secuestrados en el bar Magnum, de la ciudad de Rosario, Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiasso.

Eduardo Pereyra Rossi, ’el Carlón’, tenía 33 años, y era miembro de la Conducción Nacional de la Organización Montoneros.

Osvaldo Cambiasso, ’el Viejo’, había nacido en 1941 en la localidad santafecina de Soldini, ingeniero químico, profesor e investigador de la Universidad Nacional del Litoral, fue detenido en 1976 y liberado en 1981, habiendo sido el indiscutido jefe de los detenidos peronistas montoneros. Por su precario estado de salud, la presión internacional ejercida por diferentes organizaciones de derechos humanos, logró su libertad.

En la mañana de aquel 14 de mayo, Cambiaso y Pereyra Rossi fueron vistos en el bar de Córdoba y Ovidio Lagos, Rosario.

Cambiaso y Pereyra Rossi estaban reunidos planificando la reorganización de Montoneros, ante el advenimiento de la democracia.

Ninguno de los dos prestó atención al furgón Mercedes Benz, sin patente, del que bajaron 5 hombres armados vestidos de civil.

Se ha acusado por este procedimiento al entonces teniente coronel Oscar Pascual Guerrieri, jefe del centro de detención ilegal ’Quinta de Funes’, acusado de 15 casos de secuestro y torturas, 12 muerte.

Tras ingresar al lugar, fueron a la mesa de los dos militantes y los golpearon con culatazos mientras ponían a los clientes contra la pared.

El único testigo de la causa, reveló la presencia de 2 Ford Falcon, uno celeste metalizado, con patente de Ciudad de Buenos Aires, y el otro amarillo.

Según este testimonio, los dos dirigentes fueron llevados al furgón, que partió escoltado por los otros dos autos.

El 17 de mayo de 1983, el Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía de Provincia de Buenos Aires, difundieron un comunicado afirmando que 2 montoneros habían sido "abatidos en un enfrentamiento" con la policía bonaerense.

De acuerdo a la ’historia oficial’, los militantes habrían muerto luego de un "intenso tiroteo" con efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Tigre, al mando del oficial inspector Luis Abelardo Patti, secundado por el sargento Rodolfo Diéguez y el cabo Juan Amadeo Spataro.

Según esta versión, el ’enfrentamiento’ ocurrió a las 17.30 del sábado 14 de mayo de 1983, a la altura del kilómetro 103 de la ruta Panamericana, cerca de la localidad bonaerense de Lima.

Cambiaso y Pereyra Rossi habrían usado "un arma 9 milímetros y una pistola calibre 38".

El entonces Jefe de la Policía Bonaerense, general Fernando Verplaetsen, felicitó a los policías involucrados: "Acá se parte de la base de que son malos y actuaron mal, y yo creo que actuaron muy bien", sostuvo el militar, ante las críticas.

Sus palabras fueron respaldadas por quien era el Jefe del Ejército, general Cristino Nicolaides, y por el presidente de la Nación, general Reynaldo Benito Bignone, quien calificó a los tres policías como "3 jóvenes valientes" .

Sin embargo, una autopsia realizada el 21 de mayo de ese mismo año, comprobó que Cambiaso murió "tras recibir un balazo en la nuca, disparado a menos de 1 metro de distancia", y que tenía "signos de golpes en sus hombros, codos y rodillas" .

Otro examen médico demostró que Pereyra Rossi "fue torturado con picana", antes de ser asesinado de un tiro. La autopsia reveló también que los fusilamientos se produjeron el mismo 14 de mayo, a las 17:00, aproximadamente.

La investigación tomó impulso gracoas al juez penal de San Nicolás, Juan Carlos Marchetti, quien dictó la prisión preventiva de los policías.

En las pericias realizadas durante la 3ra. autopsia por el doctor Eduardo Pedace, un histopatólogo de 79 años experto en balística, demostraron que los disparos fueron hechos desde menos de 2 metros.

El 18 de junio, Marchetti dispuso la prisión preventiva de los 3 policías, acusados de "homicidio calificado reiterado", y ordenó las detenciones del médico policial José Gobbi (autor de la 1ra. autopsia) y del comisario Carlos Pascual Guaragna, acusados de "falso testimonio y falsificación de documento público".

El juez rosarino Jorge Eldo Juárez había remitido todas las actuaciones a Marchetti, pidiendo la unificación de las causas.

Los acusados (Luis Abelardo Patti, Rodolfo Diéguez y Juan Amadeo Spataro) quedaron detenidos en la unidad carcelaria Nº 3 del Servicio Penitenciario Provincial, en San Nicolás.

Pero el 4 de noviembre de 1983, la Cámara 2da. de Apelaciones de esa ciudad confirmó el sobreseimiento provisorio.

Los 3 policías quedaron en libertad. El tribunal consignó en su fallo que "los testigos fueron modificando sus dichos originales" .

En forma paralela, un grupo de abogados de diferentes corrientes políticas conformaron una Comisión Investigadora que se ocupó del caso.

Participaron de ella, entre otros, Marcelo Parrilli, Nilda Garré y Augusto Conte.

Esa Comisión presentó, a fines de mayo de 1983, ante los Juzgados intervinientes, una nota anónima con una descripción de los hechos, donde se revelaba que "el propio sargento Dieguez habría comentado a sus compañeros de Zárate que Patti fusiló a Cambiaso y Pereyra Rossi por la espalda, a pesar de que en ningún momento habían ofrecido resistencia".

Además, el anónimo sostenía que "para este hecho eligieron a Patti por sus antecedentes criminales, su sangre fría y su cinismo, y porque siempre se jacta de que no habla ni pasándole la picana".

La nota relataba que ya secuestrados, los dirigentes fueron "trasladados a un galpón donde, tras grandes forcejeos, son reducidos y se les inyectan somníferos" , para después asesinarlos.

"El oficial principal y el cabo Spataro bajan del patrullero que conducía el sargento Diéguez y descargan sus escopetas por atrás sobre los cuerpos inermes (y anestesiados) de los secuestrados" , afirmaba la carta, para seguir contando que luego "son colocadas en manos de los muertos las armas calibre 38 y 9, y las hacen disparar, para demostrar en el posterior peritaje que los muertos habían participado activamente de un tiroteo".

El documento denunciaba que la autopsia a los cadáveres fue realizada "por médicos amigos" que la hicieron "de cualquier forma", y descubría también la feroz interna policial, y las relaciones entre las distintas fuerzas y servicios de inteligencia.

Cuenta Olivares que "una de las últimas presentaciones que hicimos en la causa fue por una información, que edita el diario La Capital, de archivos desclasificados de la embajada norteamericana. Allí aparece información sobre el caso Cambiaso, entonces le pedimos al fiscal que informara".

En el año 2002, el Departamento de Estado estadounidense desclasificó sus archivos relacionados con la represión ilegal en Argentina entre 1975 y 1983.

En relación con el asesinato de Cambiaso y Pereyra Rossi, se encontró un telegrama de la embajada norteamericana donde aparece el apellido ’Pati’ (con 1 t), sindicado como uno de los responsables de la operación de mayo de 1983 en Rosario.

"Existe la amplia presunción de que lo que parece haber sido una ejecución no habría ocurrido si no hubiesen existido órdenes de la cúpula militar" , sostiene uno de los documentos de la embajada estadounidense en Buenos Aires.





Página Principal | Mapa del Sitio | RSS | Resumen | Búsqueda | Contactanos | Espacio Redactores | Volver arriba
© 2004 Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh', Todos los derechos reservados. Legal.