CAMAÑA RAQUEL (1883 - 1915)

Nuestros consagrados diarios podrían mostrar listas de divulgación de mujeres que dedicaron su vida íntegra a la tarea de armar un periódico o diario, donde pudieron lucir su estilo o razonamiento erudito.


El arte de confeccionar un periódico y en el que han descollado muchas de nuestras mujeres intelectuales, está afirmado en una larga teoría que de pequeños esfuerzos, que van desde la ratificación de una fecha o la inicial de un nombre de persona hasta la redacción de informaciones de Aduana, Bolsa de Comercio,  industrias, asuntos internacionales o tópicos del medio, se estructura el todo verdaderamente expuesto en un diario.


Sarmiento fue un "adelantado" al traer cuarenta y una profesoras norteamericanas para enseñar en el departamento básico de las Escuelas Normales. La mayoría de ellas, no regresaron a su país de origen; aquí quedaron, solteras o casadas, cumpliendo hasta el último momento de sus vidas el deber que se habían impuesto: "Enseñar para aprender a enseñar".


Una de estas misioneras de la educación, Miss Mary O´Graham formó a Raquel Camaña a su imagen y semejanza, con pujanza varonil y línea recta de conducta.


La acción de Miss Mary O´Graham quedó incorporada a la vida activa del país en miles de niñas que ella protegió, educó e instruyó, con un sentimiento profundamente argentino.


Raquel Camaña nació  en Buenos Aires, el 30 de setiembre de 1883, casi al tiempo de llegada  a Argentina de quién sería su formadora.


Estudió en la Escuela Normal de La Plata y en el Instituto de Lenguas Vivas de la Capital, donde pudo desarrollar todas sus innatas  potencialidades.

 


En su corta vida produjo como si alcanzara el jubileo, y junto a su maestra viajó a Europa para concurrir al Congreso de Higiene Escolar, presentando planes de trabajo con visión de futuro, llegándose a elogiarla con la aseveración de que ninguna  otra mujer sentía más como mujer que Raquel Camaña.


Sus andanzas, sus experiencias en la tribuna y en la cátedra, sus ensayos, sus lecturas copiosas, se reflejaban en sus escritos, algunos de los cuales se recopilaron por iniciativa de José Ingenieros para editarlos en dos volúmenes de su biblioteca.


 Raquel Camaña como Miss Mary vivió educando y defendiendo el valor de la mujer.


Decía: "Es artificioso cualquier sistema de enseñanza, fuera del toque maternal y no podrá discutirse sensatamente que la mujer enseña, y educa desde el primer día de vida."
Falleció a los treinta y dos años, el 21 de octubre de 1915 en su ciudad natal.

 

Bibliografía:
González Arrili. "Raquel Camaña" en Historia de la Argentina según las biografía de sus hombres y mujeres".  Editorial Nobis.  Buenos Aires.

Camaña. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S desde Baigorria a Salvador Zaino.
Se le impuso ese nombre por D. 4672 del año 1977.
Recuerda  a Raquel Camaña como Miss Mary, vivió educando y defendiendo el valor de la mujer.