CALLAO

 

CALLAO – Mejor expresado EL CALLAO

Al tiempo de estallar la guerra de la Independencia, el virreinato del Perú ocupaba un vastísimo espacio en el promedio de la América meridional que se extendía desde los 25° al sur del Ecuador hasta tocar las fronteras del Brasil entre el Pacífico y los Andes.

Callao es una ciudad portuaria ubicada en la provincia constitucional del Callao la cual se ubica en el centro-oeste del Perú y a su vez en la costa central del litoral peruano y en la zona central occidental de América del Sur.

Estando a orillas del océano Pacífico se desarrolla al oeste de la provincia de Lima y a 15 kilómetros del Centro Histórico de Lima, ciudad con la cual se encuentra conurbada.

La mayor parte de su territorio se extiende en una amplia bahía protegida por las islas San Lorenzo, El Frontón, Cavinzas y el islote Redondo, al sur de la desembocadura del río Rímac, pero también alcanza la parte más norteña de la bahía de Lima. Ambas bahías están separadas por una península conocida como La Punta.

Su extensión es de 148,57 km², incluidos 17,63 km² insulares.


Desde la época virreinal, el puerto del Callao ha sido el mayor puerto marítimo, el más importante del Perú y uno de los más importantes de América.7 Hoy en día posee en su circunscripción el principal puerto del país y el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, por lo que se constituye en la principal puerta de entrada al Perú.


Se desconoce la fecha exacta de fundación de la ciudad del Callao. Sin embargo, ya en los primeros mapas del Perú aparece esta ciudad portuaria. En el mapa de 1635 del cartógrafo Guiljelmus Blaeuw (1571-1638), se le consigna como “V. Del Callao” (Villa del Callao), así como Lima, figura como “V. Lima” o “Los Reyes”. Por la cercanía a la capital peruana, durante el Virreinato del Perú fue coloquialmente conocido como el Puerto de Lima o el Callao de Lima. Según el cronista indígena Felipe Guamán Poma de Ayala, ya desde esa época era El Callao el puerto principal, no sólo del Perú, sino de toda la costa occidental de Hispanoamérica.


Época Virreinal


El Callao había sido poblado por españoles en 1535, cuando en enero de ese año desembarcaron en el puerto, los navíos que el conquistador Pedro de Alvarado vendió a Pizarro y Almagro. El 6 de marzo de 1537 el español Diego Ruiz obtuvo licencia para inaugurar un tambo en el puerto de Lima.18 En 1555 se inicia la construcción del primer barrio español, al año siguiente el virrey Andrés Hurtado de Mendoza nombra como primer alcalde del puerto a don Francisco López. El cabildo de Lima lo reconoce entregándole la vara de la justicia, signo de su autoridad municipal.


Sin embargo, la primera autoridad edilicia del puerto fue Cristóbal Garzón, quien fue “Alguacil de Puerto” habiendo sido nombrado por el “Alguacil mayor de Lima” don Juan Astudillo Montenegro.


Debido a su calidad como puerto principal de las colonias, era blanco permanente de ataques de piratas y corsarios, como muestra de ellos se sabe que en 1579, el corsario inglés Francis Drake atacó violentamente el puerto, y en1624 hace lo propio el corsario holandés Jacobo Clerck apodado L’Hermite. Ante esta situación, el gobierno de la metrópoli ordenó que se construyeran murallas de defensa de la ciudad, las que fueron levantadas entre los años 1634 y 1647.


Estas instalaciones defensivas tuvieron su punto culminante cuando en octubre de 1747, iniciándose la construcción de la Fortaleza del Real Felipe, cuya primera etapa se terminó en el año 1773.

Plano que ilustra el Puerto del Callao (1744).

Mapa Histórico (1888).

LA VILLA DE CALLAV, puerto de los Reys de Lima (Nueva Corónica y Buen Gobierno de Guamán Poma, 1615)
Recién en el año 1671 el puerto de El Callao de Lima fue elevado a la categoría de ciudad.

Se desconoce la fecha exacta de fundación de la ciudad del Callao. Sin embargo, ya en los primeros mapas del Perú aparece esta ciudad portuaria. En el mapa de 1635 del cartógrafo Guiljelmus Blaeuw (1571-1638), se le consigna como “V. Del Callao” (Villa del Callao), así como Lima, figura como “V. Lima” o “Los Reyes”. Por la cercanía a la capital peruana, durante el Virreinato del Perú fue coloquialmente conocido como el Puerto de Lima o el Callao de Lima. Según el cronista indígena Felipe Guamán Poma de Ayala, ya desde esa época era El Callao el puerto principal, no sólo del Perú, sino de toda la costa occidental de Hispanoamérica.

Época Virreinal


El Callao había sido poblado por españoles en 1535, cuando en enero de ese año desembarcaron en el puerto, los navíos que el conquistador Pedro de Alvarado vendió a Pizarro y Almagro. El 6 de marzo de 1537 el español Diego Ruiz obtuvo licencia para inaugurar un tambo en el puerto de Lima.

En 1555 se inicia la construcción del primer barrio español, al año siguiente el virrey Andrés Hurtado de Mendoza nombra como primer alcalde del puerto a don Francisco López. El cabildo de Lima lo reconoce entregándole la vara de la justicia, signo de su autoridad municipal.

Sin embargo, la primera autoridad edilicia del puerto fue Cristóbal Garzón, quien fue “Alguacil de Puerto” habiendo sido nombrado por el “Alguacil mayor de Lima” don Juan Astudillo Montenegro.

Debido a su calidad como puerto principal de las colonias, era blanco permanente de ataques de piratas y corsarios, como muestra de ellos se sabe que en 1579, el corsario inglés Francis Drake atacó violentamente el puerto, y en 1624 hizo lo propio el corsario holandés Jacobo Clerck apodado L’Hermite.

Ante esta situación, el gobierno de la metrópoli ordenó que se construyeran murallas de defensa de la ciudad, las que fueron levantadas entre los años 1634 y 1647. Estas instalaciones defensivas tuvieron su punto culminante cuando en octubre de 1747, se inicia la construcción de la Fortaleza del Real Felipe, cuya primera etapa se terminó en el año 1773.

Puerto inexpugnable y ciudad amurallada con su acrópolis o bastilla donde la raza blanca europea vivía con todos los atributos de una corte mientras los criollos, mestizos, mulatos y negros libertos no gozaban de los mismos privilegios.

En los momentos que en 1810 comenzó la emancipación de los países sudamericanos, la cabeza del virreinato del Perú era el general español, don José de Abascal, dotado de notable talento político y militar.

En tres oportunidades las naves patriotas de la Argentina y de Chile penetraron en la bahía del Callao para desafiar el fuego de sus terribles baterías.

En enero de 1816 el almirante Guillermo Brown, después de enarbolar la bandera argentina, trabó en combate en un acto de arrojo legendario.

En 1819 y 1820 el almirante Lord Tomás Alejandro Cochrane, con la enseña de Chile entró en la bahía y disparó andanadas sobre los castillos.

Un año más tarde, el general San Martín lograba la rendición de la fortaleza del Callao.

 

Sin embargo recién se logró la capitulación definitiva el 9 de diciembre de 1814, después de la batalla de Ayacucho, cuando el general Antonio de Sucre logró vencer al ejército del virrey de la Serna.

Desde ese momento la América era libre y todas las divisiones españolas fueron obligadas a deponer las armas.

 

Bibliografía:
Uriburu, Dámaso: “Memorias”. Biblioteca de Mayo. Tomo I. Buenos Aires .1960.
Mitre, Bartolomé: “Historia de San Martín y de la Emancipación sud - americana”.
4ta.edición. Buenos Aires, 1890.

Callao. Calle. Topografía:
Corre de N. a S. desde 100 Bis –1600-2600-6100, a la altura de Salta 2600; Av. Pellegrini 2600; Av. Córdoba 200 y Arijón2600.
Lleva ese nombre desde su apertura y se lo oficializó por Ord. 3 del año 1905.
Recuerda a la fortaleza del Callao, en el Perú, escenario de sucesos históricos durante la lucha por la libertad de ese país.