CALDERÓN LUIS

En aquel momento memorable , en que a la "Ilustre y Fiel Villa del Rosario" se la declaraba ciudad (3 de agosto de 1852 )la población contaba tan sólo con dos escuelas fiscales , una para varones y otra para mujeres, con un único maestro en cada una.

Así en la década 1851 - 1860, mientras la ciudad triplicaba sus habitantes, el servicio público escolar permanecía estacionario.

El historiador Juan Jorge Gschwind investigó sobre las escuelas particulares establecidas en el período 1855 – 1882. En un meritorio trabajo dirigido a revelar cuanto debe la ciudad de Rosario, en materia de educación, a las escuelas particulares, expresa:

"En el siglo pasado. sobre todo a partir de 1853 en adelante, fueron muchas las personas que dedicaron sus esfuerzos a estos problemas fundamentales de toda sociedad, como lo son la instrucción y educación de los niños. Si es cierto que en algunos casos el afán de lucro tomó a la enseñanza como un modus vivendi en otros casos encontramos personas responsables, que han hecho del magisterio un culto y una elevada función social" . Agrega: " La educación recién llegó a ser realmente eficiente con el arribo de maestros con títulos habilitantes obtenidos en sus provincias de origen o bien en sus países de origen."

Esto ocurrió con Luis Calderón profesor nacido en La Paz, Entre Ríos el 15 de mayo de 1868. Cursó estudios en la Escuela Normal de Paraná y en La Fraternidad de Concepción del Uruguay.

Radicado en Rosario en 1890 comenzó a desempeñarse como maestro, enseñando gratuitamente a niños de los suburbios y por la noche a obreros analfabetos.

También dirigió una escuela gratuita para obreros adultos, e impartió cátedras en el Colegio Nacional, en la Escuela Normal Provincial, en la Escuela Normal N°1de maestras, y en la Escuela Superior de Comercio.

Desde el cargo de inspector de Escuelas Provinciales del departamento Rosario realizó una activa campaña contra el analfabetismo, y su prédica fue. " El maestro jamás debe limitarse a los antiguos procedimientos de enseñanza sino tratar de aplicar todo lo nuevo que aparezca sobre educación."

Consiguió que el Poder Ejecutivo Provincial construyera el primer edificio escolar el que años más tarde el mismo Calderón transfirió a la Nación para sede de la Escuela Normal N°2.

Prudente y enérgico pudo volcar en la enseñanza su equilibrio interior, así organizó y dirigió el Instituto de Educación Sarmiento, con internado haciendo construir para el mismo un edificio en el barrio Saladillo, que luego pasó a la Municipalidad para establecer el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña.

La política no le fue ajena porque desempeñó distintas funciones, concejal entre 1910 y 1913, diputado provincial e intendente municipal interino de Rosario desde el 8 de junio al 3 julio de 1915. En ese breve período de tiempo cumplió una activa campaña contra el juego de quiniela.

En 1927 en La Plata publicó un folleto titulado "La historia de una deuda. Santa Fe versus Rosario." Donde expuso las consecuencias de la supeditación de Rosario a un gobierno de provincia alejado de la misma.

.

Bibliografía:

Mikielievich, Wladimir C. en su Diccionario de Rosario. Tomo III. (Inédito).

Gschwind, Juan Jorge: "Apuntes para la historia de las Escuelas particulares de Rosario", pág.7. Rosario. 1952.

 

Calderón. Calle. Topografía:

Corre de N. a S. desde 3600 al 4100 a la altura de Salvat 3300.

Se le impuso ese nombre por Decr. N° 4671 del año 1977.

Recuerda al profesor y político Luis Calderón de amplias actividades docentes en nuestra ciudad.