CACHEUTA (MENDOZA)

Las más importantes aguas con poderes curativos de Mendoza están en Puente del  Inca, Cacheuta.

La historia de Cacheuta y sus aguas curativas es muy antigua. Los primeros registros históricos aseguran que era tierra de los indios huarpes...


Una leyenda de la zona asegura que los indios huarpes se ocuparon de juntar en valor oro parte del rescate que, Pizarro demandó, cuando tomó prisionero al Inca Atahualpa.   

     
Cuando el Imperio Inca tomó posesión del territorio, se volvió común que los españoles  viajaran desde Cuzco para aprovechar las propiedades curativas del agua.​
Las llamaron “Baños de la Punta del río”.


En 1893 se construyeron las primeras piletas para baños y un hotel para el alojamiento.

 

Aguas termales en Cacheuta:
Se localizan en el departamento Luján de Cuyo, en una zona cordillerana, a unos 38 kilómetros de la ciudad de Mendoza y a  orillas del río Mendoza.


Con la llegada del Ferrocarril Trasandino a finales del siglo XIX, el turismo de la región recibió un importante impulso, y el viaje a las termas se volvió más común.


Desde la época de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) en adelante, Cacheuta vivió su momento de apogeo, cuando gente de la alta sociedad adoptaría al lugar como paraje predilecto.
Existen documentos que evidencian estancias de figuras como Julio A. Roca, Marcelo T. de Alvear y Adolfo Bioy Casares.


El 11 de enero de 1934, un gran aluvión arrasó con gran parte de las instalaciones del hotel de las termas. Esto significó una disminución importante de la actividad turística en la zona.


Si bien hubo intentos de reconstrucción por parte del Estado, el edificio se deterioró nuevamente y fue cerrado en la década del 70.


El hotel reabrió en 1986, pero con apenas una cuarta parte de su tamaño original.


Actualmente las termas continúan siendo un importante atractivo turístico, si bien no tan esplendoroso como en su apogeo.


Por su recorrido, el líquido con una temperatura de entre 35°C y 50°C. Contiene grandes cantidades de minerales de efectos terapéuticos.


Sus aguas son cálidas, tranquilas y transparentes y sueltan un firme olor mineral que el viento no alcanza a disipar.


Además de las fuentes termales, el lugar posee como característica una ionización negativa del aire, que contribuye a la relajación.


Las aguas termales del Sosneado escurren sin control hacia el río Atuel entre las altas cumbres fronterizas con Chile.


El Sosneado que en lengua indígena significa “donde primero se ve el sol” fue el mayor símbolo del termalismo cordillerano que se aquietó en 1950 con el auge de la farmacología, acota Rafael Morán en la edición de Clarín del 8 de noviembre de 1998.


Las aguas termales del Sosneado escurren sin control hacia el río Atuel entre las altas cumbres fronterizas con Chile. Son cálidas, tranquilas y transparentes  y sueltan un firme olor mineral que el viento no alcanza a disipar.


En nuestros días con el retorno de aquella atracción por las aguas sódicas, bicarbonatadas, sulfuradas o ferruginosas, las aguas de origen termal constituyen un imán poderoso.


En Mendoza hay una decena de surgentes a lo largo de 600 kilómetros, a los que se llega por distintos medios.


Los lugares famosos como Puente del Inca, Villavicencio, Cachueta, El Challao y los Molles hoy tienen acceso por rutas asfaltadas.

Los baños termales debajo del Puente del Inca estuvieron descuidados desde hace 33 años por el riesgo de avalanchas, cuando un alud sepultó el hotel muriendo varias personas.


Cacheuta en la actualidad es el centro termal más activo del Gran Mendoza. Un lugar ideal para quienes prefieren la lejanía del mundanal ruido.


Sus aguas son radioactivas, poco penetrantes y se promocionan como revitalizadoras de células y tejidos del hombre.


Bibliografía:
Diario Clarín en su edición del 8 de noviembre de 1998.
“Argentina 2001”. Enciclopedia Temática Estudiantil de  Nuestra Argentina, Editorial Clasa, primera edición julio de 1993.

Cacheuta. Pasaje . Topografía:
Corre de E. a O. Desde 1400 al 1499, a la altura de Corrientes 5900.
Carece de designación oficial.
Recuerda a las termas de Cacheuta, situadas en la provincia de Mendoza.