BUSANICHE JOSÉ LUIS (1892 -1959)

La provincia de Santa Fe  ha tenido la suerte de haber contado con muchos historiadores, gracias a los cuales podemos conocer nuestro pasado sino que a través  de  los años muchos de ellos han salvaguardado importantes  documentos como las  Memorias (verdaderos tratados descriptivos o colección de imágenes o retratos literarios) que fueron escritos con el impulso reflejo o  producto de una verdadera narración de hechos acontecidos. 


Busaniche es uno de nuestros historiadores santafesinos.


Nació en la ciudad de Santa Fe en el seno de una familia acomodada de raíces croatas (Busanic o Busanich), la cual aspiraba a que su hijo estudiase. 


Primero concurrió al Colegio de la Inmaculada Concepción (Jesuitas)   y posteriormente tras obtener su título de abogado en 1919, en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de Santa Fe, entonces provincial, convertida en Universidad Nacional del Litoral en 1919, ejerció el cargo de Subsecretario e Instrucción Pública durante la gobernación del radical antipersonalista Ricardo Aldao, graduado del mismo e influyente colegio jesuita.


Tras ese breve paso por la función pública provincial se volcó íntegramente a la investigación y docencia en el campo de la Historia.


En 1924 comenzó su carrera docente como profesor de francés en el colegio nacional de la Ciudad de Santa Fe. Luego de un breve paso por la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional del Litoral, fue designado profesor de Historia Argentina y Americana en el Instituto Nacional del Profesorado de Paraná, donde luego ocuparía también la cátedra de Historia del Arte.


En 1925 fue nombrado subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Economía. En tal carácter, se ocupó de la reforma del plan de estudios de las escuelas normales de la provincia. En ese mismo año, fue designado Defensor General, y tras la renuncia del cargo anterior, se lo nombró delegado del gobierno de Santa Fe, ante la Exposición Ibero Americana de Sevilla. Viajó por Portugal, España e Inglaterra.


Ocupó cargos importantes en la Administración Pública: fue profesor de historia argentina en la Facultad de Ciencias de la Educación, en Paraná, director de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional del Litoral, profesor de la materia en la Escuela Normal Superior de Paraná, y del Instituto Nacional del Profesorado de esa ciudad santafesina. 1813-1822 (1931).


En 1936 se hizo acreedor a un premio de la Comisión Nacional de Cultura por su libro El bloqueo francés de 1838 y la misión Cullen, que reeditó en 1945. Le siguió Estanislao López y el Federalismo del Litoral (1937); Estudio Preliminar a Representación Nacional de Santa Fe. 1828-1829. Actas y otros documentos (1938). Dio además a la imprenta: Lecturas de historia argentina; Relatos de contemporáneos 1827-1870 (1938) reeditada con el título Estampas del pasado. Lecturas de historia argentina (1959). Publicó también: Domingo Cullen (1940); San Martín visto por sus contemporáneos (1942); San Martín vivo (1950); Rosas visto por sus contemporáneos (1955); Bolívar visto por sus contemporáneos (1960).


En 1938 se trasladó a Buenos Aires, donde formó parte de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos. Allí publicó numerosos artículos en revistas importantes de la época tales como la 'Revista de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata, el Boletín de la Junta de Historia y Numismática, o el Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, dirigida en aquellos años por Emilio Ravignani.


Busaniche es uno de los exponentes más destacados de la corriente denominada Revisionismo histórico en Argentina.


De nuevo fue subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Fomento en su provincia y secretario de la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos (1938), bajo la presidencia del Dr. Ricardo Levene. Formó parte del cuerpo docente de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires como profesor adjunto de Historia Argentina y en el Colegio Nacional Buenos Aires.


Suficientes títulos acreditaban para que se incorporara en 1931, como miembro correspondiente por Santa Fe, a la Junta de Historia y Numismática Americana donde pronunció una conferencia sobre Formación histórica del Pacto Federal. Política Interprovincial. 1829-1831. Renunció a ese cargo en 1941.


Fue conocedor de los grandes historiadores europeos, desde Carlyle a Taine, manejaba a Gvoch, Aulard, Bainville, Fustel de Coulanges, Menéndez y Pelayo, Unamuno y Gabriel Hanotaur, entre otros.


Dejó una abundante bibliografía relacionada con el pasado argentino desde el punto de vista político, militar y diplomático.


Sus obras son: Santa Fe y el Uruguay desde la Revolución de Mayo hasta la constitución de la República Oriental (1930); Noticia preliminar y notas suyas al Diario de don Manuel Ignacio Diez de Andino. Crónica


Atraído por la literatura de viajeros extranjeros en la Argentina efectuó numerosas traducciones como la de Lina Beck Bernard, William Mac Cann, Arséne Isabelle, William Yates, Thomas J. Page, J. A. B. Beaumont, Alejandro Caldeleugh, Juan Parish Robertson y su hermano Guillermo, Martín de Moussy, Xavier Marmier, Jean Adam Graaner, Thomas Woodsine, Hinchtiliff y Lauchlan Bellingham, a las que le puso prólogo y realizó anotaciones a los mismos.


Fue relator del II Congreso Internacional de Historia Americana (1937), y vocal del Congreso Regional de Historia Sanmartiniana, organizado por la Universidad Nacional de Buenos Aires (1949).


Colaboró en “Humanidades” de La Plata, “Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas”, “Boletín de la Comisión de Museos, Monumentos y Lugares Históricos”; “Verbum”; “Boletín de la Junta de Historia y Numismática Americana”, diarios “El Litoral”, de Santa Fe y “La Nación”, de Buenos Aires.


Fue dueño de una importante, selecta y rica biblioteca.


Falleció en Olivos (Prov. de Buenos Aires), el 18 de mayo de 1959. Estaba casado con Susana Barrier.


“Poseía –dice Rafael Alberto Arrieta- una cultura muy extensa y una sensibilidad muy afinada. El permanente estudio no lo alejaba de la historia de las literaturas europeas”. Un libro póstumo Bolívar visto por sus contemporáneos, fue editado en México.

 

 

Bibliografía:
Cutolo, Vicente Osvaldo – Novísimo Diccionario Biográfico Argentino – Ed. Elche, Buenos Aires (2004).    

 

NOTA INTERESANTE PARA NOSOTROS COTERRÁNEOS DE NUESTRO BIOGRAFIADO:
El historiador y sociólogo argentino José Luis Busaniche reunió en sus obras los testimonios de aquellos que  narraron o describieron como protagonistas o testigos presenciales, batallas y encuentros decisivos de la historia  de su provincia, tales como:


Estanislao López y el federalismo del Litoral (1927)


Representación Nacional en Santa Fe: actas y otros documentos (1928)


Misión Amenábar-Oro a las provincias del Interior en 1829 (1929)


Rosas en la historia de Santa Fe (1929)


Santa Fe y el Uruguay (1930)


Formación histórica del Pacto Federal (1931)


Diario de don Manuel Diez de Andino (1932)


El bloqueo francés de 1838 y la misión Cullen : federalismo y rosismo (1934, reeditado y ampliado en 1945)


Nuevas comprobaciones sobre la Misión Cullen (1936)


Lecturas de Historia Argentina. Relatos de Contemporáneos, 1527-1870. (1938) Reeditado en 1959 bajo el título de Estampas del Pasado.


Domingo Cullen (1939).

 

Topografía:
El Honorable Concejo de Liberante de Rosario aún no ha emitido un decreto u ordenanza que recuerde la eximia labor de nuestro historiador santafesino José Luis Busaniche.