BRAVARD AUGUSTO

Miércoles 20 de marzo de 1861... a las 20 y 45 de la noche se anunciaba en la ciudad de Mendoza un terremoto por un trueno cuyo estampido sería el precursor del sacudimiento de la tierra. Fue tan violento con una contracción tan rápida, que en ese movimiento quedarían derribadas todas las construcciones sin excepción alguna. Seguía temblando el pueblo mientras cundía el horror por la acción del fuego, el aterrante grito de los animales mezclados con los ayes, lamentos y gemidos de la gente.
El sabio Bravard que había predecido el terremoto basado en irregularidads barométricas lo sorprendió la muerte desapareciendo entre los escombros.
Bravard había nacido en Auvergne Francia a principios del siglo XIX, donde realizó estudios superiores.
Obtenido el título de ingeniero dedicóse a la explotación de minas de plomo hallando en sus trabajos restos fósiles, con los que llegó a formar una importante colección vendida luego al Museo de Londres.
Se trasladó a Buenos Aires en 1853 donde publicó obras de importante valor paleontológico. Le fue ofrecida la dirección del Museo Público. Sus estudios arqueológicos se limitaron primero al territorio bonaerense, en terrenos próximos a la Boca del Riachuelo y adyacente a la Recoleta Pasó después a Entre Río y Mendoza, donde pensaba instalarse cuando fue comisionado para el estudio de unos terrenos auríferos en Córdoba.
Llegado a Mendoza le sorprendió la muerte cuando cruzando la sierra, sintió junto a otros el derrumbe de gigantescos moles de peñascos después de una detonación violenta y un estremecimiento general sepultándolos el día 20 de marzo.
Aunque la descripción de la catástrofe no pertenece a la historia de Rosario es importante destacar la relación del doctor Melitón González del Solar, médico enviado por el gobierno de Paraná para prestar auxilios de su ministerio en Mendoza.
El Dr. González del Solar en su correspondencia al periódico rosarino “La Confederación" redactada en aquella ciudad en abril de 1861, exponía la teoría de Bravard sobre las causas eléctricas en oposición a la de Forbes que le asignaría un origen volcánico al fenómeno que sepultaría a Mendoza. Con respecto a las observaciones magnéticas de Bravard en Uspallata son de valioso reconocimiento el trabajo “Relación histórica de Mendoza” del Dr. Eusebio Blanco 1875 y “Apunte del terremoto de Mendoza” del Dr. Wenceslao Días publicado en Chile en 1907.
Fue Bravard de una inteligencia singular y de una profunda acción prestando a nuestro país verdaderos aportes de su paciente labor investigadora.
.

Bibliografía
Vázquez Aníbal “Dos siglos de vida entrerriana” Paraná, 1950
Piccirilli R., Romay F., Granelo L. Diccionario histórico argentino Tomo I Bs.As.

Bravard Augusto Pasaje Topografía
Corre de N a S desde el 4300 al 4500 desde la calle Coulin a la Avda. Uriburu y entre las calles O. Lagos y Ricchieri.
Se le impuso el nombre por Decreto N 24606 del 2 de marzo de 1960
Recuerda al paleontólogo francés Augusto Bravard que desde 1853 realizó en la república importantes estudios en su área falleciendo en Mendoza el 20 de marzo de 1861, víctima del terremoto que había anunciado.