BRANDAZZA ÁNGEL ENRIQUE (1949-1972)

Ángel “Tacuarita” fue el primer desaparecido de la era contemporánea.
Su secuestro y posterior asesinato, a fines de noviembre de 1972, durante el gobierno del General Alejandro Agustín Lanusse fue el preludio y muerte tanto miles de otros argentinos. Este hecho fue anterior a la muerte de muchos militantes en 1976.


Ángel Enrique Brandazza nació en Blaquier, provincia de Buenos Aires en 1949, radicándose desde muy joven con su familia en Venado Tuerto.
De raigambre católica, realizó estudios en colegios religiosos de su ciudad, trasladándose después a Rosario para seguir Ciencias Económicas.


Dice de “Tacuarita” el periodista Mauro Camillato: “Era tímido e introvertido, pero muy alegre y solidario. Le decían tacuarita por su menuda contextura física, la cual manejaba cono un verdadero artista de circo.
“Caminaba con las manos casi como con los pies nos recordó su hermano Rubén.


Además eras muy hábil y creativo con sus manos (esto le permitió abrir el baúl del auto cuando lo secuestraron), uno de su hobbies era realizar muñequitos con alambre y madera que luego regalaba).


Comenzó en Rosario a militar en grupos juveniles ligados al peronismo, actuando fundamentalmente en lugares donde se encontraban los menesterosos.


Entendía la militancia como un compromiso con los más necesitados. Lo explica muy bien su hermano Rubén: “Nosotros pretendíamos insertarnos en la realidad, no quedarnos entre las paredes de la facultad, nos sentíamos bien siendo solidarios”.

El 28 de noviembre de 1972 fue secuestrado por un grupo de tareas del ejército que lo torturaron profundamente para luego asesinarlo.


La hipótesis más solida es que lo confundieron con un militante del ERP-PRT que había participado en la ejecución del General Juan Carlos Sánchez, acaecida tiempo antes.
Había que hacer tronar el escarmiento y Brandazza fue elegido por los sicarios de la dictadura para castigar a los que luchaban por un mundo mejor.
Nunca se encontró su cuerpo, llegando por esto  afirmar la CONADEP que fue el primer desaparecido.


“Tacuarita Brandazza, como afirman los que lo conocieron era un joven que entendía que el cristianismo y el peronismo debían ser un instrumento de liberación.

 

Bibliografía:
Battistoni Gustavo, en “Mujeres y hombres de mi Santa Fe”. pp 17.
La expuesta en el texto.


Brandazza. Calle. Topografía:
Corre de N-S con arranque en calle Fontezuelas y se extiende hasta calle Amenábar. Está ubicada en el interior de la manzana 44 de la sección Catastral 11’ (Barrio Latinoamérica). Se la encuentra a la altura de Callao 2700; Amenabar 2600.
Se le impuso ese nombre por O. 7572 del año 2003.


Recuerda a Ángel Enrique Brandazza (1949-1972): estudiante militante en la Unión de Estudiantes del Litoral, (agrupación universitaria peronista) secuestrado, torturado y desaparecido en 1972. “Tacuarita” era reconocido entre sus pares de militancia por su fuerte trabajo solidario en los barrios marginales de Rosario. Según el informe de la CONADEP, es considerado el primer desaparecido en Argentina.