BLANCO ENCALADA MANUEL (1790 - 1876)

Cuando se pensó en la necesidad y en la urgencia de contar con barcos armados que capturasen los los buques realistas, Blanco Encalada sería uno de los forjadores de la Armada de Chile, cooperador incansable del Director Supremo Bernardo O'Higgins en la creación de la Primera Escuadra Nacional y de la Escuela Naval y Jefe de la referida Primera Escuadra., primer Presidente de la República, personaje de gran significación en la gesta emancipadora.

Quien sería un gran hombre de mar nació en Buenos Aires el 21 de abril de 1790. Sus padres, ambos de noble estirpe, fueron el oidor don Manuel Lorenzo Blanco Cicerón, de nacionalidad española, y doña Mercedes Calvo de Encalada y Recabarren, de nacionalidad chilena.

Enfrentado a la disyuntiva de escoger su propia patria, Blanco Encalada no titubeó ni un instante en escoger la tierra de su madre, es decir a Chile como su tierra, a la que sirvió como el más amante de sus hijos.

Al cumplir 12 años su madre decide darle una educación esmerada y lo envía a España. En 1807 ya estaba incorporado a la Marina Española como Alférez; al año siguiente logró ser destinado al Apostadero Naval de El Callao.

Poco después estallaba el movimiento emancipador en El Plata y luego en Chile, mostrando Blanco, desde un primer momento, predisposición en favor del citado proceso.

En 1813 tomó el camino de Chile, llegando a Santiago cuando acababa de recibirse la noticia del desembarco del Brigadier Antonio Pareja en Talcahuano. De inmediato se incorporó al ejército patriota.

El General José Miguel Carrera Verdugo, lo destinó al arma de artillería y a la construcción y reparación de cañones y armamentos, organizando Blanco la primera maestranza y taller de armas que tuvo el país.

Después de la Batalla de Maipú 5 de abril de 1818 fue nombrado Teniente Coronel efectivo de su arma. Pero Maipú no significó la solución definitiva de la independencia. O'Higgins y su ministro Zenteno se preocupaban de preparar una Escuadra, fundamental para obtener el dominio del mar y a través de éste asegurar dicha independencia.

Verdadero milagro logrado por O'Higgins, junto a colaboradores como Blanco Encalada, al hallar en forma prodigiosa el dinero necesario ( logrado a través de rápidos empréstitos) para armar buques destinados a una incierta empresa emancipadora .

El 28 de junio de 1818, con el grado de Capitán de Marina de Primera Clase, se lo nombró o Comandante General interino del Departamento de Marina, con sede en Valparaíso, encargándose también de la organización de una Academia de Guardimarinas para formar oficiales y el reclutamiento de marineros extranjeros, en particular ingleses y norteamericanos.

Más tarde el Gobierno le entregó el mando de toda la Escuadra. En tales circunstancias recibió lo que sería su bautizo de fuego, la captura de la fragata "Reina María Isabel".

No obstante haber sido el fundador de la Escuadra, del éxito de la acción naval antes referida, en un gesto que lo ennoblece, Blanco consintió en ser el segundo del célebre Almirante Lord Thomas Alexander Cochrane, que el 28 de noviembre de 1818 llegara a Valparaíso.
Por su propia solicitud Blanco fue trasladado al ejército el 7 de junio de 1820, asumiendo como Jefe interino del Estado Mayor y Comandante General de Armas de Santiago.

Además el 7 de septiembre del mismo año, el Senado le confiere el alto honor de darle la investidura de Mariscal de Campo.

La Campaña final de Blanco en la Guerra de la Independencia, fue su expedición para la Liberación de Chiloé, el último baluarte hispano en Chile. Allí, nuevamente al frente de la Escuadra, condujo las fuerzas del General Ramón Freire Serrano. , donde su arrojo se hizo leyenda y su temeridad ejemplar.

A su regreso de Chiloé, terminada la gestión de Freire como Director Supremo, el Congreso en julio de 1826 lo eligió "Presidente de la República", aunque muy pronto Blanco se alejaría de la política, porque sostenía que él estaba al servicio de la Nación y no de los partidos.

Años más tarde, con ocasión de la Guerra contra la Confederación Perú-boliviana, se nombró a Blanco, Comandante en Jefe del Ejército.

Su participación en la primera campaña del citado conflicto, le significó al retornar a Chile y ser sometido a un Consejo de Guerra, si bien éste le absolvió.
Blanco Encalada se retiró a partir de entonces a su vida privada. No obstante su avanzada edad, este viejo soldado de la Independencia ofreció sus servicios como marino al gobierno, cuando sobrevino la Guerra contra España.

El 5 de septiembre de 1876, con la tranquilidad del héroe, falleció el Vicealmirante Manuel Blanco Encalada, quien fuera insigne marino, militar, diplomático, primer Presidente de la República y Jefe de la Primera Escuadra Nacional.

Su nombre, fue y sigue siendo resumen de la historia de Chile.

 

Bibliografía:

Palacio de Gómez Guadalupe: Historia de los países americanos a través de las biografías de sus hombres y mujeres: Blanco Encalada,

- al igual que Brown para los argentinos - fue un verdadero héroe en la defensa de la emancipación de España.

 

Blanco Encalada . Pasaje. Topografía:

Corre de E. a O. desde Obligado - Cabrera_ Arlt entre Santiago y Rodríguez a la altura de 4800 . Se le impuso ese nombre por D. 4670 del año 1977.

Recuerda al Almirante chileno , un verdadero héroe nacional.